Público
Público

Ley de Conciliación La Ley de Conciliación de Ciudadanos: ¿un avance o una trampa para la igualdad?

El partido naranja ha presentado su Ley de Conciliación, Igualdad y Apoyo a las Familias, en la que proponen un aumento de los permisos de paternidad y maternidad hasta 34 semanas, aunque estos no serán iguales ni intransferibles.  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Albert Rivera durante la presentación de la Ley de Conciliación, Igualdad y Apoyo a las Familias / Ciudadanos

Ciudadanos ha presentado este jueves su Ley de Conciliación, Igualdad y Apoyo a las Familias. El aumento de los permisos de maternidad y paternidad a 30 semanas es la clave de la iniciativa, con la que se aumentan a 10 semanas para los padres (un aumento de seis, hasta que los PGE de 2018 se aprueben) y a 20 semanas para las madres (cuatro semanas más que hasta ahora, que son 16). Aunque inciden en que el objetivo es que se equiparen a 10 semanas para cada uno, y las restantes se compartan entre los progenitores, pudiendo distribuirse de forma flexible en el primer año, tanto a tiempo completo o a tiempo parcial.

Además, las semanas de permiso pueden aumentar a 34 para las familias que tomen los permisos "con corresponsabilidad". Para esto, propone un "bonus" que implica dos semanas adicionales de permiso para cada progenitor en el caso de que ambos utilicen sus permisos de forma equitativa. El objetivo es dejar que las familias "tengan libertad" para organizarse, pero que se incentive que sean permisos igualitarios. 

Así lo ha anunciado el líder de la formación naranja, Albert Rivera, en el acto de presentación de la Ley. Una iniciativa que ha asegurado que es de las "más modernas" presentadas y que garantiza la "conciliación, igualdad y apoyo de las familias": "Parece que en España hablar de igualdad es más cercano al rojo, y hablar de familia de azul, pero los naranjas consideramos que no tienes que escoger", sostiene Rivera. 

Sin embargo, no es una propuesta que haya calado en todo el movimiento feminista. Como ejemplo, la Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPiNA) ya ha señalado que esta Ley es una "trampa para la igualdad". Ángeles Briñón, coportavoz de la plataforma explica a Público que, a pesar de no conocer todos los detalles sí se pueden hacer unas valoraciones sobre las medidas principales.

La PPiiNA denuncia que la Ley meta "en el mismo paquete" los permisos, cuando deberían ser individuales para garantizar la igualdad

Briñón denuncia que la Ley que se presenta como un avance, realmente no lo es: "Implica meter en un mismo paquete los permisos de madres y padres cuando deberían ser permisos individuales". Briñón alega que los permisos derivan de un derecho de haber cotizado a la seguridad social, por lo que son permisos individuales: "¿Por qué es el único permiso que se plantea que se puede transferir? ¿Alguien se plantea que las vacaciones se pueden transferir?".

Además, sostiene que es una "trampa" porque las experiencias de otros países ya han demostrado que si los permisos no son intransferibles y pagados al 100%, el peso seguirá cayendo sobre las madres: "La sociedad todavía pide que seamos las mujeres las que cuidan y seguimos teniendo un salario menor. No vale la libre elección porque es un mito, ¿qué mujer puede elegir si tiene menos salario? Hay que desmontar la libre elección y tenemos que defender que con estos permisos buscamos un cambio de sociedad donde las mujeres sean sujetos de derecho.". 

"Para avanzar en corresponsabilidad
lo que es imprescindible son permisos igualitarios"

El bonus que defiende Ciudadanos tampoco es una medida que resuelva esta problemática para la plataforma: "Para avanzar en corresponsabilidad lo que es imprescindible son permisos igualitarios. Cuando lleguemos a eso nos plantearemos cómo seguir avanzando. Las mediadas que proponen no son más que artificios para frenar los avances que la sociedad demanda, lo que en realidad buscan es impedir que la sociedad cambie hacia un modelo más igualitario donde las mujeres sean ciudadanas de pleno derecho, sin verse limitadas por los condicionantes de género a los que su formación quiere abocarlas, al considerar los permisos parentales como una derecho de la unidad familiar, no de cada persona", denunciaron desde un artículo publicado este miércoles

El planteamiento de PPiNA es llegar a las 16 semanas de paternidad de forma progresiva para igualar a la maternidad. "Esta es la igualdad real. Sean parejas de diferente o del mismo sexo, todos deben tener el mismo derecho para cuidar", explica Briñón. En este sentido, indican que los permisos se dividen en dos partes. El permiso parental inicial y obligatorio de dos semanas y el permiso para la crianza de 14 semanas, dividido en 4 semanas obligatorias y 10 que no lo son y que se pueden usar en cualquier momento del año

Aunque Briñón insiste en que todavía quedan por ver muchos detalles de la Ley para hacer una valoración completa. Aspectos que no han sido explicados en profundidad en la presentación cómo cuál sería el calendario de aplicación. 

De las escuelas infantiles a la brecha salarial 

Aunque los permisos es el punto clave, Rivera, junto con los impulsores de la Ley, Patricia Reyes y Toni Roldán, han presentado otros puntos de la iniciativa. Otra de sus medidas estrella es garantizar que se pueda "aprender inglés de forma gratuita durante el mes de julio", una opción a la que se podrían acoger "todos los niños y niñas en educación primaria de forma gratuita". Con esto, defienden que se garantiza el aprendizaje del inglés y se ayuda a conciliar a las familias. 

Cs también propone dar clases de inglés gratuitas en los colegios en julio y garantizar escuelas infantiles de 0 a 3 años

Otra de las claves será garantizar por ley las escuelas infantiles de 0 a 3 años, de forma universal y gratuita. "En estos presupuestos hemos conseguido una rebaja para algunas familias, pero nosotros queremos que esto sea un derecho. Queremos un modelo educativo que empieza cuando naces y que acaba cuando empiezas tu vida laboral", defiende Rivera. 

También proponen conseguir una mayor transparencia en las retribuciones de las empresas y piden que, por ley, las empresas de más de 250 trabajadores estén obligadas a informar a sus trabajadores, cuando estos lo soliciten, sobre cuál es la retribución de su categoría profesional desglosada por sexo. Además, se incentivará que las empresas realicen planes de igualdad con el objetivo de que en un futuro sean un barómetro más para valorar a las compañías.