Público
Público

XVIII Congreso Nacional del PP Los líderes del PP, más pendientes de Vistalegre que de su propio congreso

Las alusiones sobre Podemos han sido constantes entre los dirigentes populares, tanto en sus intervenciones como en comentarios privados

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 2
Comentarios:

El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, conversa con el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, durante el el XVIII Congreso nacional del partido que se ha inaugurado en la Caja Mágica de Madrid. EFE/Javier Lizón

“¡Qué!, por aquí más tranquilo que si te hubiera tocado estar en Vistalegre, ¿no?”. El comentario lo dirigía con bastante sorna un dirigente provincial y compromisario del PP que acababa de entrar en la Caja Mágica a un periodista conocido suyo. Esa expresión no hacía otra cosa que reflejar un hecho que se ha repetido a lo largo de la primera jornada del congreso popular: un interés inusitado por lo que puede ocurrir en la asamblea de Podemos antes que por los debates del propio congreso.

Esa fijación no la han manifestado solo los compromisarios de base ha sido una constante en los discursos de buena parte de los dirigentes que han tomado la palabra en la sesión inaugural. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, que momentos después era proclamada como presidenta del cónclave de la formación conservadora, ha sido quien ha abierto las alusiones directas.

Ante los periodistas Cifuentes ha querido presumir de su formación política y tras relatar diversas reflexiones ha añadido: “A este congreso venimos como un partido unido mientras otros se pelean por temas personales”. A su lado, Mariano Rajoy ha querido rubricar esas palabras: “Ahí has estado bien, Cristina”, ha dicho entre las risas de quienes les acompañaban, que no eran pocos.

Vista general del XVIII Congreso nacional del PP, que se ha inaugurado en la Caja Mágica de Madrid, durante la intervención de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, para presentar el informe de gestión. EFE/Javier Lizón

Las referencias a la formación morada han ido in crescendo a medida que se producían las intervenciones de los distintos dirigentes designados para dirigirse a los compromisarios en la sala del plenario. El primero de ellos ha sido Esteban González Pons, portavoz de los europarlamentarios del PP en el Parlamento Europeo.

Con su habitual verbo encendido, González Pons ha criticado duramente el populismo de Podemos que representa Pablo Iglesias (también lo ha hecho contra el nacionalismo que proclama el president de la Generalitat de Catalunya, Carles Puigdemont). “¿Quién dice que el pueblo español está sometido a Alemania? ¿Iglesias o Le Pen?, lo dicen los dos. Son los enemigos de Europa”, ha proclamado. “Los nacionalismos y los populismos son los que están en contra de la Unión Europea”, ha recalcado.

A continuación ha sido el portavoz del grupo parlamentario popular en el Congreso de los Diputados, Rafael Hernando, quien ha tomado el “relevo”; si cabe, con mayor énfasis. “Los populistas del chavismo hoy andan en una plaza de toros a botellazos y dispuestos a sacrificar a un niño [en referencia a Errejón] en una cruenta batalla de tronos que pone en evidencia lo peor de la política”, ha exclamado en un momento de su breve intervención. La audiencia, ciertamente entregada, le ha aplaudido la ocurrencia.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y el vicesecretario general Javier Maroto, durante el el XVIII Congreso nacional del partido que se ha inaugurado en la Caja Mágica de Madrid. EFE/JuanJo Martín

El desfile de parlamentos lo ha cerrado la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, para defender el informe de gestión de la dirección del partido. La número dos de Rajoy. “La unidad nos convierte en un partido único en España, por eso debemos cuidarla y mimarla. ¿Quién ha pensado que íbamos a ser los pimpinelas de Vistalegre que están aquí al lado?; quien lo hace es que no conoce al PP”.

La dirigente popular también ha aprovechado su intervención para criticar las alianzas populistas e izquierdistas “para arrebatar los gobiernos al PP como formación más votada y para hacer los desastres que se están viendo”, ha exclamado entre aplausos de los compromisarios que llenaban la sala de plenarios.