Publicado: 05.02.2016 00:56 |Actualizado: 05.02.2016 07:00

"Pablo Casado acudió a Bárcenas a pedirle dinero para la campaña de Pizarro. Hoy dice que no lo conoce"

Marisa Gallero cuenta a 'Público' cómo ha desmenuzado la oscura estructura financiera del Partido Popular en su libro 'Bárcenas. La caja fuerte' (La Esfera de los Libros), pero además, la periodista se sumerge en la personalidad y la memoria de quien fue todopoderoso en el PP y guarda tanta información y miserias de sus dirigentes como años tiene el partido. Un libro obligatorio en plena crisis de los conservadores.

Publicidad
Media: 4.31
Votos: 13
Comentarios:
Bárcenas EFE

Luis Bárcenas, extesorero del PP. EFE

MADRID.- Marisa Gallero es, probablemente, la periodista que más sabe sobre Luis Bárcenas en estos momentos; y no sólo porque lo haya investigado -que también-, sino porque lo ha entrevistado y hablado con él en multitud de ocasiones desde que se conocieron las cuentas del extesorero del PP en Suiza y se publicaron en El País los llamados papeles de Bárcenas, el 31 de enero de 2013. Gallero acaba de publicar Bárcenas. La caja fuerte (La Esfera de los Libros) y, como mínimo, ya tiene en su currículum un libro obligatorio para conocer la estructura financiera del PP, que es lo mismo que decir un libro obligatorio para conocer la historia del Partido Popular y una parte decisiva de la historia de España.

La periodista sigue trabajando en el asunto nuclear de un libro que sería "infinito", según ella, pero al que ha puesto límite ahora con 489 páginas sin que le falte nada, más allá del juicio sobre el caso Bárcenas -sin fecha aún- y su desenlace, que le dará -seguro- para una segunda parte de esta obra completísima, con documentos obtenidos por la autora, fotografías del archivo personal de Bárcenas y un relato complejo y contrastado.​



"Obligaron a Bárcenas a aforarse como senador para ser tesorero y que no pudiera pasarle lo que a Naseiro, que estuvo cinco días en un calabozo sin saber por qué"

Antes de que se publique esta entrevista y en plena declaración judicial de Bárcenas sobre la destrucción de los discos duros del PP por parte presuntamente de alguien del PP (por orden de la secretaria general, Dolores de Cospedal, según el extesorero), Gallero recuerda cómo Bárcenas le trasladó su extrañeza por que "hubieran dado carpetazo a la investigación [sobre el borrado en la calle Génova de los discos duros de sus ordenadores] hasta por dos veces. Si en esos primeros meses de 2013, la maquinaria del Partido Popular en manos de Cospedal no hubiera ido contra él llamándole delincuente, despidiéndole sin avisar o destruyendo a martillazos los discos duros, ahora cree que la historia sería diferente y el PP no tendría un problema de credibilidad".

De todas formas, recoge Gallero en su libro y lo recuerda en su entrevista con Público, el enfrentamiento Cospedal-Bárcenas viene desde 2008, cuando la número dos de Mariano Rajoy en el PP accede a la Secretaría General y propone el nombre de la actual tesorera, Carmen Navarro (también imputada), para sustituir a Álvaro Lapuerta al frente de las finanzas del partido. Sin embargo, el presidente del PP opta por Bárcenas, un hombre de su confianza y no de la de Cospedal, lo cual, según aquél, supone una desautorización a la expresidenta de Castilla-La Mancha en toda regla. Comienzan entonces los esfuerzos de la hoy diputada por Toledo para echar a Bárcenas del PP.

Marisa Gallero EFE

La periodista Marisa Gallero, autora de 'Bárcenas. La caja fuerte' (La Esfera de los Libros). EFE

"Pero Bárcenas no se considera un político", explica Gallero, aunque tuvo que serlo en forma de senador por Cantabria. “Una de las condiciones que le impuso Lapuerta para poder ser tesorero fue estar aforado” y el caso [Rosendo] Naseiro (el anterior tesorero del PP, también imputado) tuvo mucho que ver en esto. Obligaron a Bárcenas a aforarse "para que no pudiera pasarle lo mismo que a Naseiro, que estuvo cinco días en un calabozo sin saber por qué", cuenta la investigadora.

"Bárcenas es la historia de AP-PP desde 1982; es una bomba de relojería"

Cuando llegó a los juzgados de Plaza de Castilla este miércoles para declarar por la destrucción de sus ordenadores, a Bárcenas le gritaba la gente: "¡A ver si cantas!"; y es verdad que da la impresión de que el extesorero se calla muchas cosas cuando maneja información sobre el pasado y el presente del PP que ni siquiera Rajoy conoce. "Bárcenas va a lo suyo", admite Gallero, "a su defensa. No está en la estrategia del ataque. Él admite el delito fiscal, pero no está dispuesto a cargar con el de financiación ilegal", la cual ha probado con creces, en su opinión, con los papeles de Bárcenas, registrados ante Notario en diciembre de 2012.

