Público
Público

Podemos Madrid Ramón Espinar: "No se conoce una sola política de Cifuentes, salvo mantener las de Aguirre y González"

El líder de Podemos en la Comunidad de Madrid explica a 'Público' que en la reunión extraordinaria de la dirección autonómica de este sábado defenderá poner "toda la carne en el asador" para hacer caer a Cifuentes. Ha mantenido conversaciones informales con el PSOE en este sentido, pero no así con Ciudadanos, imprescindible para tumbar al Gobierno del PP, y reacio a tomar este rumbo. "El PP no tiene legitimidad para seguir gobernando en Madrid, el partido ha sido el epicentro de la corrupción".

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 6
Comentarios:

El líder de Podemos en la Comunidad de Madrid, Ramón Espinar. /PÚBLICO

MADRID.- Defiende que toca "poner toda la carne en el asador" para expulsar a Cristina Cifuentes del Gobierno de la Comunidad de Madrid, pero insiste en que la hoja de ruta de Podemos debe correr a cargo de la dirección autonómica, reunida bajo la atenta mirada de la Ejecutiva de Pablo Iglesias, los secretarios generales municipales y los diputados en la Asamblea de Madrid. Ramón Espinar Merino (Madrid,1986) asegura a Público que ya ha mantenido conversaciones de "tanteo" con el PSOE para estudiar una hipotética moción de censura, pero sabe que sin Ciudadanos, contrario a esta acción, la iniciativa nacería muerta.

Este sábado ha convocado una reunión extraordinaria y ampliada de la dirección (Consejo Ciudadano) para abordar la estrategia a seguir tras el terremoto político desatado con la detención del expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, en el marco de la operación Lezo.

Se extiende sobre la actuación del PP como "epicentro de la corrupción" en la Comunidad, la incapacidad de Cifuentes de ofrecer una regeneración política creíble, y sobre la importancia de evitar la normalización de acontecimientos como los que han tenido lugar esta semana. Más reservado se muestra ante las preguntas sobre las aspiraciones de Íñigo Errejón de postularse como candidato a las autonómicas de 2019, pero esa es la tónica general del partido en lo que respecta a esta cuestión. Faltan dos años para las elecciones, pero una hipotética moción requeriría actuar con total celeridad, aunque se antoja muy, muy difícil. Y en esas están, afirma.

A lo largo de los últimos días, tras la detención de Ignacio González, Cristina Cifuentes se ha jactado de ser responsable de la apertura de la investigación que desemboca en la Operación Lezo. ¿Cómo ha influido en esta operación el informe de la comisión de endeudamiento de la Asamblea de Madrid que PSOE, Podemos y C's entregaron en la Fiscalía el 6 de abril? Denunciaba irregularidades en el Canal Isabel II de González

Hay un paralelismo, uno más, entre Cristina Cifuentes y Esperanza Aguirre. En los dos años que lleva gobernando en la Comunidad de Madrid, Cifuentes no ha protagonizado una sola reforma de la que pueda presumir. ¿Qué ha hecho en Sanidad? ¿En Educación? ¿Y en Infraestructuras? No se conoce una sola política pública de Cristina Cifuentes, salvo mantener las de Esperanza Aguirre e Ignacio González. Es una política perfectamente continuista con lo anterior. Y tanto le copia a Esperanza Aguirre las estrategias políticas que también le ha copiado la estrategia a la hora de hablar de corrupción. Allí donde Aguirre dijo "yo destapé la Gürtel", Cifuentes dice "yo destapé el Canal de Isabel II".

