Publicado: 06.12.2015 09:28 |Actualizado: 06.12.2015 12:09

Así es el lujoso día a día del rey emérito Juan Carlos

Disfruta de la vida a todo lujo entre restaurantes con una estrella Michelín y eventos deportivos de élite. Se pasa el 70% del tiempo viajando.

Publicidad
Media: 2.83
Votos: 29
Comentarios:
El rey Juan Carlos, a bordo del Ian, que rebautizará como 'Bribón'. SALVADOR BAS (EFE)

El rey Juan Carlos, a bordo del Ian, que rebautizará como 'Bribón'. SALVADOR BAS (EFE)

MADRID.- Don Juan Carlos cumplió este pasado 2 de junio su primer año como rey emérito, una fecha muy señalada para la figura del monarca que ha pasado a vivir una etapa en su vida donde los viajes y el ocio ocupan la mayor parte de su tiempo.

El periodista Alberto Pinteño ha realizado una exhaustiva investigación para descubrir cómo es la actual vida del Rey. Vanity Fair se ha puesto en contacto con los íntimos del monarca: Pepe Fanjul, Josep Cusí y Pedro Campos, entre otros, para contar esta nueva etapa del padre de Felipe VI.




Apasionado del mar, el rey continúa disfrutando de las regatas junto a Campos y Cusí que le regalaron el año pasado un nuevo barco para que navegase, el Bribón XVI, un velero sueco de 60.000 euros obra del arquitecto Gustaf Estlander. Además, como recoge Vanity Fair, Juan Carlos pasa el 70% de su tiempo viajando. Ha recorrido más de 55.000 kilómetros desde Arabia Saudí, Estados Unidos, México, Emiratos Árabes, Bahamas, Marruecos... y una larga lista de destinos.

Juan Carlos pasa el 70% de su tiempo viajando. Ha recorrido más de 55.000 kilómetros desde Arabia Saudí, Estados Unidos, México, Emiratos Árabes, Bahamas, Marruecos...

En ellos siempre ha estado acompañado por su círculo de amistades más cerrado, aquellos que nunca le han dejado de lado. Josep Cusí lo explica así a Pinteño: "Tiene una empatía muy grande, pero amigos reales cada vez menos. Tuvo muchos de peloteo que le abandonaron, pero estaban muy cercanos a él cuando se encontraban la cúpula. Pero le puedo decir que amigos verdaderos somos muy pocos".

El monarca sigue recibiendo un asignación anual de 187.356 euros según Vanity Fair pero su carga de trabajo ha bajado. De los 200 actos de su pasada época como Rey ha pasado a 24 audiencias, varios viajes oficiales -Colombia, Uruguay y Estados Unidos- y diez discursos. Sus apariciones al lado de la Reina Sofía han pasado a contarse con los dedos de las manos: dos en un actos oficiales y en los funerales de la Duquesa de Alba, la reina Fabiola y el duque de Calabria.

Los amigos del Rey describen su día a día como la vida de un jubilado. Camuñas así lo explica: "Está haciendo vida de jubilado, la que siempre quiso vivir pero no pudo. Ahora entra y sale a su antojo, tiene muchos amigos por toda América que le invitan y le ponen hasta un avión privado. Es natural, ha sido nuestro jefe de Estado, el que mejor agenda tiene y el mejor rey que ha tenido España en la historia de la Monarquía".

Entre restaurantes de lujo y eventos deportivos

En estos últimos doce meses se ha dejado ver en las carreras de Fórmula 1 y moto GP -donde coincidió con Jaime de Marichalar- partidos de tenis, baloncesto y fútbol, y como no, las corridas de toros junto a su hija la Infanta Elena.

Otra de las nuevas aficiones de esta vida de jubilado es la de comer en todos los restaurantes con estrella Michelin de nuestro país. Desde el Celler de Can Roca al Atrio pasando por el restaurante Arzak, Don Juan Carlos entra y saluda al chef con las palabras que recoge Pinteño: "Venimos a apoyarte y reconocerte, con nuestra presencia, tu trabajo en defensa de al alta cocina y de la marca España".

Un día a día que pasa también por el Palacio Real donde tiene instalado su despacho: "Su Majestad, cuando está Madrid, acude allí con bastante asiduidad. Él mismo determinó instalar el despacho en el Palacio de Oriente para marcar distancias, para que cada rey tenga su gabinete. El espacio físico ayuda a delimitar las funciones de cada uno. Su labor la hace allí, desde donde dirige", aseguran en Casa Real a Vanity Fair.