Aunque queda lo más importante: el contenido del disco duro de sus ordenadores, que Bárcenas guarda en un pen-drive y que, de momento, no quiere desvelar. "Yo le pregunté por el pen-drive, claro, y me dijo que allí guardaba sus cuentas personales, toda la contabilidad b -incluidos los tres años que no se habían publicado en El País-, facturas de campañas,… Todo. Bárcenas es una persona muy meticulosa", casi avisa la autora de La caja fuerte, que admite estar sorprendida por que el PP haya dejado de lado a una persona que tiene tanta información de todos y cada uno de sus miembros. "Es una bomba de relojería", sostiene Gallero.

De momento, efectivamente, Bárcenas ha confirmado -él mismo o vía intermediarios- que tanto Rajoy como Cospedal cobraron dinero en b y conocían la existencia de una contabilidad ilegal y opaca sostenida desde los orígenes del partido.

Corruptores y corruptos

La periodista recuerda lo mucho que enfada a Bárcenas que haya gente que fuera a su despacho a pedirle dinero y ahora diga que no lo conoce de nada. ¿Un ejemplo? "Pablo Casado -recuerda Gallero-. 'Casado ha estado en mi despacho pidiéndome dinero para la campaña de Pizarro, en 2008, como amigo personal que éste era de Lapuerta', me contó Bárcenas, y ahora, Casado dice que no lo conoce de nada". En esa época, recuerda asimismo el extesorero ("Don Luis" para todos), el hoy vicesecretario general del PP era el asistente de Pizarro.

"El registro en la sede del PP se hizo tarde, cuando ya no hacía daño. O, al menos, cuando se quedaba sólo en una foto por el impacto mediático porque ya no iban a encontrar nada", confesó un magistrado a Gallero

A pesar de los muchos implicados y derivadas del caso Bárcenas, Gallero reconoce lagunas en la investigación judicial que se abren descaradamente cotejando la documentación que ella presenta en el libro y su relato contrastado con mucha gente, incluidos magistrados de la Audiencia Nacional. Por ejemplo, ¿qué ha pasado con los principales empresarios de este país que donaron cientos de miles de euros al PP, fueron a declarar como testigos y de los que nunca más se supo en este caso? "¿Por qué no se les ha registrado a ellos también?", se pregunta la investigadora. 

Además, Gallero admite que un magistrado de Audiencia Nacional le confesó que el registro en la sede del PP se había realizado por orden del juez Pablo Ruz "tarde, cuando ya no hacía daño". O, al menos, cuando se quedaba en una foto por el impacto mediático porque en la calle Génova 13 "ya no iban a encontrar nada". Tampoco se registró todavía el domicilio de Bárcenas, aunque el extesorero asegura no tener nada allí, a pesar del intento del asaltante que amordazó a su esposa, a su hijo y a la asistenta "buscando concretamente el pen-drive y con 600 euros en el bolsillo".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, conversa con la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, durante la reunión de la Junta Directiva Nacional del PP celebrada en la sede del partido en Madrid, para aprobar las propuestas de los candid

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, conversa con la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal. EFE/Juan Carlos Hidalgo

El extesorero no cree que un "loco" -como trataron de encasillarlo-, condenado a 22 años de prisión, entre en su casa por "inspiración de su locura, con una pistola cuyas balas habían sido alteradas con puntas para desgarrar a un jabalí y con 600 euros en el bolsillo, preguntando únicamente por 'el pen-drive', la copia de los discos duros de los ordenadores de Bárcenas", recuerda la autora que le dijo el extesorero.

"Si yo llego a llamar a Rajoy avisando de los rumores de que entro en la cárcel, yo no entro en Soto del Real", asegura Bárcenas

El exresponsable de las finanzas del PP sí admite haber confiado en Rajoy -su amigo- tanto como para que otros compañeros le llegaran a decir que "tenía síndrome de Estocolmo" porque el presidente del Gobierno le iba a traicionar aunque a él le garantizara insistentemente que no le iba a "pasar nada", que fuera "fuerte" y que hacían lo que podían. Con todo, el extesorero cree que las ansias del exministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, por suceder a Rajoy le llevaron a no informar a éste de los pasos que estaba dando la Fiscalía ni de "los rumores de que yo iba a entrar en la cárcel", cuenta Bárcenas a Gallero. 

"Si yo llego a llamar a Rajoy avisando de los rumores de que entro en la cárcel, yo no entro en Soto del Real", concluye el extesorero. Allí pasó Bárcenas tres años en prisión preventiva por riesgo de destrucción de pruebas, cuando, al final, parece que las pruebas las destruyó (presuntamente) el propio PP.