"Tanto le copia a Aguirre las estrategias políticas que también copia a la hora de hablar de corrupción. Allí donde Aguirre dijo 'yo destapé la Gürtel', Cifuentes dice 'yo destapé el Canal'"

No. Cifuentes era consejera del Canal Isabel II cuando sucedió todo allí. ¿Esto significa que tenga responsabilidades judiciales? Lo dirán los jueces, pero es evidente que hay una responsabilidad política. Cristina Cifuentes es diputada en la Asamblea de Madrid desde 1991, son 27 años siendo diputada, con un lapso de un par de años en los que fue delegada del Gobierno en Madrid. Es una de las dirigentes fundamentales del PP de Madrid, al menos desde los primeros 2000. Ha sido consejera del Canal de Isabel II y de Fundescam, la fundación del PP que recibía mordidas y dinero negro según distintos autos, sumarios judiciales y lo que se puede leer en cualquier medio de comunicación. Cristina Cifuentes ha estado en el ajo del Partido Popular de Madrid, y por tanto tiene responsabilidad y no puede pretender ser ajena a lo que su partido ha hecho. Tendrá que asumir las responsabilidades políticas del PP de Madrid en primera persona. Ella ha construido el relato de "yo he destapado el Canal Isabel II", una construcción narrativa de tipo fantástico. Creo que en política hay que decir la verdad.

¿Debe dimitir? ¿Pedirán su dimisión si no prospera una hipotética moción, o si finalmente deciden no presentarla?

¿Alguien se imagina en Francia, Alemania o Reino Unido un escándalo como el que el PP protagoniza esta semana? ¿Como los que el PP ha protagonizado en los últimos años con sus casos de corrupción? El PP no tiene legitimidad para seguir gobernando en la Comunidad de Madrid, porque el PP de Madrid ha sido el epicentro de la corrupción. Es verdad que ganó las últimas elecciones, pero lo hizo sin mayoría absoluta, y por tanto hay una puerta abierta a que el PP no siga gobernando. En todo caso comparémonos con las mejores democracias de nuestro entorno; el PP no seguiría gobernando en ninguna de ellas, en España sí lo hace. Eso nos hace un país peor, una democracia peor.

¿De qué versará exactamente la reunión de este sábado? ¿Cuál es su objetivo?

Pablo [Iglesias] y yo anunciamos el miércoles la disponibilidad y disposición de Podemos para apoyar una moción de censura en la Comunidad de Madrid, y por supuesto esto tiene que ser discutido por los órganos. He decidido convocar un Consejo Ciudadano muy ampliado: nos vamos a reunir con la dirección en la Comunidad de Madrid, con los diputados de Podemos en la Asamblea, con todos los secretarios generales municipales y con los responsables de Organización, que es el cargo que todos círculos tienen en común. También vendrá la dirección estatal y el propio Pablo. Celebramos este debate y señalamos una especie de momento excepcional porque existe el riesgo de que la corrupción del PP quede normalizada.

Hay riesgo de que se asuma como una cuestión de la vida política ordinaria que el que era presidente de la Comunidad de Madrid hasta hace dos años sea detenido por dirigir una organización criminal

Hay riesgo de que se asuma como una cuestión de la vida política ordinaria que el que era presidente de la Comunidad de Madrid hasta hace dos años sea detenido por dirigir una organización criminal, como he leído en medios de comunicación, o que la actual presidenta fuera consejera de la empresa en la que esto estaba sucediendo, en el momento en que sucedía, y que no pase absolutamente nada. El PP es un partido imputado, un partido el que ya se ha probado la financiación ilegal, y el hecho de que el presidente del Gobierno o la presidenta de la Comunidad de Madrid estén envueltos en casos de corrupción, en cualquier democracia homologada con la española supondría un cataclismo, una convocatoria de elecciones y un estado de excepción democrática.

¿Qué escenarios contemplan? ¿Qué posición tiene y qué ha tratado con la dirección? ¿A quién corresponde decidir si presentar efectivamente una moción de censura o si se limitarán a seguir ofreciendo su disponibilidad para secundar una hipotética moción de otro grupo?

En esto te voy a pedir que me dejes ser cauteloso hasta mañana [Por la tarde del sábado]. No se puede avanzar cuáles son los escenarios ni cerrar ninguna propuesta antes de tener una discusión en la organización. Es fundamental tener una discusión muy amplia con todo Podemos en la Comunidad de Madrid, diría que con todo Podemos. Los momentos excepcionales en política permiten demostrar el tipo de herramienta que estamos construyendo, y nosotros queremos que Podemos sea una herramienta política participada, democrática, plural y con debates lo más amplios y abiertos que sea posible. Mi opinión es que tenemos que ir a una moción de censura en la Comunidad de Madrid, y es lo que voy a defender, pero quiero discutirlo con toda la organización.

