Publicado: 22.12.2015 12:29 |Actualizado: 22.12.2015 16:11

JxSí y CUP pactan un preacuerdo social pendiente de la decisión sobre la investidura de Artur Mas

El pacto incluye "un Govern de transición" con una presidencia coral, con los poderes repartidos entre cuatro personas, y un proceso soberanista con "seguridad jurídica"

Publicidad
Media: 2.17
Votos: 6
Comentarios:
El cabeza de lista de la CUP, Antonio Baños, pasa junto al candidato de Junts pel Sí y president en funciones, Artur Mas, tras su intervención en el debate de la segunda votación de investidura tras las elecciones del 27-S. REUTERS/Albert Gea

Antonio Baños pasa junto a Artur Mas en la sesión de investidura en el Parlament. /EP

BARCELONA.- Los grupos de JxSí y de la CUP en el Parlament han pactado un preacuerdo de investidura este martes, según han informado fuentes conocedoras de la negociación, con un plan de choque social. 

Los negociadores de Junts pel Sí y la CUP han cerrado una propuesta para "ensanchar la base social a favor de una república catalana" que incluye "un Govern de transición" con una presidencia coral -poderes repartidos entre cuatro personas- y un proceso soberanista con "seguridad jurídica".



En una conferencia de prensa en el Parlament, el diputado de Junts pel Sí, Raül Romeva, ha presentado "la propuesta de acuerdo", trabajada con la CUP en los últimos dos meses y que la CUP elevará a su Asamblea Nacional del próximo día 27 de septiembre para que la avale.

"El texto contiene propuestas sobre hoja de ruta, plan de choque, proceso constituyente, organización del gobierno y mecanismos de seguimiento", dijo el diputado de JxSí Raúl Romeva en la rueda de prensa en la que se anunció el preacuerdo. El plan de choque está dotado con 270 millones de euros y prevé centrarse en partidas como una renta de inserción, ayudas a la dependencia y la sanidad.

El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, consulta su 'smartphone' durante la reunión semanal del Govern. EFE/Toni Albir

Romeva ha recalcado que no hay cambio en cuanto al candidato a la presidencia de la Generalitat, que sigue siendo Artur Mas, y ha indicado que el documento también incluye un "proceso constituyente hacia una república catalana" que se debe hacer, ha dicho, con "seguridad jurídica", además de un plan de choque social contra pobreza y desahucios.

Las dos agrupaciones, que llevan desde el 27 de septiembre intentando alcanzar un acuerdo de investidura mientras el gobierno de la región opera en funciones, tenían de plazo hasta el mismo martes para culminar la negociación tras no conseguir acordar un candidato de consenso; ; de no ser así, habría que convocar otras elecciones.

El preacuerdo no es sin embargo definitivo, ya que deberá ser sometido al visto bueno de los militantes de la CUP en la asamblea prevista para el domingo.

La cita de los militantes de la CUP, integrada entre otros por militantes antisistema, se produce tras unas elecciones generales en España que no han sido concluyentes, con difíciles opciones de gobernabilidad. Los resultados en la región, con notable pérdida de peso de los tradicionales PP y PSOE y con el partido antiausteridad Podemos como el más votado, pusieron de manifiesto la voluntad de independencia o del derecho a decidir de los catalanes y complican las ecuaciones de pactos para formar gobierno en el Congreso nacional ya que el proceso en Catalunya es una línea roja para muchos partidos en uno u otro sentido.

El cabeza de lista de Junts pel Si, Raúl Romeva, acompañado de varios de sus compañeros de formación, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en el Parlament, en la que ha anunciado un preacuerdo con la CUP. EFE/Toni Albir

El cabeza de lista de Junts pel Si, Raúl Romeva, acompañado de varios de sus compañeros de formación, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en el Parlament, en la que ha anunciado un preacuerdo con la CUP. EFE/Toni Albir

Esquerra Republicana, la formación catalana independentista integrada en Junts Pel Sí, obtuvo nueve escaños en el Congreso nacional (tres veces más que en 2011) mientras que Democràcia i Libertat (la marca electoral de Convergencia también incluida en JxSí) obtuvo 8 asientos.

La ANC pide que se forme Gobierno

En un comunicado aparte, la Asamblea Nacional Catalana (ANC) instó a las fuerzas a alcanzar un acuerdo para formar un gobierno "sólido y estable" en Catalunya. "Tras los resultados electorales del 20D -que dan a las formaciones explícitamente independentistas los mejores resultados alcanzados en unas elecciones españolas con 17 diputados, 16 senadores y más de 1.100.000 votos- la Asamblea Nacional Catalana pide a los partidos soberanistas unidad de acción en Madrid y la constitución de un gobierno sólido y estable en Cataluña para defender el mandato democrático surgido el 27S".

La ANC dice que la región no debe desaprovechar "la oportunidad histórica" que ofrecen las dos últimas elecciones.