Público
Público

Maltrato animal El Congreso tumba el plan del PP y prohíbe cortar el rabo a los perros por estética

El pleno rechaza la enmienda del PP para consentir la amputación del rabo de las razas de perros de caza. El Congreso apoya con 30 años de retraso la adhesión definitiva de España al Convenio Europeo de Protección Animal 

Publicidad
Media: 4.44
Votos: 9
Comentarios:
Varios perros corren por el césped. EFE

Varios perros corren por el césped. EFE

El pleno del Congreso ha ratificado hoy por unanimidad el Convenio Europeo de Protección Animal de 1987, que prohíbe, entre otras prácticas, la amputación del rabo de los perros por motivos estéticos, de las cuerdas vocales o la extirpación de las uñas en los gatos. Así, se ha apoyado con 30 años de retraso la adhesión definitiva de España a dicho Convenio, que establece los principios básicos para la protección de los animales, como limitar su uso en publicidad y espectáculos o prohibir las amputaciones por motivos no curativos.

El pleno ha debatido esta ratificación y con ella, la polémica cuestión sobre el rabo de los perros. Finalmente, se ha aprobado la enmienda presentada por el grupo de Unidos Podemos contra esta práctica, frente a la excepción que había incluido el Gobierno en el texto del Convenio para permitir la amputación del rabo de las razas de perros de caza, y que contaba con el apoyo del grupo popular.

La enmienda en contra de la amputación ha contado con el apoyo de 175 diputados (Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, PSOE, ERC y parte del grupo mixto), frente a 136 que han votado en contra (grupo popular más 3 del grupo mixto) y 37 abstenciones (Ciudadanos y PNV).

La reserva o excepción planteada por el Gobierno a dicho Convenio se refería en exclusiva a los perros de caza, que "se pueden herir por su impetuosidad al no controlar el movimiento de su rabo", ha explicado en su defensa el diputado popular Bernabé Pérez. La solución planteada por el Ejecutivo garantizaba, en su opinión, la integridad de los derechos de los perros, al obligar a que la intervención se realice sólo a cachorros y bajo supervisión veterinaria.

La polémica en torno a esta cuestión tuvo su origen en el debate en Comisión del Convenio, ya que el pasado 6 de marzo se aprobó con el apoyo de todos los grupos, menos del PP, esta enmienda del grupo de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea contra la excepción del Gobierno, es decir que quedaba ya prohibida la amputación del rabo de los perros. Pero dos días después, en la misma Comisión, volvió a debatirse y se admitió la excepción para los perros de caza que planteaba el Gobierno a través de una enmienda pactada entre el PP, ERC y PNV, y que establecía límites y garantías veterinarias para esta práctica.

Sin embargo, y ante la polémica creada, ERC anunció el 9 de marzo que retiraría su apoyo en el pleno a esta excepción, tal y como ha ocurrido hoy. En el debate en el pleno, Pablo Iglesias ha recordado que cortar el rabo a los perros ya estaba prohibido en muchas comunidades autónomas. "No es más bonito un perro por cortarle las orejas y el rabo. Una sociedad del siglo XXI debe dejar atrás tradiciones que no tienen ningún sentido; los animales no son el complemento estético a la virilidad de nadie", ha añadido.

Asimismo, ha lamentado que España "haya tardado 30 años en incorporarse al sentido común" (el Convenio data de 1987). La representante del Grupo Socialista Zaida Cantera ha calificado de "excusa" la intención del Gobierno y ha recordado que en países con gran tradición cazadora "tener el rabo cortado es sinónimo de dueños de bajo estatus social". Por su parte, Guillermo Díaz, de Ciudadanos, ha señalado que "los españoles han sido mejores y han ido por delante de sus representantes" y ha asegurado que "quien tortura es un peligro para la sociedad".