El miércoles anunció también la apertura de una ronda de contactos con otros grupos de la Asamblea, aunque Ciudadanos ya ha dicho que no va a dejar caer a Cifuentes. ¿Qué les ha dicho el PSOE? ¿Qué predisposición ven?

Vamos a iniciar una ronda de contactos a partir de la discusión orgánica de este sábado. Voy a llamar a Ciudadanos y al PSOE, los dos actores con los que hay que hablar.

¿No ha hablado con ninguno de ellos aún?

Comuniqué al PSOE que íbamos a anunciar nuestra disposición a la moción de censura, para que no les pillara de sorpresa, pero no ha habido ninguna conversación formal. Obviamente, cuando haces un anuncio de estas características un miércoles, y el jueves hay Pleno en la Asamblea de Madrid, todo el mundo tantea y explora escenarios, pero en esto hay que ser serios. Habrá que mantener una reunión formal, conociendo cuál es la posición de Podemos.

¿Cómo han encontrado al Partido Socialista en esa exploración? ¿Qué tienen pensado hacer para que Ciudadanos cambie de opinión y deje caer a Cifuentes?

Ciudadanos sigue en el brete en el que lleva demasiado tiempo. Tiene que decidir si es una organización política que obedece a sus electores, o si obedece a los intereses de los privilegiados. Se presentó a las elecciones diciendo que iba a regenerar la vida pública, a acabar con la corrupción, y sistemáticamente ha apoyado al Gobierno del partido Popular. En Murcia, incluso con el caso de Pedro Antonio Sánchez; en Andalucía, al Gobierno del PSOE de los ERE; al Gobierno de Cristina Cifuentes en Comunidad de Madrid, y al Ejecutivo de Mariano Rajoy en el Gobierno de la nación. Creo que esa es una política profundamente errada, pero no en lo ideológico, sino en su propia coherencia, porque en las elecciones prometían una cosa que no han cumplido. Están a tiempo de rectificar y nosotros les vamos a emplazar a eso.

En Murcia dejaron caer a Pedro Antonio Sánchez. Ciudadanos dio un paso hacia la moción de censura que propició que el PP le dejara caer. Y sin ellos no prosperará la moción en Madrid.

Veamos cuál es la disposición de C's. Nosotros les vamos a emplazar, vamos a reunirnos con ellos y a exponerles nuestro punto de vista. Espero que sean sensibles al argumento del imperativo ético. En definitiva no estamos en política para hacer cuentas, para ver cuántos diputados tiene uno u otro. Estamos en política para hacer lo que debemos hacer, para decir la verdad y para hacer las cosas en las que creemos. Quien se crea la regeneración democrática como un pilar fundamental del futuro político de nuestro país no puede permitir que el PP de Madrid siga gobernando ni un minuto más.

¿Qué le ha dicho el PSOE? ¿Cómo lo ha visto en esa ronda de tanteo?

Seamos muy cautelosos para no romper confianzas. Lo que se habla en privado tiene que permanecer en privado, pero en todo caso no se ha hablado nada; no se han avanzado escenarios y no hay ninguna negociación en curso. Las impresiones que se intercambian en privado y no forman parte de un proceso de toma de decisión es mejor que permanezcan ahí. Ya hemos tenido una nefasta experiencia de negociación con el PSOE, tratemos de no repetirla.

¿Estarían dispuestos a apoyar a un candidato del PSOE para presidir la Comunidad, en caso de que lograran el apoyo de Ciudadanos y prosperara una moción de censura?

Creo que tenemos que poner toda la carne en el asador para que Cristina Cifuentes no siga siendo presidenta de la Comunidad, porque el PP de Madrid representa hoy lo peor de la corrupción política en nuestro país. Veremos.

