Publicado: 05.10.2016 13:58 |Actualizado: 05.10.2016 13:58

El lenguaje jurídico comprensible, un reto para los periodistas

El libro 'Noticias, las justas', coordinado por el periodista Sergio Martín analiza la tensión entre el imperativo de informar con rigor sobre temas jurídicos y la necesidad de que la ciudadanía entienda y asimile los conceptos del derecho.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Un momento de la presentación del libro 'Noticias, las justas'. E.P.

Un momento de la presentación del libro 'Noticias, las justas'. E.P.

MADRID.- “¿Hay justicia cuando los ciudadanos no entienden las consecuencias y problemas que de ella se derivan?” Esta pregunta, formulada por Consuelo Madrigal, Fiscal General del Estado, durante la presentación en la Fundación Rafael del Pino del libro Noticias, las justas recoge la idea principal en torno a la cual ha escrito y profundizado Sergio Martín, director y presentador de los Desayunos de Televisión Española y coordinador del libro. Junto a él han estado el resto de autores que firman este ensayo sobre el lenguaje jurídico: María Eizaguirre, Alberto Palomar, América Valenzuela, Almudena Vigil y Enrique Dans.

Todos ellos se reunieron para la presentación y debate en una mesa redonda de los retos que debe asumir el periodismo para hacer más comprensible el lenguaje jurídico sin caer en la simplicidad.



Para Consuelo Madrigal, presentadora del acto, el imperativo es el de transmitir con eficacia las noticias. Para ello, coincidieron todos los autores, es fundamental una colaboración estrecha entre los expertos del derecho; juristas, fiscales, abogados, jueces… y los periodistas. En este sentido, Sergio Martín apuntó que una de las tareas pendientes en este campo es una mejora en las relaciones entre los profesionales de ambas materias.

Una responsabilidad de todos

Sin embargo, este reto no involucra únicamente a los comunicadores. Los juristas y demás profesionales del derecho deben tener también capacidad para divulgar de forma clara y rigurosa información jurídica, tal y como apuntaba Sergio Martín, ya que para él “no es solo labor de los periodistas hacer comprensible la justicia”.

Asimismo, todos los participantes coincidieron en que la responsabilidad es triple: los juristas deben convertirse en divulgadores, los periodistas han de especializarse y la ciudadanía debería contar con herramientas y formación a nivel educativo sobre conceptos jurídicos básicos que afectan a todo el mundo y que contribuyen a construir una sociedad más crítica.

Para Consuelo Madrigal, este libro cuenta con diversos enfoques, pero que comparten un nexo común: el de la ética profesional y la responsabilidad de los profesionales en una transmisión veraz y de calidad en materia jurídica. Según ha señalado, la tarea final de los periodistas es la de “traducir el lenguaje técnico al ciudadano”.

Por su parte, los autores también abordaron la problemática de los tecnicismos. Para América Valenzuela, estos son muy necesarios, pero se deben saber explicar bien. Siguiendo esta línea, Alberto Palomar, profesor de Derecho Administrativo en la Universidad Carlos III de Madrid, advirtió de que las formalidades y los mecanismos propios de la justicia española dan lugar a un lenguaje hermético y complejo.

La justicia solo es trabajo de los jueces

María Eizaguirre, directora de los informativos de La 2 y coautora de Noticias, las justas ha querido llamar la atención sobre los juicios paralelos que se producen en los platós de televisión y en las páginas de los periódicos.

“La justicia se imparte en los juzgados”
ha destacado la periodista. Las personas que se enfrentan a juicios de gran cobertura mediática, sufren una doble presión: por un lado, la del juicio en sí y por el otro, la de los “paseíllos” a la entrada del juzgado con todas las cámaras y periodistas y, también, los numerosos programas de televisión donde, en muchas ocasiones, no se respeta totalmente la presunción de inocencia, ha lamentado la periodista.