Público
Público

López del Hierro Cospedal acusa al Bigotes de "difamador" y tacha de "disparate" que se vincule a su marido con Gürtel y los papeles de Bárcenas

La ministra asegura que López del Hierro "no tiene nada que ver" con el Bigotes, "ni conoce a esa persona, ni lo visitaba". Sobre su enfrentamiento con Santamaría considera que si no fueran dos mujeres "no estaríamos hablando de esto".

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

María Dolores de Cospedal ha defendido a su marido en una entrevista en Onda Cero. /ONDA CERO

La secretaria general del PP y ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha acusado a Álvaro Pérez, El Bigotes, de ser un "difamador" al asegurar que es "absolutamente falso" que su marido, Ignacio López del Hierro, participara en la trama de pagos en dinero negro en el PP.

De Cospedal ha arremetido contra El Bigotes, uno de los cabecillas de la trama Gürtel, después de que durante su comparecencia en la comisión de investigación sobre la financiación del PP en el Congreso señalara a López del Hierro y al exgerente del PP gallego Ángel Piñeiro como los que "soltaban el mondongo" en la sede de Génova, en alusión a los pagos en negro.

"Esa afirmación es absolutamente falsa y él (el Bigotes) lo sabe, y lo que no entiendo es por qué lo hizo. Está acreditado que es falso", ha remarcado De Cospedal en declaraciones a Onda Cero para negar que su marido aparezca en los papeles del extesorero del PP Luis Bárcenas. Según la ministra de Defensa, su esposo "no tiene nada que ver" con el Bigotes, "ni conoce a esa persona, ni lo visitaba".

Defensa a ultranza de su marido

De Cospedal ha considerado un "disparate" vincular a López del Hierro con la trama Gürtel cuando después de una década de instrucción del caso, no ha sido llamado a declarar por el juez, "ni está acreditado de ninguna manera" que los apuntes de Bárcenas se refieran a él.

Ayer, El Bigotes aseguró que Ignacio López del Hierro y Castillo es uno de los que aparecen "nueve, diez y hasta once veces" en la contabilidad paralela de Luis Bárcenas.  Una afirmación por la que el marido de la ministra anunció que pondrá una querella contra Álvaro Pérez.

No obstante, la secretaria general del PP ha apuntado que su marido estaría dispuesto a acudir a la comisión de investigación del Congreso si lo piden los grupos políticos. "No tendrá inconveniente, porque cuando uno tiene la verdad de su parte, no tiene ningún inconveniente. Pero me parecería una infamia", ha añadido.

De Cospedal, además, ha criticado a aquellos partidos que han dado por buenas las acusaciones de el Bigotes aunque "están acreditadas que son falsas". "En política, no todo vale. Las familias son las familias... Con esto, me pueden hacer más o menos daño en lo sentimental. Me preocupa que hagan daño a mi marido, pero de otra forma no me van a hacer ningún daño, sino que me van a fortalecer", ha advertido la 'número dos' del PP.

Sin embargo, el nombre de Cospedal está apareciendo cada vez con más fuerza en las causas judiciales que continúan descifrando la financiación ilegal del PP. La ministra de Defensa era la consejera de Transportes de la Comunidad de Madrid cuando se adjudicó a OHL el tren de Navalcarnero, uno de los contratos que la Guardia Civil investiga por a una presunta comisión de 1,4 millones que la constructora quería pagar a Ignacio González en Suiza, pero que acabó en una cuenta del empresario Adrián de la Joya en ese país. 

Cospedal y su enfrentamiento con Santamaría

Por otro lado, Cospedal ha querido desmentir públicamente que esté enfrentada con la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y ha asegurado que simplemente tienen distintas funciones. A su juicio, solo existe cierto "morbo" en promover esta supuesta ruptura en el Gobierno.

"A lo mejor si no habláramos de dos mujeres no estaríamos hablando de esto. Tiene más morbo. Dos mujeres que se están enfrentando. Si fuera dos hombres a lo mejor no sería exactamente igual", ha sugerido y ha explicado que la relación que tienen con la vicepresidenta es la de "compañeras" en el Consejo de Ministros y en el Partido Popular.

Según ha insistido, no existe "bicefalia" en el seno del Ejecutivo porque al frente está el presidente, Mariano Rajoy. "Lo que venga después ya veremos", ha apuntado puntualizando sin embargo que "muy probablemente" el futuro lo represente también Rajoy porque continúe al frente del partido y como candidato a la reelección.