Publicado: 25.05.2015 22:23 |Actualizado: 25.05.2015 22:23

Lara saca pecho de resultados municipales tras desaparecer en cuatro autonomías

Resalta que IU ha "superado con creces" los resultados de las anteriores elecciones y pide que "nadie se atribuya el protagonismo" de la convergencia, en la que insistirán para las generales

Publicidad
Media: 3.11
Votos: 9
Comentarios:
El líder de IU, Cayo Lara, al término de la rueda de prensa que ha ofrecido tras la reunión de la dirección y de los coordinadores regionales que han podido venir para analizar los resultados electorales. Juan Carlos Hidalgo (EFE)

El líder de IU, Cayo Lara, al término de la rueda de prensa que ha ofrecido tras la reunión de la dirección y de los coordinadores regionales que han podido venir para analizar los resultados electorales. Juan Carlos Hidalgo (EFE)

MADRID.- Izquierda Unida quiere cambiar la fotografía de las elecciones municipales que ha facilitado el recuento del Ministerio de Interior. Pese a haber perdido su presencia en los parlamentos autonómicos de Valencia, Madrid, Murcia y Extremadura, el coordinador federal, Cayo Lara, no encaja autocrítica y destaca que han "superado con creces los resultados de las anteriores elecciones", según ha afirmado el durante su comparecencia en un receso de la reunión de su Ejecutiva Federal desde las 17.00 horas hasta poco después de las 19.30.

Lara ha asegurado que el millón de votos y el 4,7% que arroja el recuento no se corresponde con la realidad al no tener en cuenta las candidaturas no contabilizadas porque no aparecían en ellas las siglas de la organización. Según los datos que manejan, incluyendo candidaturas como Entesa, Son, Irabazi, Cambiar o IU-Equo, en las que ha participado Izquierda Unida, el número de votos obtenido en todo el país es 1.487.339, un 7,29%, a los que habría que sumar también una parte importante de votos de candidaturas como Barcelona en Comú, Zaragoza en Común, Marea Atlántica, Compostela Aberta y otras de las que les es imposible saber a ciencia cierta cuántos sufragios les corresponderían. Así, las cuentas mejoran respeto al 6,36% (1.437.000 votos) de las elecciones municipales de 2011, aunque estos son sus propios datos. También valora positivamente los 2.155 concejales que han obtenido, a los que habría que sumar también los de estas candidaturas no contabilizadas.



Donde no hay discurso paliativo es a nivel autonómico. Ha calificado de "injusto" el resultado en la Comunidad Valenciana, donde pierden sus cinco escaños "pese al trabajo contra la corrupción" que han hecho, y también ha achacado la salida del parlamento extremeño a la abstención que posibilitó el gobierno del conservador José Antonio Monago, algo a lo que se opuso la dirección federal, ha recordado, y que a su juicio ha hecho que el PSOE capitalice el voto sociológico de izquierdas.

"Hemos preferido no entrar en el tema de Madrid, ya hemos discutido mucho sobre eso en el pasado. En los días venideros hablaremos con más intensidad"

Sin embargo, de Madrid, donde IU se ha quedado fuera de la Comunidad y también del Ayuntamiento con el peor resultado de su historia, no ha querido comentar nada. De hecho, el desastre madrileño ni siquiera se ha abordado en la Ejecutiva, a la que no ha acudido ningún representante de la dirección regional, ha dicho. "Hemos preferido no entrar en el tema de Madrid, ya hemos discutido mucho sobre eso en el pasado. En los días venideros hablaremos con más intensidad", ha asegurado.

Tampoco ha querido responder sobre si ha pensado en dimitir después del batacazo en Madrid, donde apoyó unilateralmente a una candidatura no reconocida por su Presidencia Federal. El líder de IU pasa de puntillas sobre este asunto que, afirma, tiene que ser resultado de una "decisión colectiva", y se ha mostrado contrario a una Asamblea Extraordinario a pocos meses para las elecciones generales. Sería, a su juicio, "un error" adentrarse en una "aventura" de esas características cuando "lo que toca es trabajar duro para llevar a nuestro candidato Alberto Garzón la Presidencia del Gobierno con un programa sólido". No obstante, recuerda que no es una hombre que "se aferre a los sillones" y que si los compañeros lo plantean en los órganos federales que se celebrarán en junio, se abordará.

Lara ha criticado es que se esté "instrumentalizando" el éxito de las candidaturas de unidad popular por Podemos y ha reivindicado el "protagonismo de IU"

Ofrecimiento a la confluencia para las generales

Lara ha dejado claro quela convergencia ha funcionado en las ciudades en las que se ha producido, como Barcelona, Zaragoza o varias de Galicia. "La convergencia ha sumado y donde ha sido amplia ha tenido más votos que donde se ha presentado Podemos sólo con sus siglas en las autonómicas", ha insistido, por lo que envía una vez más el mensaje al partido de Pablo Iglesias y otras fuerzas sociales para trenzar alianzas de la izquierda de cara a las elecciones generales.

Lo que sí ha criticado es que se esté "instrumentalizando" el éxito de las candidaturas de unidad popular por Podemos y ha reivindicado el "protagonismo de IU" en procesos como el de Barcelona y Zaragoza mientras Podemos ha preferido "no quemar sus siglas" para las elecciones que tendrán lugar previsiblemente en noviembre.

Las pasos a seguir de aquí en adelante serán dirimidos en la Presidencia Federal del próximo 5 de junio en el Consejo Político Federal del 14, donde también se debatirá sobre los acuerdos postelectorales para gobernar ayuntamientos. La línea rojo, ha adelantado, será la que han mantenido hasta ahora: impedir que la derecha gobierne en las instituciones mientras sus votos puedan frenarlo.