Público
Público

Malos tratos y comida caducada: así eran varios centros de menores en Valencia 

La Generalitat destapa indicios de malos tratos y condiciones infrahumanas en algunos centros de menores bajo tutela pública. Mónica Oltra lleva los abusos a la Fiscalía

Publicidad
Media: 3
Votos: 3
Comentarios:

Centro de recepción de menores de Monteolivete / Generalitat Valenciana

Indicios de maltrato, duchas frías, comida caducada, edificios ruinosos... Estas eran las condiciones en las que se encontraban los menores de varios centros de acogida de menores de la Comunitat Valenciana, que han sido cerrados o cuyos inquilinos han sido trasladados a otras centros del Govern valenciano. Los centros afectados son el de Monteolivete de Valencia, el de Segorbe, el de El Carmen de Valencia, el de la Penyeta roja de Castellón y el de Buñol. 

La vicepresidenta y consellera de Igualdad, Mónica Oltra,  ha denunciado que el anterior gobierno del PP en el Consell, había renunciado a la labor inspectora de los centros de menores y entre los años 2012 y 2015 sólo se realizaron seis informes, dos por año, de control de los 80 centros de acogida. 

En la Comunidad Valenciana la cifra alcanza los 3.805 menores, repartidos en centros específicos o en familias de acogida. De ellos, el 30% viven en centros. La Generalitat ha decidido llevar los informes a la Fiscalía de Menores para que determine si se han producido situaciones contra los niños punibles por la Justicia .

El objetivo de la Generalitat es, tras realizar una inspección y sus respectivos informes, el de desistitucionalizar al mayor número de menores posible y que sean acogidos por una familia.