Publicado: 19.11.2015 14:14 |Actualizado: 19.11.2015 14:21

Libertad bajo fianza para la mano derecha de Granados y su supuesto testaferro en la trama Púnica

Ignacio Palacios y su esposa están imputados por fraude, coche, tráfico de influencias, blanqueo y organización criminal, supuestamente liderada por el exnúmero dos de la Comunidad de Madrid e integrada por políticos de gobiernos del PP en varios ayuntamientos y autonomías.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El juez central de instrucción 6, Eloy Velasco, a su llegada a la Audiencia Nacional para tomar declaración a Ignacio Iglesias, imputado en la trama Púnica como supuesto testaferro de Francisco Granados. EFE/Chema Moya

El juez central de instrucción 6, Eloy Velasco, a su llegada a la Audiencia Nacional para tomar declaración a Ignacio Iglesias, imputado en la trama Púnica como supuesto testaferro de Francisco Granados. EFE/Chema Moya

MADRID.- El juez de la Audiencia Nacional ha dejado en libertad bajo una fianza de 30.000 euros, que deberá pagar antes del lunes, a Ignacio Palacios, mano derecha y presunto testaferro de Francisco Granados, exnúmero dos de la Comunidad de Madrid, por delitos de blanqueo, fraude, cohecho, tráfico de influencias y organización criminal.

Palacios y su mujer, María José Marjuán, quien también deberá depositar una fianza -de 5.000 euros- antes de las 11 horas del lunes, se han negado a declarar hasta que no se levante el secreto del sumario decretado por el juez instructor, Eloy Velasco.


Ambos fueron detenidos el pasado martes por la Guardia Civil, imputados por pertenencia a la trama Púnica, una red de concesión de contratos públicos a cambio de supuestas comisiones que tenía como líderes a Granados –exconsejero de Presidencia, Justicia e Interior de Madrid- y su socio David Marjaliza.

Precisamente las revelaciones de Marjaliza, ahora ‘arrepentido’ que colabora con el juzgado central de instrucción número 6, han aportado datos para determinar la supuesta pertenencia a la organización de Iglesias.

Eloy Velasco, titular de dicho juzgado, ha acordado como medida cautelar que la pareja comparezca cada quince días en el juzgado, además de la retirada de sus pasaportes, y en caso de no hacerlo ingresarán en prisión, han informado fuentes jurídicas.