Público
Público

López exhibe ante Rubalcaba su idea del PSOE: "de izquierda radical"

El exlehendakari, que lleva meses recorriendo federaciones del partido, señala que la designación del líder debe producirse después de un endurecimiento del mensaje

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Patxi López ha defendido este domingo ante Alfredo Pérez Rubalcaba que el PSOE debe ser 'un muro' frente a las políticas liberales del Gobierno, y defender con mayor dureza posturas de 'izquierda radical'. El exlehendakari, que ha recorrido distintas federaciones socialistas en los últimos meses, no llegó a postularse explícitamente como líder de ese proyecto, pero destacó que después del debate de las ideas, 'entre todos, y con mucha gente más, elegiremos quien lleva esto adelante'.

El secretario general del PSE-EE ha afirmado que el PSOE debe adoptar una posición 'radical y muy dura' desde la izquierda para decir 'basta ya a la fiesta liberal'. Asimismo, se ha mostrado partidario de modificar la Carta Magna, ya que una 'Constitución en un altar intocable no representa los deseos de una sociedad' y ha reconocido que el Senado actualmente 'no tiene mucho sentido'.

López ha realizado estas manifestaciones en Bilbao, donde ha participado en la clausura de la Conferencia política de las Juventudes Socialistas junto con el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y dirigentes de la formación socialista en Euskadi.

En el transcurso del acto, López ha afirmado que espera que, tras la Conferencia del PSOE, la gente se sienta 'identificada' con lo que propone el partido y ha defendido que lo primero es el debate de las ideas y 'redefinir' el proyecto. En este sentido, cree que deben recuperar 'aquello que nos ha llevado a los Gobiernos' y convertirse en 'un muro para desmantelar las políticas del PP'. 'Es necesario un cambio radical que diga basta ya a la fiesta liberal', ha apuntado.

'Que seamos muy radicales en la exposición de nuestras propuestas, muy contundentes y muy duros en enfrentarnos a lo que está pasando ahora, muy duros y muy radicales desde la izquierda, desde la óptica progresista y, después, entre todos, y con mucha gente más, elegiremos quien lleva esto adelante', ha agregado.

El exlehendakari, que se ha reconocido 'compatriota de los ciudadanos de Lampedusa, ha subrayado que 'reniega de las políticas inhumanas', y como socialista 'no descansaré hasta que cambiemos unas políticas de una Europa que luego se dice solidaria'.

Tras solicitar a las Juventudes Socialistas 'audacia' para llevar a cabo el cambio, ha apostado por 'recuperar la política', ya que 'la derecha y los neoliberales han cambiado el mundo, que hoy es más injusto que ayer'.

'A veces uno tiene la sensación de que la socialdemocracia abandonó el radicalismo de la política para cambiar las cosas y dejamos que la derecha instalara su discurso. Tenemos que recuperar la radicalidad de la política para ir a la raíz de los problemas', ha defendido.

Asimismo, ha remarcado que España es 'mayoritariamente progresista y nos está esperando', por lo que ha apostado por que el PSOE 'vuelva a recuperar aquello que nos llevó a los gobiernos y 'conectar con la gente' para decir que hace falta 'un cambio radical en este país y en Europa'. 'Hay que decir basta ya a la fiesta liberal', ha incidido.

Por ello, López ha apostado por poner en marcha un modelo económico y social radicalmente diferente al actual. 'Mi modelo lo que tiene que conseguir es igualdad, libertad y seguridad vital', ha insistido.

Además, ha acusado a la derecha de estar 'desmantelando' en toda Europa el Estado del bienestar y ha instado a los socialistas a ser 'un muro' que 'desmantele esas políticas que acaben con lo tanto costó construir'.

'Lo primero que haremos cuando lleguemos al Gobierno es derogar la ley Wert, cambiar la reforma laboral y no vamos a soportar ni un minuto la privatización de hospitales y de la sanidad', ha indicado, para añadir que es necesario 'poner límites a la economía y ponerla al servicio de la sociedad', no la sociedad al servicio de la economía.

En este contexto, ha remarcado que, 'en cuanto cambiemos de gobierno' se cambiarán 'todas las políticas que han acotado los espacios de igualdad'.

Por otra parte, ha defendido la fiscalidad como herramienta para 'redistribuir' los recursos y 'repartir' las cargas y ha puesto en valor el acuerdo fiscal alcanzado en Euskadi con PNV, 'al que el Partido Popular se ha sumado a todo correr para no quedarse solo, no porque esté de acuerdo'.

El dirigente del PSE-EE ha afirmado también, en relación a todo el proceso de primarias, que el actual secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, 'está haciendo lo que hay que hacer', debido a que 'lo primero es el debate de las ideas'.

Respecto a una posible reforma de la Constitución, López ha defendido que la Carta Magna debe 'regular el control del poder, de todo el poder' y ha incidido en que 'durante estos 30 años hemos visto por dónde puede hacer aguas'.

'Una Constitución en un altar intocable no representa los deseos de una sociedad. Hemos propuesto cambiarla y no solo por las tensiones territoriales sino para constitucionalizar los derechos de la ciudadanía y llevar a la Constitución nuestro derecho a la sanidad y educación pública', ha defendido.

En este contexto, ha incidido en que el Senado 'también necesita un cambio', ya que 'tal y como está hoy no tiene mucho sentido', por lo que debe convertirse en una Cámara territorial que permita 'que no todo el poder irradie de un punto sino que las partes formen parte de un todo'.

Por lo que se refiere al debate monarquía-república, el exlehendakari ha manifestado que el 'modelo' le sirve 'para llevar a la práctica mis principios de libertad, igualdad y solidaridad'. 'No nos ha ido mal en estos 30 años con una Monarquía parlamentaria, pero tampoco me parece mal que lo repensemos en un momento dado', ha aclarado.

Por último, ha valorado la propuesta de solistas vascos de rediseñar la estructura institucional, en tan en cuanto 'a veces hay instituciones que se solapan' que 'triplican el gasto'.