Publicado: 23.05.2015 23:01 |Actualizado: 14.06.2015 21:05

A 140...

Luis Arroyo: “Ha sido la campaña de todos por el cambio, incluido el PP”

El experto en comunicación repasa ‘a 140’ las dos semanas de campaña electoral. Destaca el trabajo de Ciudadanos y su “campaña muy Obama”. Y a tres candidatos madrileños: Carmena, Gabilondo y “la astuta” Esperanza Aguirre.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 4
Comentarios:
Perfil de Luis Arroyo

Perfil de Luis Arroyo

Dice que es “consultor de comunicación”, pero en realidad es gurú para unos cuantos políticos de este país y un experto en eso que llaman fontanería.

Tuvo como maestro al secretario de Estado de Comunicación de Zapatero, Miguel Barroso, quien lo introdujo en el agitado mundo de las cañerías de La Moncloa. Y, desde entonces, siempre muy cerca de Carme Chacón, no ha dejado de reparar agujeros en Ferraz 70, salvo en los años en los que Rubalcaba era el jefe de la finca.

Hoy descansa @LuisArroyoM, tras una campaña electoral de la que destaca el trabajo hecho por Ciudadanos y, cómo no, el Partido Socialista… Y de la que cree que saldrá victorioso el PP.

Se acabó la campaña. Suspira Luis Arroyo ¿de alivio o de pena?

Ni de alivio ni de pena. Suspiro por la duda.

¿Se atreve a definir la campaña en un tuit?

Ha sido la campaña de todos por el cambio, incluido el PP.

Yo me quedo con uno que leí: “La calidad promocional de esta campaña va a hacer buenos los anuncios de lejía”

No estoy de acuerdo. Ha habido buen material. Me ha gustado el material de Ciudadanos y me ha gustado el material del PSOE, sinceramente.

Pero ¿tiene sentido que las campañas electorales sigan siendo como en el 77? ¿Merece la pena gastarse el dineral que se gastan los partidos?

Sí, absolutamente. En todo el mundo es imprescindible seguir el ritual, la liturgia.

pantallazo 1

Imagen de la conversación con Luis Alegre.

¿Cuánto influye la liturgia en el voto?

Influye muy poco en el movimiento de voto, pero influye mucho en que la gente active sus ganas de participar. Por tanto, la liturgia es absolutamente imprescindible.

Dice usted que en esto las redes sociales no valen para nada.

No valen para casi nada. Las campañas se hacen en la televisión desde hace 50 años.

Sin embargo movilizan. Y recuerdo el 15M, germen del terremoto político que luego ha sido Podemos…

No, es un truco. En realidad el 15 M lo activó la televisión, las imágenes que veíamos de la Puerta del Sol llenándose de gente.
El germen pueden ser 100 tipos con sus teléfonos móviles, pero la verdadera activación sigue dependiendo de los medios de masas.

¿Se atrevería a señalar el candidato o candidata que mejor lo ha hecho?

Me han sorprendido Manuela Carmena, Ángel Gabilondo y, como siempre por supuesto, Esperanza Aguirre.

pantallazo 2

Imagen de la conversación con Luis Alegre.

¿Carmena… por qué?

Porque ha conseguido traspasar la barrera de la barricada de Podemos.

Explique eso…

Ha hecho una campaña moderada y atractiva para un electorado muy moderado como es el de Madrid.

¿Gabilondo?

Porque ha conseguido hacer una campaña completamente distinta, hablando de filosofía en sus mítines.

¿Y lo de Aguirre?

Aguirre siempre sorprende. Por su astucia y su valentía. Lo cual no quiere decir que haya hecho una buena campaña. Sí ha sido sorprendente.

Lo dice porque ha sido más Aguirre que nunca: fuera los sintecho, los parados son unos vagos financiados por el Estado… ¿Eso le beneficia?

Madrid tiene un electorado muy conservador, de dónde ella saca el voto. Ella no va sacar voto en Lavapiés, pero sí en Chamartín, Salamanca, Retiro…

¿Y cómo afectará que se conozcan los millones de quien se declaraba “pobre de pedir”?

A Aguirre le benefician la valentía y la claridad. La gente quiere políticos nítidos, valientes.
Esperanza despierta amores y odios a partes iguales. Mañana sabremos si ha habido más de lo uno o de lo otro.

No se atreve a hacer un pronóstico

Creo que no le beneficia. Creo que puede perder la mayoría absoluta en Madrid… y espero que la pierda, de hecho.

De los mensajes lanzados por los partidos ¿cuál ha sido el más efectista?


