Público
Público

Leguina acusa a Garzón de ignorar las leyes

El ex presidente de la Comunidad de Madrid y ex diputado socialista se pregunta si el juez abriría proceso también contra los republicanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex presidente de la Comunidad de Madrid y ex diputado socialista Joaquín Leguina acusa al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón de ignorar la Ley de Enjuiciamiento Criminal en su iniciativa para elaborar un censo de desaparecidos del franquismo, porque 'en este caso todos los posibles imputados están amnistiados' y se pregunta si, en el caso de que se llegara a abrir un proceso penal, el juez haría lo mismo con el bando republicano.

Además, afirma que 'lo más curioso' es que el 'procedimiento garzoniano' haya recibido el respaldo del Gobierno, que es 'quien tenía la obligación de solucionar el único problema, el del entierro digno para los muertos'.

El ex dirigente socialista defiende las peticiones de los hijos y nietos de víctimas del franquismo enterrados en 'fosas comunes, campos y cunetas', al subrayar que 'todo ser humano, héroe o villano, tiene derecho al duelo' y que ello exige la presencia del cuerpo para poder darle un entierro digno, pero advierte que era tarea del Gobierno poner en práctica la llamada ley de Memoria Histórica.

Leguina denuncia en un artículo en la revista El Siglo que la ley se 'quedó en el papel' y por eso los familiares recurrieron a Garzón, al que dedica calificativos como 'el Juez Campeador', 'perejil de todas las salsas' y 'prima donna', antes de decir que 'los que saben sostienen que esas manos instructoras son más torpes que las del Inspector Clouseau, el de la Pantera Rosa'.

Para Leguina, Garzón ha iniciado un proceso imposible porque no hay 'imputables', dado que todos ellos están amnistiados, pero añade que el juez ignora las leyes ordinarias y sólo atiende a 'normas de más calado', como 'Crímenes de Lesa Humanidad' o 'Resoluiones de la ONU' que 'hacen imprescriptibles los delitos que él contempla y, por supuesto, convierten en agua de borrajas la Ley de Amnistía de 1977'.

Pero además, advierte de que si se abriera un 'proceso penal contra los asesinos franquistas que enterraron en la cuneta a sus víctimas' debería hacerse lo mismo con el bando republicano porque 'en los dos bandos se practicó una enfurecida limpieza étnica'.

'¿Va a abrir Garzón de nuevo la 'Causa General' contra las autoridades republicanas que no evitaron las masacres? ¿Contra los líderes de la CNT-FAI que las propiciaron y cometieron? ¿Contra quien?', se pregunta Leguina.

En este sentido, lamenta que igual que los ganadores de la Guerra Civil sostuvieron que todas sus víctimas eran 'mártires de la Cruzada', ahora, 'con parecido maniqueísmo algunos pretenden que todos los fusilados bajo el largo periodo de represión franquista fueron 'Héroes de la Democracia y la Libertad'.

El ex presidente madrileño relata la historia de un 'individuo siniestro', Agapito García Atadell, al que identifica como cercano al PSOE y la UGT y que lideró una 'pandilla de asesinos' en Madrid, y advierte de que 'la muerte no iguala moralmente' a todos los asesinados. 'La vida -y la memoria- de García Lorca no tuvieron nada en común con las de García Atadell', concluye.