Publicado: 07.11.2016 15:08 |Actualizado: 07.11.2016 15:08

A Lopez Viejo le llamaban ‘el Toyota’ porque el Ayuntamiento de Madrid compraba los coches en el concesionario de un primo

La gestora de varias empresas de la trama Gürtel reconoce que regalaban Monopolys, albornoces, trajes y spas a los clientes, entre los que se encuentran funcionarios y políticos

Publicidad
Media: 4
Votos: 2
Comentarios:
El ex consejero de la Comunidad de Madrid imputado en la causa Gürtel, Alberto López Viejo, a su llegada a la Audiencia en San Fernando de Henares. EFE/Mariscal

El ex consejero de la Comunidad de Madrid imputado en la causa Gürtel, Alberto López Viejo, a su llegada a la Audiencia en San Fernando de Henares. EFE/Mariscal

MADRID.- El delfín de Esperanza Aguirre, Alberto López Viejo, era conocido en Gürtel como“El Toyota”, porque “tenía un primo o amigo en un concesionario y decían que los coches del Ayuntamiento eran de ahí”, según ha asegurado ante el tribunal del caso Isabel Jordan, gestora de varias empresas de la trama.

Jordan ha explicado al tribunal que enjuicia la primera época de Gürtel (1999-2005) que desconoce si era cierto o no que el ayuntamiento de Madrid comprara los coches al familiar o amigo de López Viejo.

El político popular fue concejal de limpieza de la capital madrileña entre 1999 y 2003, y el Servicio de Limpieza Urgente (Selur) cuenta desde entonces con una flota de toyotas. Aguirre lo nombró viceconsejero de Presidencia y Consejero de Deportes de la Comunidad de Madrid a pesar de las alertas socialistas respecto a estos contratos.

Isabel Jordan ha reconocido en su interrogatorio que la trama Gürtel realizó regalos y “atenciones” a una lista de 200 a 300 clientes, sin distinguir si eran políticos o funcionarios. Es más, ha dicho desconocer que se tratara de un delito.



Trajes de Milano, Spas y Monopolys

Los regalos del grupo de Francisco Correa, líder de Gürtel, consistían, según ella, en monopolys, albornoces, trajes de la marca Milano o invitaciones a spas a sus clientes, sobre todo en Navidad.

Isabel Jor´dan no ha reconocido que las dádivas o regalos fueran a cambio de adjudicaciones de contratos públicos, ni tampoco recuerda si Alberto López Viejo se encontraba en dicho listado pero ha reconocido que recibió "algunos" obsequios, ya que era una de las personas con las que "trabajaba muchísimo".

Jordán afronta 39 años de cárcel, mientras que la Fiscalía pide para López Viejo 46 años de prisión por adjudicar en la etapa de Aguirre 386 actos a las empresas de Correa, así como por comisiones que habría cobrado durante su etapa en el ayuntamiento de Madrid.