Publicado: 14.10.2016 20:49 |Actualizado: 02.11.2016 20:58

La Legión condecora a un jefe de
la Fundación Francisco Franco

El economista bilbaíno Iñigo Susaeta recibió la distinción de “Legionario de Honor” en un acto oficial presidido por el jefe de la Fuerza Terrestre, teniente general Juan Gómez de Salazar Mínguez. El premiado, conocido por asesorar a las familias más pudientes del país, ocupa la vicepresidencia tercera en el patronato de la institución franquista.

Publicidad
Media: 3.18
Votos: 11
Comentarios:
Susaeta recibe la condecoración de la Legión.

Susaeta recibe la condecoración de la Legión.

BILBAO.- Los ricos más ricos de este país saben muy bien quién es Iñigo Susaeta Córdoba. Los franquistas más franquistas, también. Este prestigioso economista de origen bilbaíno, conocido por sus trabajos de asesoramiento a los dueños de las grandes fortunas, ocupa el cargo de vicepresidente tercero en el patronato de la Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF), último reducto de los amantes de la dictadura. A su currículum se añade ahora otra distinción: en un acto oficial celebrado hace algunas semanas en un cuartel de Almería, la Legión le designó “Legionario de Honor”.

El evento se celebró el pasado 20 de septiembre en la Base Álvarez de Sotomayor, ubicada en Viator (Almería). Este cuartel fue el escenario elegido para la conmemoración del 96 aniversario de la Legión española, una ceremonia que reunió a varias autoridades militares y civiles. De hecho, la celebración estuvo presidida por el jefe de la Fuerza Terrestre, el teniente general Juan Gómez de Salazar Mínguez, quien contó con el acompañamiento del delegado del Gobierno español en Andalucía, Antonio Sanz; la representante del Gobierno de la Junta de Andalucía en Almería, Gracia Fernández; o el alcalde de Viator, Manuel Jesús Flores (PSOE).



Ante todos ellos, el general Juan Jesús Martín Cabrero, jefe de la Brigada de la Legión, colocó al vicepresidente de la Fundación Francisco Franco el “chapiri”, tradicional sombrero del caballero legionario. “Cuando el orgullo y el honor se juntan en un solo acto y este se maximiza en el crisol de La Legión ya puede volar el Alma a Dios” (sic), escribió esa misma noche Susaeta en su cuenta de Facebook. Al día siguiente publicó la foto del momento en el que recibía la distinción, lo que motivó una catarata de felicitaciones.

En las últimas horas, Público intentó conseguir una explicación del Ministerio de Defensa sobre esta designación. Desde el área de Prensa indicaron que la respuesta debía darla el Ejército de Tierra, a través de su oficina de Comunicación. Allí solicitaron que se traslade “la pregunta concreta” –si el jefe de la fuerza terrestre conocía la vinculación del premiado con la Fundación Franco- vía correo electrónico, aunque indicaron que por cuestiones “administrativas” la respuesta podría tardar varios días –“como mínimo una semana”- en llegar.

Rezando por el dictador

Según un documento del ministerio de Cultura al que ha tenido acceso a este periódico, la designación de Susaeta como vicepresidente tercero de la FNFF se produjo el dos de febrero de 2015. Desde dicha fundación confirmaron a Público que “hay un Iñigo Susaeta en el patronato” que preside la hija del dictador, Carmen Franco Polo. Sin embargo, evitaron dar más detalles sobre las responsabilidades que ejerce el recientemente designado “Legionario de Honor”. “Llevo poco tiempo aquí”, argumentó la secretaria de esta fundación.

Susaeta posando en una carretera señalando una pintada en la que se lee 'Despacio coño'.

Susaeta posando en una carretera señalando una pintada en la que se lee 'Despacio coño'.

En cualquier caso, este periódico ha obtenido distintas imágenes que confirman la participación de Susaeta en diversos actos de exaltación franquista. Por ejemplo, las fotos demuestran que este economista es uno de los habituales en las misas por la memoria de Franco que se celebran cada 20 de noviembre en la iglesia madrileña de San Jerónimo, uno de los templos que sigue permitiendo la realización de ceremonias a favor del dictador.

Asesor de ricos

En uno de sus boletines, la FNFF describía a Susaeta como “miembro de la Junta directiva de la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios” –una entidad que fue premiada por dicha fundación franquista con el título de “Miembro de Honor”- y “profundo admirador de la figura del Generalísimo”. Además, detallaba que “ha trabajado en una multinacional americana como Consultor de Desarrollo Estratégico de entidades financieras en España y Estados Unidos”.

Precisamente, el vicepresidente de la Fundación Franco también figura como socio de Arcano, una compañía dedicada –entre otras actividades- a prestar asistencia a los dueños de las fortunas más grandes de España. “Asesoramos a familias desde una perspectiva independiente y global sobre todo lo relacionado con el patrimonio familiar y el gobierno de la familia a través de un equipo multidisciplinar con expertos en finanzas, fiscalidad, derecho e inversión”, explican en su página web.

Allí también se pueden encontrar más datos sobre la vida profesional de Susaeta. “Acumula una experiencia profesional de veinte años en el área de Banca Privada y Gestión de Patrimonios”, puede leerse en sus “anotaciones personales”. También se destaca que “durante cuatro años ha sido Director General de N+1 Patrimonios”, mientras que anteriormente “trabajó como Director General de Fortis Banca Privada, como Director del área de Banca Privada de Banco Urquijo y Subdirector de Banca Privada en CaixaBank”. Además, en su currículum se detalla que estuvo “involucrado directamente en la privatización de la banca mexicana”. De su papel en la Fundación Franco, ni una palabra.

Versión del Ministerio de Defensa

Por su parte, el Ministerio de Defensa justifica la distinción a Susaeta como Legionario de Honor por “sus muestras de cariño, admiración y apoyo a La Legión en su doble condición de perteneciente a la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios y a la Cofradía de Mena de Málaga”.

Los portavoces del Ministerio destacán también dice que el integrante de la Fundación Franco ha participado “en varias ocasiones en la carrera de los 101 km de Ronda organizada por La Legión y las crónicas de difusión y apoyo, narradas con posterioridad a su experiencia” y que “ha escrito varios artículos en revistas y en internet relativos a La Legión”, además de dar conferencias y “usar las redes sociales para difundir el conocimiento, el Espíritu y los Valores de la Legión en España y fuera de España”.

Eso sí, el Ejército se niega a “entrar en otras consideraciones que no son valoradas a los efectos que nos ocupan”. Esas consideraciones son las que se refieren a su militancia en la Fundación Franco.