Ha sido curioso que todos hayan hecho la campaña del cambio. Es sorprendente pero hasta el PP ha hecho una pieza pidiendo al votante que se “sume a la revolución”.
El PSOE: el único cambio posible somos nosotros que somos voto útil, voto práctico, la oposición tradicional al PP.
Y los nuevos, por supuesto: cambio, cambio, cambio. Ha sido la campaña de todos por el cambio.



Decía que le había sorprendido la campaña de Ciudadanos.

C´s tiene el problema de desconocimiento de candidatos, de cuadros, como Podemos. Algo lógico por su juventud.
Pero me parece atractivo el planteamiento muy personalista de Albert Rivera. Y su planteamiento unionista, de ausencia de enemigos.
Ha sido una campaña muy Obama 2008.

Al PSOE… ¿cómo le va a afectar el desencuentro Díaz-Sánchez?

Eso está superado ya. No puedo ser muy objetivo pero lo digo con sinceridad. Creo que el votante del PSOE no ve tanta desunión.
Ve una competición entre dos posibles líderes y lo da por hecho. Es como la frialdad entre Rajoy y Aguirre que no creo que afecte a sus votantes.

El cabreo de Pablo Iglesias con los “sinvergüenzas, ladrones, etc…”

Ese mensaje es un error. Si algo tiene que aprender Iglesias –y él lo ha dicho- es a moderarse. Es demasiado impetuoso.
Está siempre enfadado. Y eso podía funcionar hace dos años. Pero ahora, que la cosa empieza a ir mejor, tendrá que modelar mucho el cabreo.

O sea que… ¿está de acuerdo con Rajoy en que “ya nadie se acuerda del paro”?

No, en absoluto! Eso fue un error de Rajoy que pidió perdón inmediatamente. Aunque la oposición lo utilizó, como es obligado.

pantallazo 3

Imagen de la conversación con Luis Alegre.

Pero el mensaje central de la campaña del PP ha sido la recuperación…

El único mensaje en la estrategia del PP, casi desde el año 2010, es el que utilizó Clinton: “It´s the economy, stupid”.
Es la economía y no hay otra cosa más que la economía. Es lo que han intentado pero, claro, ahí está la corrupción.

Ya. Pero vender recuperación con 5 millones de parados es…

Muy potente. Es una palanca que, a pesar del riesgo de apoyarse sólo en ella, es muy buena.
La palanca de “cuidado, que ahora que estamos en la sala de rehabilitación no podemos quitar la muleta al enfermo” es muy poderosa.
Y va a tener efecto en las generales. Probablemente hoy veamos un batacazo, pero en las generales esa palanca tendrá efecto, sin duda.

Por cierto ¿qué le pasa al presidente del Gobierno que no hila una frase ingeniosa más allá de “en España hay muchos españoles”.

Rajoy no es un hombre de mítines. Él dijo en una ocasión: “No me gusta que me grite un señor desde el televisor cuando estoy en casa cenando”.
Rajoy desprecia los mítines, lo que considera que es impostura; desprecia la comunicación. Es un registrador de la propiedad.

¿No es el síndrome de la Moncloa?

No, yo creo que Rajoy nació con el síndrome de la Moncloa ya. Es evidente que a él no le gusta la gente.

Y Luis Arroyo de eso sabe un rato. ¿Cuánta culpa usted en la caída de José Luis Rodríguez Zapatero?

Absolutamente ninguna. Ni en la caída ni en el ascenso. No me siento responsable de los triunfos o los fracasos de mis jefes o mis clientes.
Sólo soy participe de proyectos.

Pero ¿cuál fue su gran error? (el de Zapatero)

Probablemente no ajustar la comunicación al momento de crisis que se veía venir.

¿A quién asesora ahora Luis Arroyo?

Todo el mundo sabe que estoy asesorando al PSOE

pantallazo 4

Imagen de la conversación con Luis Alegre.

Y en concreto… a Pedro Sánchez.

No, no. Asesoro al PSOE, también a Pedro Sánchez, por supuesto. Pero yo colaboro con el PSOE desde hace mucho tiempo, salvo los dos años de Rubalcaba.

¿Y si Carme Chacón diera el paso para las primarias de junio?

No tengo ni idea. Pero ella ha dicho que no lo va a dar.

Pero si lo diera… menudo dilema ¿a quién asesoraría?

No habría dilema. Yo estoy trabajando para el PSOE.

No insisto. ¿Su pronóstico para la tarde en términos globales?

Creo que el PP va a quedar primero; el PSOE, segundo. Y a cierta distancia quedarán los nuevos. Veremos un panorama con más colores.

Etiquetas