Publicado: 20.01.2016 00:35 |Actualizado: 20.01.2016 16:11

'Kichi': "El régimen del bipartidismo está desplegando toda su artillería para hacer fracasar a Podemos"

José María González, alcalde de Cádiz, considera este municipio "el proyecto pionero y única ciudad puramente de Podemos". Asegura a 'Público' que su partido está haciendo exactamente lo que debe: "Proponer y trabajar", frente a un PSOE "lleno de intrigas palaciegas" y lastrado por la falta de liderazgo de Pedro Sánchez, lo que ha permitido "presentar a Susana Díaz como guardiana de las esencias del socialismo".

Publicidad
Media: 4.31
Votos: 16
Comentarios:
El alcalde de Cádiz, José María González, 'Kichi', en la redacción de 'Público'.

El alcalde de Cádiz, José María González, 'Kichi', en la redacción de 'Público'.

MADRID.- Ni contempla tener un futuro político más allá de las puertas de Cádiz ni quiere renunciar de por vida a su trabajo como profesor de historia. Hace algo menos de un año tocó encontrar a alguien que quisiera "partirse la cara" por sus sus vecinos para traer el cambio político a la ciudad, y Kichi, el "militante", no dudó en dar un paso al frente.

José María González (Róterdam, 1975) llegó a Cádiz cuando apenas pasaba de los cuatro años. Treinta y séis años después se convertiría en alcalde de la ciudad como líder de Por Cádiz sí se puede, candidatura en la que se integró Podemos en las elecciones municipales de mayo de 2015 y que hoy gobierna en minoría. Este escenario no podía antojarse como algo más que un sueño hace poco más de dos años, cuando nació la formación en la que milita y por la que se ha vestido de político para desempeñar este rol, no como cuando tenía tiempo para cantarles verdades aprovechando el carnaval. Hoy, la vara de mando que tendió simbólicamente a los gaditanos nada más ser investido le obliga a pasar largas jornadas negociando con las fuerzas de la oposición, los mismos partidos a los que hace unos años criticaba y exigía responsabilidades desde la calle. Y no parece haber perdido un ápice de su simpatía a pesar de este cambio de papel.

José María González atiende las preguntas de Público con la cercanía que transmite en cada una de sus intervenciones en cualquier medio de comunicación, y con la promesa de que su partido seguirá aguantando todos los ataques políticos y mediáticos que les lancen, independientemente de su crudeza. "Hay un interés del régimen bipartidista en hacer fracasar el plan de Podemos; están desplegando toda la artillería posible para hacerlo fracasar, pero vamos resistiendo".

VÍDEO: "Para el bipartidismo, el proyecto de Podemos no puede hacerse realidad"

En esta línea, y cuestionado por la actitud que a su juicio debería tomar Podemos de cara a la formación de un posible gobierno alternativo con el PSOE evita mojarse -"Entenderás que me centre casi exclusivamente en los problemas de los gaditanos"- pero defiende la gestión del partido: "Lo que tiene que hacer Podemos es lo que está haciendo, proponer y trabajar. Nos han elegido para eso, para colocarnos en las instituciones y que representemos a los ciudadanos, para que dejemos de hablar de intrigas palaciegas".

VÍDEO: "La jugada de Díaz no ha terminado de fraguar"

Donde sitúa algunas de estas "intrigas palaciegas" es en la calle Ferraz, en la sede del Partido Socialista. Una formación en la que "la falta de liderazgo de Pedro Sánchez ha sido aprovechada por otras familias del PSOE para intentar generar un recambio y presentar a Susana Díaz como la guardiana de las esencias del socialismo". No obstante, cree que este plan "no ha terminado de fraguar", y que Díaz debería estar centrada en "los nueve millones de andaluces" a los que se debe como presidenta de la Junta, en lugar de presentar "los avales para subir de Despeñaperros para arriba", como entiende que hizo implícitamente hace apenas unos días.

"El referéndum catalán no es el único elemento: lo prioritario es el blindaje de los derechos sociales"

En lo que respecta a Podemos, asegura que no se puede decir que no está "por el diálogo y por el encuentro", porque estos forman parte de su ADN. Defiende esa predisposición a pesar de que el PSOE les acusa de dibujar líneas rojas que imposibilitan el entendimiento, entre ellas la celebración de un referéndum de autodeterminación en Catalunya. "No es el único elemento. Lo verdaderamente prioritario es el blindaje de los derechos sociales o la separación del poder judicial del político, pero de eso no quieren hablar ni el PP ni el PSOE".

