Publicado: 25.07.2015 22:41 |Actualizado: 25.07.2015 22:41

Lidia Falcón: “Es el momento de que el feminismo tenga voz en la política”

La presidenta del Partido Feminista Español, Lidia Falcón, ha presentado el II Congreso de su formación para defender “otra política, otra España” y ha propuesto a sus camaradas participar en la coalición de IU para dar el salto a las elecciones generales

Publicidad
Media: 3.75
Votos: 12
Comentarios:
Lidia Falcón, en una imagen de su página web.

Lidia Falcón, en una imagen de su página web.

MADRID.- “Ser feminista es querer un mundo distinto. Es acabar con las explotaciones de raza, de sexo y distribuir la riqueza, la cultura. El feminismo no se limita a los 20 temas que afectan a las mujeres, porque traemos otro mundo, traemos una vida digna. El feminismo no es sólo una ideología, es una manera de dirigir el mundo”. Así de contundente se ha mostrado Lidia Falcón, presidenta del Partido Feminista Español, durante la primera jornada del II Congreso del partido, que se celebra durante los días 25 y 26 de julio.

Cuarenta años de lucha no son suficientes. Toda lucha tiene diferentes etapas, tal y como explica Falcón, pero ésta “llega en un momento especial”. Tras los resultados de las elecciones municipales y autonómicas, el Partido Feminista Español (PFE) ha visto el germen del cambio y ahora han vuelto para “defender otra política, otra España. El PFE necesitaba ser revitalizado para constituirse como fuerza política”.

Sin embargo, insisten en que “no nos hemos ido nunca, pero ya estamos aquí para dar la batalla” aunque “dado el estilo de nuestra política, aquel partido que no se presenta a las elecciones no existe”. Pero ahora, el PFE quiere tomar el poder de una forma conjunta ya que “divididas o aisladas no podemos conseguirlo”. Las elecciones generales son el principal desafío del partido y por ello, Lidia Falcón ha propuesto esta mañana a sus camaradas participar con su programa electoral en la coalición de Izquierda Unida e insiste en formar parte de una plataforma de unidad popular. “La campaña feminista sólo podemos hacerla nosotras. Vamos a poder atraer el voto de muchas mujeres que no se han sentido concernidas hasta ahora”, asegura la líder del PFE.



“Por primera vez tenemos la oportunidad de sentirnos apoyadas y participar en la política. Ahora sí es el tiempo para incidir en una sociedad paralizada”, sentenciaba Falcón. Mujer, una palabra que resuena poco en el mundo de la política, donde según explica Falcón, el feminismo no tiene cabida. “No está en los discursos ni mítines. Los políticos no hablan nunca de las mujeres”.

La histórica dirigente feminista ha hecho un llamamiento para que el feminismo, que lleva 30 años negándose a participar en política, “tenga voz y presencia en la política porque es desde donde se cambian las relaciones de fuerza”. A pesar de seguir siendo un movimiento social que está vivo en la calle, Lidia Falcón defiende que hay que protestar pero insiste en que “tenemos que sentarnos en los escaños del Parlamento para legislar y cambiar el panorama político actual”.

El primer paso introducido en el programa electoral presentado es convocar la III República. “Mientras tengamos a la Casa Real encima de nuestra cabeza no podremos cambiar nada más. La república eleva la conciencia y dignidad de los seres humanos”. Falcón ha añadido a continuación que los otros dos objetivos fundamentales, que han sido aprobados en el Congreso por unanimidad: anular los pactos con la Iglesia, salir de la OTAN y  romper los acuerdos sellados con Estados Unidos. “Tenemos que dejar de pagar esa institución y convertir España en un Estado laico, además de concienciar a la población española de que la miseria de España, Grecia y cualquier país deriva de la OTAN, de los gastos militares. Con este dinero podríamos promover una educación no machista, no sexista, no racista”.

Asimismo, han reiterado que se convocará una comisión de redacción para precisar algunos puntos del programa electoral e incluir aquellas propuestas de las formantes del partido, “para que guste a otras generaciones”.

