Publicado: 14.05.2015 14:45 |Actualizado: 14.05.2015 15:56

Lluvia de millones en el Consejo de Ministros a diez días de las elecciones del 24-M

El Consejo de Ministros aprueba 18.000 millones en créditos extraordinarios y subvenciones para el plan PIVE 8 y el Plan Integral de Apoyo a la Familia. Alonso anuncia el incremento de la pensión de las madres trabajadoras con dos o más hijos.

Publicidad
Media: 2.89
Votos: 9
Comentarios:
La vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Educación, José Ignacio Wert, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros. EFE/Emilio Naranjo

Soraya Sáenz de Santamaría en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.- EFE

MADRID.- A diez días de las elecciones autonómicas y municipales del 24 de mayo, el Gobierno ha dado luz verde a créditos extraordinarios por valor de 18.000 millones de euros y ha aprobado ayudas de 225 millones para la octava edición del Plan PIVE de ayuda a la compra de automóviles y de 5.526 millones al año para el Plan Integral de Apoyo a la Familia (PIAF). Este último fue anunciado por la exministra de Sanidad y Asuntos Sociales, Ana Mato, en 2012 y ha sido aprobado ahora por su sucesor, Alfonso Alonso, que ha reconocido el trabajo de Mato en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, celebrado en jueves porque mañana es festivo en Madrid.

La vicepresidenta ha comparecido junto a Alonso y el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, que ha anunciado asimismo créditos para el cine de 16 millones de euros.



El titular de Sanidad ha explicado que la mayoría de las 225 medidas del Plan de Apoyo a la Familia ya están en marcha, aunque como principal novedad, ha informado del aumento de la pensión de todas las mujeres que se jubilen a partir de 2016 y hayan tenido dos hijos (5%), tres hijos (10%) y cuatro o más (15%)

El Gobierno ha aprobado el PIAF 24 horas antes de que se celebre el Día Internacional de la Familia, mañana 15 de mayo, y entre críticas de las asociaciones más conservadoras, que califican este plan de "electoralista" y critican que, finalmente, la ley del aborto del Gobierno del PSOE no haya sido reformada en los términos planteados por el exministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón.

El Plan Integral de Apoyo a la Familia incluye medidas para mejorar la conciliación, la maternidad temprana (las mujeres tienen el primer hijo en España con 31,7 años de media), el incremento de la natalidad (uno de los más bajos de Europa, con apenas dos hijos por mujer) o la igualdad entre hombres y mujeres, según el ministro Alonso.

Soraya Sáenz de Santamaría ha negado que la 'lluvia de millones' de este Consejo de Ministros, a diez días de las elecciones, sea una entrada en campaña del Gobierno para favorecer al Partido Popular. La vicepresidenta ha asegurado que el Ejecutivo tiene que "seguir trabajando" y aprobando el Plan de Reformas que Mariano Rajoy se comprometió a sacar adelante antes del fin de la legislatura. En un año electoralmente intenso como es 2015, se preguntó la portavoz del Gobierno, "a ver cuándo" se iban a aprobar estas medidas para no coincidir con campañas o precampañas.

Además del PIAF, el Plan PIVE 8 y las ayudas al cine, Sáenz de Santamaría ha avanzado otras ayudas, como los 200 millones destinados a comenzar las obras de construcción de una lanzadera para un acceso más rápido a la T1 del Aeropuerto del Prat (Barcelona), los 10 millones destinados al Ministerio del Interior para luchar contra el terrorismo yihadista o los 95 millones de euros dirigidos a proyectos de I+D+i, concretamente, del Plan Estatal de Investigación científica y de innovación.

Más autoempleo

Durante la rueda de prensa, que destinó más tiempo a presentar el PIAF que a las preguntas de los periodistas, la vicepresidenta anunció también el envío al Congreso de los Diputados de un proyecto de ley de modificación de las medidas de autoempleo, con vistas a que 550.000 personas más opten por este estatus de trabajo hasta 2019.

La número dos del Gobierno informó de que se mantiene la tarifa plana para autónomos, que beneficia a 375.000 emprendedores, aunque después se contrate a algún empleado más. Asimismo, las empresas que contrate a personas en riesgo de exclusión social y que procedan de empresas de inserción tendrán una nueva bonificación.