Publicado: 30.04.2015 11:48 |Actualizado: 30.04.2015 18:31

Lesmes aboga por la "autorregulación" de los periodistas en vez de usar la "represión"

Considera "reprobable" las filtración de un servidor público y dice que los medios "cumplen con su deber informando"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, durante su intervención en un desayuno informativo del Foro Nueva Economía. EFE/Fernando Villar

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, durante su intervención en un desayuno informativo del Foro Nueva Economía. EFE/Fernando Villar

MADRID.- El presidente del Tribunal Supremo (TS) y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, ha señalado este jueves que los "excesos" en la información "deben corregirse más por la autorregulación y por un ejercicio responsable de la profesión de los periodistas que por la vía de la represión".

Lesmes, que ha asistido a un desayuno informativo de la fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, ha señalado que en materia de filtraciones "lo absolutamente reprobable" es cuando la realiza "el servidor público, el funcionario, juez o fiscal". "Es claramente reprobable, constituye una infracción disciplinaria y, en algunos casos, puede constituir un delito de revelación de secretos", ha afirmado.



En este contexto, se ha mostrado convencido de que los medios de comunicación "cumplen con su deber informando y, por lo tanto, cuando se cumple con el deber informando no se puede cometer infracción".

Aun así, ha apuntado que "determinadas informaciones que provienen de investigaciones secretas pueden vulnerar derechos fundamentales y lesionar el derecho a la dignidad que tiene todo ciudadano, que no deja de serlo por el hecho de estar siendo investigado". "Sigue siendo ciudadano con todos sus derechos: derecho a la dignidad, a la intimidad, al honor y a la presunción de inocencia", ha añadido.

 

De igual modo, ha apuntado que los jueces deben comunicar a los ciudadanos lo que hacen "de la forma más transparente posible". "Somos un poder público y, por lo tanto, nuestro deber es responder a la ciudadanía a través de una política de comunicación transparente", ha dicho.