VÍDEO: "Nos han elegido para llegar a las instituciones, no para intrigas palaciegas"

Desde Cádiz, defiende el derecho a decidir "porque no puede ser de otra manera", y asegura que aunque los gaditanos no manifiesten "un sentimiento nacional andaluz", sí pueden entender el discurso de su partido a favor de la autodeterminación. "Vivimos en un país de países y creo que es conveniente y oportuno hablar de esa realidad".



VÍDEO: "Los alcaldes del cambio sabíamos que debíamos unirnos y trabajar juntos"

Los nuevos ayuntamientos, ejes del cambio

Otra de las piezas clave en el nuevo tablero político es precisamente la unión entre los alcaldes del cambio, "necesaria para conectarnos y empezar a trabajar en red, porque de forma aislada éramos más débiles". Madrid, Barcelona, Cádiz o A Coruña son sólo algunas de las ciudades que desde el pasado 24-M están en manos de los llamados alcaldes del cambio, y juntas suponen "un eje del cambio que es un actor importante en el panorama político". "A medida que desarrollemos esa red seremos más fuertes", insiste Kichi, que recuerda la presión política y mediática que estos ayuntamientos sufrieron desde el minuto cero. "No hemos tenido ni los 100 días de cortesía", apunta.

"Tenemos en común la transparencia frente a la opacidad y la oscuridad que antes eran ingredientes de otras administraciones"

El alcalde de Cádiz reconoce que la relación es especialmente "fluida" con los ediles de otros ayuntamientos del cambio como Ada Colau (Barcelona) o Pedro Santisteve (Zaragoza) -"hablamos muchísimo"-, y recuerda que su ciudad acogerá la próxima reunión de esta red municipalista, en el mes de febrero. Parte de su gabinete está trabajando en desarrollar estrategias y políticas concretas derivadas de esta relación, pero reconoce que trabajar de forma colaborativa retrasa esa tarea de concreción. "Estamos andando ese camino". "Compartimos un diagnóstico común con estas ciudades", afirma, aunque también tienen muchos puntos de encuentro en lo programático.

"Tenemos en común la transparencia frente a la opacidad y la oscuridad que antes eran ingredientes de otras administraciones, el aplicar procesos de transparencia que conviertan los muros de los ayuntamientos en paredes de cristal. "Lo estamos haciendo cada uno en nuestras ciudades. Igual lo abordamos con distintas actuaciones, pero en el fondo el objetivo es el mismo".

"Insatisfacción" por lo logrado: "Hemos venido para ser ambiciosos"

Teófila Martínez ganó las pasadas elecciones municipales en la ciudad, pero el apoyo de PSOE y Ganemos Cádiz (que incluía a IU y Equo) permitió al líder de Por Cádiz sí se puede hacerse con el bastón de mando que hasta entonces había custodiado el Partido Popular. "Nos encontramos un Ayuntamiento sobrevolado por un halo de oscuridad y opacidad en todos los sentidos. Veinte años de gestión del PP habían generado un Ayuntamiento que no velaba por los intereses de los ciudadanos, que no paraba de hacer políticas cosméticas, que ocultaba bajo una capa de maquillaje las necesidades de los gaditanos", recuerda Kichi.

"Veinte años de gestión del PP habían generado un Ayuntamiento que no velaba por los intereses de los ciudadanos, que no paraba de hacer políticas cosméticas"

Para "revertir" esta dinámica y "poner el Consistorio al servicio de la ciudad" han peleado por reducir la deuda municipal en 10,3 millones de euros, aplicando lo que considera mero "sentido común". "Hemos eliminado partidas millonarias que estaban dedicadas a la publicidad y al autobombo del Ayuntamiento de Cádiz", denuncia el nuevo alcalde, muy crítico con el "despilfarro" y la "ingeniería financiera fina" empleados para mantener en marcha la "máquina de autobombo del PP".

El edil se reunió por primera vez con Hacienda este lunes, y curiosamente su interlocutora fue Rosana Navarro Heras, secretaria general de Coordinación Autonómica y Local del Ministerio. Navarro disfrutó en 2015 de varias noches pagadas en un hotel de cuatro estrellas durante el carnaval de Cádiz con cargo a los presupuestos que entonces administraba la exalcaldesa del PP. "Igual las noches de hotel pagadas también han tenido algo que ver", afirma González, en referencia al brutal agujero en las cuentas de Cádiz, de más de 260 millones de euros.

VÍDEO: Noches de hotel pagadas con dinero público y despilfarro del PP

Frente a esto, el nuevo edil defiende la labor del Consistorio en sus primeros siete meses: el plan de continuidad alimentaria para niños en edad escolar puesto en marcha a las dos semanas de llegar al cargo, el bono social eléctrico que ya ha recibido el visto bueno del pleno y cuyos detalles aún tienen que cerrar o el protocolo antidesahucios puesto en marcha en colaboración con los juzgados. "En siete meses hemos parado más de 140 desahucios", presume.

