Público
Público

Las madres de Altsasu advierten sobre una campaña mediática contra sus hijos

Los familiares de los encarcelados critican que se ha vulnerado el derecho a la intimidad y la presunción de inocencia. Frente a ello, reclaman que la trifulca con dos guardias civiles deje de ser juzgada como “terrorismo”.

Publicidad
Media: 3.90
Votos: 10
Comentarios:

Vecinos de Alsasua en una concentración con los familiares de los detenidos. E.P.

@danialr

Preocupación, rabia e indignación. Un mes después del encarcelamiento de sus hijos, las madres de los jóvenes de Altsasu encarcelados por la pelea nocturna con dos guardias civiles se niegan a resignarse. Tras ver las fotos de sus hijos filtradas a algunos medios de comunicación, los familiares denuncian en una carta enviada a Público la vulneración de varios derechos fundamentales, entre los que citan la presunción de inocencia.

Este documento ha sido dado a conocer 72 horas antes de que la sección cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional se reúna el próximo lunes para valorar los recursos interpuestos por los abogados de los detenidos. Mientras aguardan una resolución que temen que esté escrita de antemano, las madres y padres solicitan la retirada de las medidas cautelares decretadas por la jueza Carmen Lamela, así como la “excarcelación inmediata” de sus hijos “mientras dure el procedimiento judicial, ya que no existe riesgo de fuga”. “En diversas ocasiones se han presentado voluntariamente a declarar, hasta tres veces en algún caso, y en días alternos”, recordaron. En tal sentido, mostraron la voluntad de todos ellos de retomar “su día a día, sus estudios y sus trabajos, cerca de casa”.

“Se han filtrado a la prensa los autos judiciales, e incluso las declaraciones realizadas dentro de la Audiencia Nacional”

Reclaman además la devolución del caso al juzgado de instrucción número 3 de Navarra –donde empezó a instruirse-, lo que implicaría que dejase de ser juzgado como un delito terrorista. Este pedido choca frontalmente con el último informe elaborado por la Guardia Civil –que sustenta los procesamientos dictados por Lamela-: en su versión de los hechos, la Benemérita enmarca la trifulca de bar en una especie de plan diseñado por ETA para tratar de conseguir la expulsión de las Fuerzas de Seguridad del Estado de su pueblo, algo que los familiares han tachado de falso. Frente a tales acusaciones, las familias de los encarcelados piden el “esclarecimiento total de los hechos y proporcionalidad en las actuaciones judiciales”.

En su comunicado, los padres también se refieren a las noticias difundidas por medios como La Razón o Antena3, que llegaron a difundir datos personales de los jóvenes de Alsasua. En algunos casos, la cobertura mediática incluyó datos de personas que posteriormente quedaron en libertad. “Sentimos que se han vulnerado derechos como el de la presunción de inocencia, ya que han sido condenados antes de ser juzgados”, destacan en la nota. También denuncian la vulneración del derecho a la intimidad, “al haberse publicado sus nombres y apellidos, sus rostros y otros datos personales”. “Se han filtrado a la prensa los autos judiciales, e incluso las declaraciones realizadas dentro de la Audiencia Nacional”, destacaron.

“Despropósito”

Frente a tales señalamientos, los padres rescatan en su nota las declaraciones realizadas por el ex juez Baltasar Garzón o el magistrado emérito del Tribunal Supremo José Antonio Martín Pallín, quienes mostraron públicamente sus discrepancias con el tratamiento judicial que han recibido los detenidos por la trifulca del pasado 15 de octubre en un bar de Alsasua. “Necesitamos que esta vía crítica siga fluyendo para que este despropósito termine”, sostienen.

“No queremos que nuestras hijas e hijos sean mártires, ni héroes, ni villanos, ni títeres, sino personas con derechos y obligaciones"

Por todo ello, este grupo de madres y padres lamentan que sus hijos “estén siendo utilizados por intereses que no alcanzamos a entender”. “En otros casos similares, y en función del lugar donde haya sucedido, el tratamiento no ha sido el mismo”, apuntan. “No queremos que nuestras hijas e hijos sean mártires, ni héroes, ni villanos, ni títeres, sino personas con derechos y obligaciones. Por eso pedimos que quien lea esta nota entienda que no hacemos otra cosa que la que haría cualquiera por sus hijos e hijas”, subrayan.

La nota también contiene agradecimientos por las “muestras de apoyo recibidas durante este calvario, tanto del pueblo como de fuera”. La última demostración tuvo lugar este jueves en el frontón de Alsasua: coincidiendo con el primer mes del encarcelamiento de los siete jóvenes, las dos gradas del frontón de esta localidad navarra “se llenaron de vecinas y vecinos que querían mostrar su solidaridad a las familias”. Las miradas de todos ellos se dirigirán el lunes a la Audiencia Nacional.