Publicado: 17.02.2014 13:40 |Actualizado: 17.02.2014 13:40

Llegan a España los dos etarras detenidos en México

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los dos presuntos miembros huidos de ETA, Juan Jesús Narváez Goñi e Itziar Alberdi Uranga han sido trasladados esta mañana a España desde México, donde fueron arrestados, tras ser expulsados por las autoridades. Su detención se produjo este domingo por agentes del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) de México, en colaboración con la Comisaría General de Información (CGI) de la Policía Nacional en la localidad mexicana de Puerto Vallarta (Estado de Jalisco), según destaca una nota de prensa del Ministerio del Interior. Ahora, serán puestos a disposición de la Audiencia Nacional.

Juan Jesús Narváez Goñi e Itziar Alberdi, trabajaban de masajista y en un centro de yoga, respectivamente, usando para ello identidades falsas, que también utilizaban sus dos hijos, han informado fuentes de la lucha antiterrorista.

Los hijos utilizaban los apellidos de acuerdo a la identidades falsas de sus padres, que utilizaron para ocultarse en México durante 22 años, y no tenían un conocimiento real del pasado terrorista de sus padres.

Los detenidos, que se encuentran ya en dependencias de la Policía Nacional, llevaban 22 años en paradero desconocido y son los miembros de ETA reclamados por la Justicia con mayor número de asesinatos cometidos.  Formaron parte del comando de liberados Ekaitz, que cometió 18 asesinatos en un año, por lo que están considerados como los miembros de ETA reclamados por la justicia con mayor número de delitos.

A principios de los años ochenta, Narváez Goñi, que ha sido reclamado por la justicia en diez ocasiones, fue integrante del comando legal X-1, que colaboró con el comando de liberados Nafarroa en la comisión de varios asesinatos y que acabó con la vida de un agente de la Policía y de un capitán de la Guardia Civil en Pamplona.

En 1990, ambos detenidos pasaron a integrar el comando de liberados Ekaitz, liderado por José Luis Urrosolo Sistiaga, con infraestructura en Barcelona, Tarragona, Zaragoza y Valencia. Este grupo armado tenía instrucciones de atentar en la costa mediterránea para boicotear los Juegos Olímpicos de Barcelona 92. Entre ellos, Nárvaez Goñi y Alberdi Uranga asesinaron en 1992 en Valencia al catedrático Manuel Broseta de un tiro en la cabeza.

Por este atentado la Audiencia Nacional condennó a 30 años de cárcel a los exdirigentes etarras Francisco Múgica Garmendia, Pakito; José Luis Alvarez Santacristina, Txelis, y José Luis Urrusolo, que fuera líder del comando Ekaitz, como autores por inducción del asesinato de Broseta.

Sortu ha denunciado este lunes la detención y entrega a España de los "ciudadanos vascos" Juan Jesús Narváez e Itziar Alberdi. El partido independentista ha expresado su solidaridad con los familiares y amigos de los detenidos y ha destacado, en un comunicado que las detenciones se produjeron el mismo día en el que portavoces del colectivo de presos de ETA anunciaban nuevos "pasos e iniciativas". "Estas detenciones evidencian una vez más que el Estado español actúa como auténtico enemigo de la paz, utilizando la represión contra el proceso de resolución", ha concluido Sortu.