"Con el dinero que dedicamos a la OTAN podríamos promover una educación no machista, no sexista, no racista”

“La situación de la mujer en la crisis es terrible”

Con respecto al informe económico y social del PFE, Falcón ha señalado que “nos complace y nos entristece que el análisis y las predicciones de 1983 era acertados y se ha cumplido con las peores perspectivas”. Ha mencionado algunos sucesos y acuerdos ocurridos en los últimos años, como el Tratado de Maastricht que “distribuye el poder en Europa”, la extinción de Yugoslavia, la creación de la Unión Europea y los atentados del 11-M.

La líder del PFE ha manifestado que en relación al tema laboral, las mujeres se han visto más afectadas por la crisis económica en España ya que representan el 22,5% del paro. Asimismo, ha subrayado que la riqueza en España pertenece en un 82% a los hombres, mientras que las mujeres sólo representan el 18%. Además, los trabajos de las mujeres son más precarios, sin posibilidades de llegar a puestos de dirección, como asegura Falcón. “La mujer realiza los trabajos de infraestructura de menor consideración social. Es considerada más pobre”, ha respaldado su compañera Cecilia Arenas, durante la lectura de un manifiesto.

Basta observar un fragmento de la realidad para sostener estos razonamientos: más de 1.000.7000 familias son monomarentales, el 80% de las familias están regidas por una mujer, según los datos del PFE.

La ley de violencia de género

114 mujeres fueron asesinadas en 2014, mientras que los datos oficiales sólo reflejan 56 mujeres, tal y como afirma el Partido Feminista. “Dada la falaz redacción de la Ley de Violencia de Género, sólo es violencia cuando se mata a la pareja o mujer, mientras que si matas a tu hermana o a tu hija no es violencia de género”.

Falcón denuncia que la sociedad es indiferente a este problema y asevera que no hace nada por cambiarlo. “Me duele extraordinariamente porque la sociedad lo asume con una tranquilidad que me parece escandalosa”.

También ha insistido en que la normativa es inoperante y necesita una modificación legal además de facilitar y aportar más medios para perseguir a los maltratadores. “Pediremos audiencia a todos los partidos, a pesar de haber advertido de las dificultades de la ley”, apunta.

“Me duele extraordinariamente la violencia de género, porque la sociedad la asume con una tranquilidad que me parece escandalosa”.

El recorrido del PFE y sus metas principales

“El Partido Feminista nunca se ha disuelto, siempre ha estado luchando en la calle”. Falcón ha explicado que el feminismo ha recorrido un largo camino y también el partido, que a pesar de no haber tenido capacidad económica para participar en otras contiendas electorales –se presentaron a las elecciones europeas de 1999 junto con otros partidos feministas y no obtuvieron representación- “entró como un tsunami en nuestra sociedad y consiguió romper las cadenas con nuestro sistema nacional”.

“Ha crecido una población femenina en nuestro país que no puede imaginar cómo se puede vivir sin permiso para salir de casa, para viajar, para sacar dinero, sin medios para la violencia machista”, ha dicho, valorando positivamente los triunfos de las mujeres como el hecho de que “se nos reconozca como ciudadanas con pleno derecho y conseguir la igualdad legal”.

Durante las intervenciones tras los discursos de la mujer como clase y el modo de producción doméstica de la mujer, las participantes más jóvenes han explicado que a pesar de los logros individuales de cada una, “debemos empatizar con las demás mujeres que por culpa del patriarcado se siguen sintiendo oprimidas”.

Además, algunas invitadas han hecho un llamamiento para introducir a las mujeres del Tercer Mundo “que viven peor que los animales” y sostienen que los problemas de clase –diferencias entre la clase burguesa y obrera- o los modelos de producción, como el hecho de ser ama de casa o de comprar en el mercado, forman parte del mundo occidental. “Las mujeres de Arabia Saudí o Guatemala tienen sus problemas específicos de cara al feminismo”, explica una invitada.

En relación a estas intervenciones, han explicado que la posición del PFE ante la trata de mujeres con fines de explotación sexual y la prostitución es de abolición inmediata, ya que la mayoría de las víctimas son niños y mujeres, y generalmente el perfil del explotador es masculino. “Exigimos la no existencia de modelos sexuales que coartan la libertad personal”, reivindicaba otra de las ponentes.

Por último, una de las militantes de la formación ha señalado que la reproducción humana es una forma de hacer a la mujer una esclava de la sociedad porque es la responsable de la supervivencia de la humanidad.