Publicado: 04.12.2015 22:59 |Actualizado: 05.12.2015 08:00

Los líderes celebran este año la Constitución con el anuncio de su reforma tras el 20-D

El acto del Congreso reúne este domingo a los principales candidatos de forma excepcional y única en el arranque de la campaña electoral

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:
El líder del Podemos, Pablo Iglesias, y el de Ciudadanos, Albert Rivera, atienden a las radios en el hemiciclo del Congreso de los Diputados, en las jornadas de puertas abiertas. EFE

El líder del Podemos, Pablo Iglesias, y el de Ciudadanos, Albert Rivera, atienden a las radios en el hemiciclo del Congreso de los Diputados, en las jornadas de puertas abiertas. EFE

Los candidatos de las principales formaciones que compiten en la jornada electoral del próximo día 20 de diciembre se reunirán este domingo por primera y única vez en plena campaña electoral. Pero no será en un debate como podría suponerse en los días previos a unos comicios generales en un país con tradición democrática.

Mariano Rajoy (PP), Pedro Sánchez (PSOE), Albert Rivera (Ciudadanos) y Pablo Iglesias (Podemos) acudirán al acto institucional que, tradicionalmente, realiza el Congreso de los Diputados para conmemorar el aniversario del referéndum en el que el pueblo español ratificó la Constitución de 1978.



Será la primera vez que Rivera e Iglesias acudan a esta cita que las Cámara baja convoca desde hace décadas, mientras que Rajoy, como presidente del Gobierno y como dirigente del PP, y Pedro Sánchez, también como líder del PSOE y diputado en anteriores legislaturas, ya son habituales en una celebración.

Se trata de un acto que, según el clima político dominante en las semanas previas, ha atravesado por diversos grados de interés hasta el punto de que en algún momento se llegó a pensar en dejar de convocarse.

Sin embargo, en esta ocasión concurren circunstancias que confieren a la cita un carácter especial y aumentan considerablemente el interés que ha suscitado, tanto político como mediático. Este año se batirán todos los récords de asistencia a la cita, según fuentes parlamentarias.

Novedades

La primera de ellas estriba en el hecho de que el acto institucional se celebra dos días después de arrancar una campaña electoral para unos comicios generales. Nunca antes había ocurrido una cosa así. Es más, habitualmente, la celebración del 6 de diciembre
En el Congreso de los Diputados suele coincidir con la recta final del curso político del año y unas fechas antes de la votación final de los presupuestos generales del Estado. Es decir, antes del cierre de la cámara en enero.

Otra circunstancia novedosa es la asistencia a la cita de los dos líderes de los partidos emergentes que, según todas las encuestas, entrarán con fuerza en la composición de las cámaras parlamentarias de la próxima legislatura, la XI desde la aprobación de la Constitución. Albert Rivera y Pablo Iglesias, que el pasado jueves pisaron por primera vez el hemiciclo del Congreso con ocasión del primer día de puertas abiertas que precede a la cita del domingo, contribuyen a aumentar el interés de la celebración de este año.

Pero además, su presencia coincidirá con la de Rajoy y Sánchez, de modo y manera que será la única vez que los cuatro coincidirán en un mismo recinto durante la campaña electoral. Una imagen que llamará la atención toda vez que se ha descartado la celebración de un debate electoral “a cuatro” entre ellos por la negativa del presidente del Gobierno y candidato del PP.

El cambio de la Constitución

La cita de este año, al margen de las circunstancias descritas, se celebra en plena polémica sobre la necesidad de reformar el texto de la Carta Magna que ahora cumple 37 años de vigencia. Todas las formaciones políticas admiten que uno de los principales retos de la próxima legislatura estriba en afrontar el proceso de cambiar la redacción de la Constitución, elaborada en plena Transición tras la dictadura franquista.

Se trata de un trabajo complejo, reconocen todos los partidos, que debe requerir el acuerdo de una amplia mayoría de las dos cámaras parlamentarias que surjan de la jornada electoral del 20 de diciembre. De momento, esa es la única coincidencia; sobre los contenidos de la reforma hay todo un abanico de opciones, lo que viene a añadir una mayor complicación a esa tarea: en este punto las coincidencias son escasas más allá de dar al Senado una nueva función, la sucesión a la Corona y reconocer expresamente la realidad del Estado de las autonomías.