Publicado: 30.06.2016 23:47 |Actualizado: 01.07.2016 07:00

Manos Limpias y Ausbanc urdieron extorsionar al Santander con una denuncia sobre el "asesinato de Botín"

La Policía descubre en un ordenador del sindicato ultra el borrador de una denuncia sobre el supuesto "asesinato" del banquero, elaborado al tiempo que Miguel Bernard pedía reunirse con su hija, Ana Patricia Botín, presidenta de la entidad.

Publicidad
Media: 3.73
Votos: 11
Comentarios:
Miguel Bernad, líder de Manos Limpias (i).

Miguel Bernad, líder de Manos Limpias (i).

MADRID.- La supuesta trama de Ausbanc y Manos Limpias que investiga la Audiencia Nacional cobra formas rocambolescas. Según la declaración del director de Comunicación del Banco Santander, Juan Manuel Cendoya Méndez-Vigo, en mayo de 2015 el sindicato ultra envió un correo electrónico a la entidad solicitando una reunión con su presidenta, Ana Patricia Botín, hija del fallecido Emilio Botín.

El sindicato presidido por Miguel Bernard justificaba esta petición asegurando que había tenido conocimiento "de unos hechos gravísimos que atentan contra la honorabilidad y el buen nombre" de la presidenta del banco, asegurando que alguien estaba tratando de utilizar al sindicato "como ariete" contra ella, "pretendiendo que el asunto saltase a los medios" para desacreditarla "ante su propio banco y la opinión pública en general".



Teóricamente, Bernard actuaba "sin esperar nada a cambio", y desde el Banco Santander, conscientes de la existencia de un vínculo entre este y Luis Pineda, presidente de Ausbanc, pidieron a este último que mediara para que no se airease públicamente el asunto del que supuestamente quería informar a la presidenta de la entidad. Poco después, Pineda trasladó al Santander que la cuestión quedaba zanjada, ya que ni él ni Bernard le concedían credibilidad.

Lo que ninguno de los dos esperaba es que la UDEF registrara los ordenadores del sindicato ultraderechista por orden del juez Santiago Pedraz, ni que encontraran un documento titulado "Denuncia Presunto Asesinato Emilio Botín", un borrador de denuncia elaborado por Manos Limpias que según la Policía "refiere el presunto homicidio cometido sobre Emilio Botín en relación a lo expuesto en un Acta Notarial de manifestación de un ciudadano que habría llegado a manos del sindicato".

Lo que ninguno de los dos esperaba es que la UDEF registrara los ordenadores del sindicato ultraderechista por orden del juez Santiago Pedraz

También hallaron un documento denominado "Escrito Fiscal Gral Estado por Tema Botín", que solicitaba al Ministerio Público que les citara a comparecer "para hacer entrega de una copia de un Acta Notarial de manifestación" que recogía "unos hechos presuntamente delictivos 'que afectan a la cúpula de una entidad financiera de primer orden a nivel internacional'". Y, por supuesto, tampoco esperaban que la Unidad de Delitos Fiscales y Financieros (UDEF) hallase un tercer documento firmado por Bernard y dirigido a Ana Patricia Botín, en el que le pedía una entrevista. Esta carta estaba fechada el 26 de mayo de 2015, exactamente siete días después de que se crease el borrador de denuncia que a juicio de la UDEF ambos querían utilizar contra Ana Patricia Botín.

"Es más que probable que por parte del sindicato Manos Limpias se intentase emplear esa información [el borrador de denuncia] como medio de presión para obtener algún tipo de beneficio, puesto que si Miguel Bernard 'no esperase nada a cambio' no se habría molestado en elaborar un borrador de denuncia así como el escrito dirigido a la Fiscalía"; así consta en un informe de la UDEF incluido en uno de los tomos del sumario de la causa que investiga el juzgado de instrucción número uno de la Audiencia Nacional contra Ausbanc y Manos Limpias por los presuntos delitos de extorsión y fraude procesal, al que ha tenido acceso Público.

El banco pagó un total de 437.782 euros a la organización supuestamente sin ánimo de lucro dirigida por Pineda.

"Es más que probable que la intermediación de Luis Pineda haya servido para frenar las posibles negociaciones, así como para paralizar la denuncia prevista, y de ese modo, Luis Pineda conseguiría de nuevo ganarse el favor de la entidad Banco de Santander y que se continuase patrocinando y publicitando en Ausbanc", apunta el informe en cuestión.

El Santander pagó a Ausbanc 826.445 euros en 2016, según la UDEF

El director de Comunicación del Banco Santander declaró como testigo el pasado 29 de abril, cuando afirmó que su relación con Pineda -en prisión preventiva junto con Bernard desde el 18 de abril- era estrictamente profesional. Sin embargo, la UDEF destaca que en una de las conversaciones grabadas que manejan Pineda asegura a un tercero que él y Cendoya "siguen siendo buenos amigos", que es una de las personas a las que Pineda "envía un regalo por navidad", y que otros indicios permiten inferir la existencia de "cierta cordialidad entre ambos, así como la predisposición de Pineda a continuar apoyando al Banco Santander".

En su comparecencia, Cendoya justificó el dinero aportado a Ausbanc por la entidad asegurando que la tirada de sus distintas publicaciones era de cerca de 130.000 ejemplares. Tras analizar los convenios aportados por el testigo, la UDEF sostiene que en 2003 el banco pagó un total de 437.782 euros a la organización supuestamente sin ánimo de lucro dirigida por Pineda.

"Por otra parte en el año 2016, aportó 30.795€ a Agroeditora, 81.680,17€ a Dinero y Salud, 219.404,84€ a Money Market, 137.241,60 a Mercado de Dinero USA, y 357.324,22€ a AUSBANC, cantidades también a las que habría que añadir el IVA correspondiente, es decir un total de 826.445,83€ (la propuesta efectuada por AUSBANC ascendía a 958.123,63€). Se observa como prácticamente se ha doblado la aportación realizada por Banco de Santander al grupo AUSBANC", zanja el informe.