Publicado: 24.01.2014 07:00 |Actualizado: 24.01.2014 07:00

Malestar entre varios miembros del PSOE por las "ofensas" a Madina de uno de los protegidos de Blanco

Pedro Sánchez dijo en un diario que al vizcaíno le costará desprenderse de la imagen de "niño mimado" del partido. El entorno del madrileño afirma que sus palabras fueron sacadas de contexto y que tiene &

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La batalla parece estar ya en marcha en el PSOE, y eso que ningún miembro del partido se atreve aún a dar el paso para anunciar que se presentará a las primarias abiertas que darán con el próximo candidato socialista a la Presidencia del Gobierno. A pesar de que nadie tiene previsto dar la noticia al menos hasta después de las elecciones europeas, algunos de los que se incluyen en esas quinielas han comenzado a calentar el ambiente interno y a provocar las primeras suspicacias entre diputados y miembros del partido de sectores contrarios. 

Así sucedió ayer con las declaraciones que el parlamentario Pedro Sánchez realizó al diario La Razón, con motivo de una información en la que se apuntaba al deseo de este por apuntarse a la carrera para ser el próximo candidato del PSOE a La Moncloa. En la citada noticia el madrileño, persona de máxima confianza del exnúmero dos del partido, José Blanco, y a quien Alfredo Pérez Rubalcaba nombró como uno de los coordinadores de la Conferencia Política del pasado mes de noviembre, hacía un repaso de las posibilidades que a su juicio tienen quienes suenan con más fuerza que él dentro del partido para concurrir a esas primarias. 

Consideraba, así, que la exministra de Defensa Carme Chacón, es "vencible", y que en el líder de los socialistas vascos Patxi López ve "continuidad". A renglón seguido, afirmaba que al diputado vasco y secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, Eduardo Madina, le falta "coraje" para desprenderse de la imagen de "niño mimado" del PSOE. 

Estas últimas palabras han provocado gran malestar entre los diputados en el Congreso más cercanos al parlamentario vizcaíno. El descontento lo manifestaban públicamente dos parlamentarias socialistas, que mostraban también de forma implícita su apoyo a Madina. La gallega Laura Seara aseguraba en su perfil de twitter lo siguiente: "Donde alguno ve un niño mimado, la gran mayoría vemos uno de los referentes éticos e ideológicos más importantes. Lo mejor está por llegar".

La canaria Patricia Hernández, más sutilmente, dejaba claro que Sánchez no contaría con su respaldo: "No apoyaré a ningún candidato que hable mal de otro candidato o candidata en las primarias", aseguraba en su propia cuenta, en clara alusión a las declaraciones realizadas por el diputado madrileño.

Otros parlamentarios que prefieren guardar el anonimato lamentaban en conversación con este diario que las "ofensas" que según ellos profería Sánchez contra Madina les chocan "precisamente de él, que llegó al Congreso de la mano de Blanco", y a la Conferencia Política "gracias a Rubalcaba". Las fuentes consultadas aseguran, además, que es el propio Blanco el que estaría buscando apoyos para el diputado madrileño entre los miembros del partido antes de tomar la decisión de si concurre o no al proceso de primarias. 

Como el propio Sánchez asegura en la citada noticia, los diputados con los que este diario ha hablado niegan que sea Rubalcaba el que esté tratando de promocionar al madrileño, si bien reconocen que tanto él como el secretario general o Patxi López podrían ser respaldados por sectores similares del partido, por lo que no consideran razonable que todos se presenten por separado a las primarias.

El entorno de Sánchez ha querido salir al paso de estas críticas y en declaraciones a Público ha querido dejar claro que las palabras fueron sacadas de contexto. El diputado, señalan, tiene "la mejor de las concepciones" de su compañero de partido y ha manifestado su "malestar" con la información antes mencionada. Madina, por su parte, ha evitado hacer cualquier tipo de declaración sobre esta polémica.