Publicado: 14.04.2014 16:27 |Actualizado: 14.04.2014 16:27

Lara pide una constitución republicana "garantista" de los derechos sociales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El cabeza de lista de IU al Parlamento Europeo, Willy Meyer, se ha mostrado convencido este lunes de que las elecciones europeas impulsarán un proceso constituyente que podría culminar con la proclamación de la III República.

Así lo ha dicho en un acto celebrado en el Ateneo de Madrid para conmemorar el 14 de abril con la lectura de la Constitución republicana, donde ha asegurado que si hubiera una mayoría política suficiente "la República quedará proclamada como ocurrió en 1931".

La II república, ha recordado, no vino de unas elecciones generales, sino de unas municipales, en las que fue proclamada por el pueblo "de manera espontánea".

Por eso, Meyer ha dicho que las elecciones europeas "tienen mucho que ver con el proceso constituyente", necesario porque PP y PSOE han dejado una sociedad "inerme" tras reformar el artículo 135 de la actual Constitución de 1978 "ante el poder político y económico".

En este sentido, el coordinador federal de IU, Cayo Lara, ha defendido una nueva Constitución republicana que sea "garantista" de los derechos sociales que, a su juicio, están desapareciendo "todos los días".

Para el coordinador de IU, la esencia de la República es "una sociedad más libre, democrática y culta"

Ha explicado que el sistema republicano al que aspiran desde su grupo es un Estado federal que garantice la igualdad de todos los hombres y mujeres y respete las distintas identidades del país.

"Mantenernos unidos en torno al pacto del Estado federal republicano, solidario y plurinacional", ha subrayado, es la apuesta de IU y lo que necesita la sociedad española en el futuro.

Lara ha destacado que la esencia de la República es "una sociedad más libre, democrática y culta", laica y que renuncia a la guerra como instrumento de defensa nacional.

El secretario general del Partido Comunista y portavoz de la Izquierda Plural en el Congreso, José Luis Centella, ha considerado que el movimiento republicano ha dejado de ser "memoria histórica" y es ya una "alternativa real de modelo de Estado".

Para llegar a ese Estado republicano, ha dicho que es necesario reconocer el "fracaso" de la Carta Magna de 1978 y que todos los pueblos se sientan representados en una nueva constitución "republicana y federal"

Por su parte, el diputado nacional de Izquierda Unida Alberto Garzón ha reivindicado este lunes una alternativa constituyente que desemboque en la III República y que sirva para "frenar" el proceso actual de "transformación social regresiva", y establecer nuevas reglas del juego "en las que se participe de forma continua por parte de la ciudadanía en los asuntos de Estado y de la administración pública".

Así se ha manifestado Garzón en Málaga durante un acto para conmemorar el 83 aniversario de la proclamación de la II República, y al que ha asistido junto con la responsable provincial de Política Institucional de IU, Antonia Morillas.

En su intervención, Garzón ha criticado que "se están dejando sin fuerza las garantías positivas de la Constitución", y ha expresado el deseo de su formación de construir una III República "que signifique participación" y que haga referencia a "todos los derechos sociales y económicos que nos están arrebatando". "Dos elementos que se están reivindicando también en la calle", ha señalado.

Se trata de "entender la democracia no como un simple voto cada cuatro años, limitando al ciudadano a ser sujeto pasivo", asegura

Se trata, según ha defendido, de "entender la democracia no como un simple voto cada cuatro años, limitando de esa forma al ciudadano a ser un sujeto pasivo durante la legislatura".

Por otro lado, ha afirmado que "vemos en el símbolo de la República un camino de solución para la crisis actual", reclamando que la forma de gobierno republicana "hace referencia a todos los derechos sociales y económicos que nos están robando después de tantas décadas de luchas que han permitido ir constituyendo un mínimo de derechos sociales".

En este punto, ha insistido en que la educación y la sanidad públicas, las prestaciones sociales y derechos civiles "están siendo evaporados por designios y por imposición clara del poder económico que considera que son derechos que sobran".

Por ello, ha explicado, desde IU se ha planteado "un frente amplio de izquierdas para constituir la III Republica, lo antes posible, porque creemos que logrará frenar los procesos de ajuste neoliberal impulsados por la Troika y que se transforma finalmente en recortes en los derechos conquistados".

En este contexto, Garzón ha subrayado que, en estos últimos meses en los que "se ha hablado tanto de la Transición para intentar recuperar, de nuevo, falsos consensos", es importante que la ciudadanía "recuerde que ya hubo una democracia previa a la de 1978, que fue la de la II República, y que fue abortada por un golpe de Estado que desembocó en la dictadura franquista, abortando también los derechos sociales que empezaban a constituirse".

Garzón: "Se ha hablado tanto de la Transición para intentar recuperar, de nuevo, falsos consensos" Así, ha considerado que "un pueblo libre tiene que recordar su memoria, porque de otra forma no sería libre", añadiendo que el 14 de abril debe servir además para, "pensando siempre en el futuro, partir de esas enseñanzas históricas".

"Más temprano que tarde tendremos una III República en España que permita a los ciudadanos hacer política y participar en las decisiones, y dejar atrás la política del clientelismo, amiguismo, enchufismo y de las burbujas económicas que nos han traído hasta esta crisis tan grave que está asolando nuestra sociedad", ha concluido.

Por su parte, Morillas ha insistido en que buena parte de los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución "han quedado en papel mojado o no se han desarrollado", sobre todo después de la entrada en vigor del artículo 135, "que ha suspendido todos esos derechos conquistados por la lucha del movimiento obrero".

En palabras de Morillas, la II República "supuso avances en derechos sociales y laborales, que se vieron truncados por el golpe de estado fascista que trajo miles de muertos, innumerables perseguidos y más de 4.000 fusilados en las tapias del cementerio de San Rafael".

Del mismo modo, la coalición ha hecho también un llamamiento para recuperar la memoria democrática de los vencidos durante la Guerra Civil, "que no tuvieron símbolos ni homenajes".

Así, Morillas ha anunciado que el grupo municipal de IU en el Ayuntamiento de Málaga presentará una moción para que los jardines ubicados en el lateral del Consistorio, que llevan el nombre de Pedro Luis Alonso, alcalde durante la dictadura, sean renombrados como 'Eugenio Entrambasaguas', último alcalde de la Málaga republicana, fusilado en 1936.