La remunicipalización es otra de las bigas maestras de su proyecto, aunque debe abordarse de forma progresiva, recurriendo a informes jurídicos y económicos. Lo cierto es que en este sentido lo tienen más fácil en Cádiz que en otras alcaldías del cambio, ya que los contratos de privatización de servicios vencen en cuatro años. Hoy preparan la remunicipalización de "pequeños servicios" como la gestión de los socorristas en las playas, pero espera que también puedan celebrar otros "más importantes", como la recogida de residuos urbanos.

Por otra parte,  para luchar contra uno de los problemas históricos de la ciudad, el desempleo, Kichi resume tres líneas de actuación prioritarias: recuperar la actividad de los astilleros, apostar por las energías renovables (especialmente eólica y solar) y trabajar en el sector del turismo más allá del modelo de "sol y la playa", en una ciudad en la que la cultura vive una situación "accesoria", "sin una hoja de ruta a seguir".

VÍDEO: Cómo crear empleo en Cádiz

Sin embargo, también reconoce que un ayuntamiento "no puede resolver el problema de una tasa de paro del 40%", y por tanto debe "pelear para tejer alianzas con el Gobierno central o la mismísima Bruselas para recuperar la importancia de los astilleros". Ante esta realidad, y preguntado por si siente decepción al no haber sido capaz de tomar todas las medidas que hubiera deseado en estos meses el alcalde prefiere hablar de "insatisfacción": "En siete meses nos ha dado tiempo a hacer poco, más que decepción es insatisfacción. Hemos venido para ser ambiciosos, y el reto es revertir la caída libre de Cádiz".

Con esa meta, y con el fin de su mandato como horizonte, marca tres objetivos básicos para esta legislatura: "Elaborar un plan integral de la ciudad, remunicipalizar servicios y avanzar hacia la transición energética".

El proyecto pionero: "La única ciudad puramente de Podemos"

El papel que le toca jugar a Cádiz en el cambio político es importante: "Frente a la convicción tan centrista de nuestro país en las periferias se ha empezado a fraguar un cambio que va al mismo corazón de la política estatal". Y la Tacita de Plata es importante por ser "un ejemplo de gobierno de Podemos", el "proyecto pionero: la única ciudad puramente de Podemos en el Gobierno".

VÍDEO: El papel de las periferias en el cambio político

Promete volver a su puesto como profesor de historia dentro de ocho años, y asegura que su futuro político está en Cádiz: "Sólo me debo a mis vecinos"

Por eso, Kichi considera "un orgullo y un honor ser alcalde", aunque eche de menos su vida como profesor de instituto. Su compromiso ético con Podemos acota a ocho años -12 de forma excepcional- su periodo máximo en "primera línea" de la política. "Lo dejaré dentro de ocho años y volveré al instituto, tenlo por seguro. Lo echo de menos pero soy consciente del privilegio que supone ser alcalde".

En cualquier caso tiene claro que su futuro político "nunca se va a separar de Cádiz". "Sólo me debo a mis vecinos y vecinas, no voy a hacer carrera en política porque ya tengo carrera", promete, tajante.

Militante y activista desde que tiene uso de razón, afirma que dio este paso envalentonado por los movimientos políticos que sacudían el país: del 15-M a las mareas ciudadanas, pasando por las marchas de la dignidad. "Eso es lo que hecho, solamente militar. Es una concepción de vida militante".

"Nuestros vecinos saben que somos como ellos, que nos vamos a partir la cara y dejar la piel por ayudarles"

En este camino de militancia tiene claras cuáles han sido y cuáles seguirán siendo sus mejores armas, las señas de identidad que quiere mantener: la cercanía, la capacidad de escuchar y la voluntad de ayudar a sus vecinos. Los gaditanos suelen pararle por la calle, plantearle sus problemas y pedir que los escuche, aunque muchas veces no pueda darles soluciones a corto o medio plazo. "Me siento impotente a veces porque somos incapaces de momento de solucionar cosas como la falta de vivienda o de trabajo", afirma, aunque insiste en que él y quienes le han acompañado en su reconversión a la política son "tremendamente necesarios". "Nuestros vecinos saben que somos como ellos. No vivo en una urbanización de lujo, ni me muevo en coche privado ni cobro una pasta gansa al mes. Me muevo en el mismo barrio, con la misma gente, los vecinos lo saben y vienen con la cercanía de saber que eres como ellos, de que te vas a partir la cara y dejar la piel por ayudarles". 

VÍDEO: "Me siento impotente porque somos incapaces de solucionar algunas cosas"