Publicado: 12.05.2015 21:38 |Actualizado: 12.05.2015 21:38

Lara acusa a Podemos
de "desestabilizar" a
la izquierda para luego "viajar al centro"

El líder de IU defiende en Toledo los principios de la izquierda frente a la ambigüedad de Podemos y critica el “engorde con hormonas” de Ciudadanos y la “banda criminal” del PP.

Publicidad
Media: 3.05
Votos: 21
Comentarios:
El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara. EFE/Ismael Herrero

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara. EFE/Ismael Herrero

TOLEDO.- Puede que se deba a su camiseta con la caricatura de Marx o al calor sofocante de Toledo de este miércoles. Quizá a ambas cosas, porque el coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, no ha dejado títere con cabeza durante su intervención en el acto público para arropar a su candidato a las cortes de Castilla-La Mancha, Alejandro Ávila. Un mitin al que también ha asistido y recibido el cariño de su coordinador el candidato a la alcaldía de la ciudad, Javier Mateo, aunque por la candidatura de unidad popular Ganemos Toledo, en la que no participa Podemos.

Lara ha empezado criticando con dureza al PP. En concreto a su secretaria general y también presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, que a su juicio, dirige una “banda organizada para trincar y delinquir. Un partido sembrado de corrupción” que, en connivencia con el PSOE, primero de José Bono y después de Barreda, hicieron crecer la burbuja inmobiliaria. “Nos decía que éramos una antigualla por luchar contra la modernidad que nos querían imponer. Estas son las consecuencias de esa modernidad; ahora nos la comemos”, ha remarcado el líder de IU tras enumerar los problemas de la región, que no distan mucho de los nacionales: paro, corrupción, pérdida de derechos democráticos y reducción de servicios públicos. “Esta es la herencia del gobierno que venía a resolver la situación de los gobiernos anteriores”, ha dicho sobre Cospedal, a quien ha bautizado como “reina del pucherazo”, por reducir los escaños de las cortes manchegas, “pero con mantilla”, ha apostillado.




Lara sabe que no son buenos tiempos para la izquierda. Que en realidad nunca lo fueron porque “el poder tiene mucho poder” y cuando las encuestas dicen que IU sube en representación “se pone de los nervios” porque “sabe que los que decimos lo hacemos”, ya sea una banca pública, una ley antidesahucios o luchar contra el pago de intereses de la deuda, ha especificado en referencia al caso andaluz, donde el PSOE convocó una elecciones “inútiles a su juicio” por órdenes del poder económicos, “de la banca”, ha concretado.

Lara ha alertado de la estrategia del “poder económico” para desestabilizar a su formación, que no ha sido otra que “inyectar hormonas mediáticas a algunos partidos”. Primero fue a Podemos, al que no ha nombrado, y “cuando vieron que se les había ido de las manos cogieron a una fuerza pequeñita catalana”, en referencia a Ciudadanos, un partido “hormonados como los pollos para evitar fuerzas situadas a la izquierda y evitar una sangría de votos a la derecha”, ha remarcado.

Cayo Lara se define como un “hombre de principios”, que ni los “cambia ni los vende por un puñado de votos”, y ha tenido duras palabras para la formación de Pablo Iglesias, al que ha acusado de “contrarrevolucionario” al usar el “ahora o nunca”, de “vender humo y motos sin ruedas” de virar al centro tras desestabilizar a lo que él considera la izquierda real. “Algunos no querían tomar el cielo por asalto”, ha aseverado en referencia a la famosa frase de Iglesias durante la asamblea fundacional de su partido, “sino tomar IU para que no quedara nada organizado a la izquierda y empezar su viaje al centro. Pero nosotros tenemos raíces”, ha dicho.

Si Lara ponía la crítica, su candidato a la Presidencia de Castilla-La Mancha ponía sus propuestas para la región: modificar el estatuto de autonomía para rebajar el número de firmas necesarias para elevar Iniciativas Legislativas Populares a las Cortes, eliminar los cargos públicos elegidos “a dedo” y, sobre todo, modificar la Ley Electoral para que haya una única circunscripción electoral. También habla de participación ciudadana como “la clave para acabar con el bipartidismo hegemónico”, y propone referendos, revocatorios a los dos años, consultas ciudadanas.

“Pase lo que pase, llueva lo que llueva o granice lo que granice, vamos a estar ahí”, ha dicho Lara, que defiende un programa “sólido y solvente” que “no engaña a la gente ni general más frustración” cuando no se cumple, ha zanjado.