¿Cómo es la actitud del PP en la Asamblea? Votaron en contra de constituir una comisión de investigación sobre la corrupción aunque el resto de grupos estaban a favor. Dijeron que era un paripé mediático.

Cumple el papel de bloqueo institucional de las comisiones de la deuda y de la corrupción, que por otra parte es el papel que ha jugado sistemáticamente, usando las instituciones en beneficio propio y como su cortijo. Ahora el PP ha propuesto una comisión de estudio de la financiación de los partidos en el Senado, porque allí tienen mayoría absoluta, y la hacen en paralelo a la comisión de estudio de la financiación del PP en el Congreso de los Diputados. Utilizan las instituciones para operaciones de márketing propio.

Con la que está cayendo, que haya una sensación de normalidad en las instituciones significa que las instituciones están volviendo a vivir de espaldas a la gente

Por otra parte, confieso que tengo un miedo: el miedo a que pase lo que sucedió el jueves en el pleno de la Asamblea de Madrid. Con la que está cayendo, que haya una sensación de normalidad en las instituciones significa que las instituciones están volviendo a vivir de espaldas a la gente. Lo que está en juego es la democracia misma: si quien manda es la ciudadanía y las políticas públicas con criterio de interés general, o si quien lo hace es quien está pagando mordidas a partidos políticos. Las instituciones son un reflejo de lo que sucede en la sociedad, y cuando no operan así están siendo disfuncionales.

¿Qué otras medidas contemplan tras este escándalo de corrupción? Han registrado una petición de recusación del ministro de Justicia -Rafael Catalá- en el Congreso, la comparecencia de Cifuentes en la Asamblea...

Hemos solicitado una batería de comparecencias en la comisión de corrupción política de la Asamblea. Al mirar el consejo de administración del Canal de Isabel II se ve que cuando suceden los hechos por los que han detenido a González Cristina Cifuentes estaba en ese consejo, y hoy es presidenta de la Comunidad. Ángel Garrido figura, y hoy es vicepresidente; David Pérez, alcalde de Alcorcón, también aparece; Enrique Ossorio, portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, también figura... es la cúpula del PP la que estaba metida en la empresa pública. Primero tratando de privatizarla, proceso que sólo se revirtió por la resistencia de la ciudadanía. Después, como parece por la operación Lezo, poniendo el Canal de Isabel II al beneficio del saqueo que benefició a unos pocos.

Hablando de saqueo, esta mañana se averiaba por segunda vez el Tramabús, el vehículo que presentaron el lunes para hablar de lo que denominan "trama". ¿Cómo valoran el impacto que ha tenido? Ha recibido bastantes críticas, pero también es cierto que ha sido muy comentado.

El Tramabús ha generado mucha polémica y ha sido muy controvertido, pero eso está bien. Hay dos opciones: hablar del dedo o hablar de la luna. Creo que el Tramabús es el dedo, creo que el Tramabús señala, y de lo que se ha terminado por hablar esta semana ha sido de cuáles son las estructuras de poder, la interconexión entre poder político y económico que ha permitido el saqueo de lo público en nuestro país, eso que nosotros hemos venido a llamar 'trama'. Creo que ha funcionado bien, que hemos sido capaces de instalar ese debate en la sociedad. Creo que hay un reto por delante: no sólo tenemos que ser capaces de denunciar la trama, sino también de construir una alternativa de Gobierno, y en eso estamos.

Íñigo Errejón aspira a ser candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid en 2019 en virtud de un acuerdo con Pablo Iglesias. ¿Ya han aterrizado de alguna forma este acuerdo? ¿Está trabajando ya en esta candidatura?

Por el momento, sobre esto lo único que voy a decir es que Íñigo Errejón me parece un magnífico candidato a presidir la Comunidad de Madrid.

¿Pero se está trabajando en esta candidatura? ¿Se ha aterrizado ese acuerdo en términos concretos?

Lo único que voy a decir sobre esto es que Íñigo me parece un magnífico candidato para presidente de la Comunidad de Madrid. No se me ocurre uno mejor.

Vídeo: La Barraca Producciones. Grabación y edición: Almudena Tomás / Producción: Itxaso Marín