Publicado: 11.01.2014 08:00 |Actualizado: 11.01.2014 08:00

Un "mar silencioso" inundará Bilbao

La plataforma Tantaz Tanta ("Gota a gota") cede el testigo a todos los partidos y sindicatos nacionalistas de Euskadi, que se preparan para una "gran marcha" histórica por la suma de fuerzas de PNV y EH Bildu contra la dispers

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Euskadi vivirá este sábado una jornada histórica. Tras una tarde de viernes repleta de llamadas, cruces de mensajes de whatsapp y anuncios vía Twitter entre las principales figuras políticas vascas, los máximos responsables de PNV y Sortu han escenificado el compromiso de sus respectivas formaciones -amparados por otros partidos y sindicatos- contra la dispersión.

No en vano, en el entorno de los familiares de los presos hablan de un "nuevo tiempo" que este sábado quedará plasmado en las calles de Bilbao con una manifestación silenciosa a favor del acercamiento de sus seres queridos, uno de los puntos claves en el proceso de paz.

"Hace unas semanas anunciábamos que las cosas iban a cambiar. Y efectivamente han cambiado. ¿Por qué? Porque nosotras hemos cambiado", sentenciaba, poco después de las 18.00 horas del viernes, la plataforma Tantaz Tanta (Gota a gota), promotora de la manifestación que fue ilegalizada por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco. Tres twits después, anunciaba que la movilización quedaba formalmente desconvocada. "A partir de este momento -añadía- comienza el gran mar que va a traer a los presos y presas a Euskal Herria".

Cuando estos mensajes comenzaron a circular por las redes sociales, el móvil de Asier Martínez, portavoz de Tantaz Tanta durante las últimas semanas, ya había dejado de sonar. La decisión del juez ha supuesto el fin del protagonismo público de este colectivo ciudadano, al menos durante las próximas horas. Los encargados de coger el testigo han sido los máximos responsables de PNV y Sortu, Andoni Ortuzar y Asier Arraiz. Hasta algunas horas antes, ninguno de ellos imaginaba que acabarían el viernes dando una rueda de prensa conjunta, pero el agitado proceso de paz en Euskadi siempre puede deparar imágenes inéditas.  

Geroa Bai, Aralar, EA y Alternatiba, con los sindicatos ELA y LAB, también forman son convocantes Una de esas fotos históricas llegó algunos minutos después de las 19.00 horas de este viernes, con Ortuzar y Arraiz como protagonistas. En esa comparecencia -realizada en el majestuoso Hotel Carlton de Bilbao-, anunciaron la convocatoria de una gran manifestación para este sábado en la capital vizcaína, donde reclamarán lo mismo que pretendía pedir Tantaz Tanta: "derechos humanos, acuerdo y paz". Las formaciones políticas Geroa Bai, Aralar, Eusko Alkartasuna y Alternatiba, así como los sindicatos ELA y LAB, también forman parte del grupo de convocantes. "Es una comparecencia excepcional, para una situación excepcional que requiere una respuesta excepcional", dijo el líder del PNV.

La movilización, que se estima que tendrá unas dimensiones pocas veces vista en la historia reciente del País Vasco, saldrá a las 18.00 horas desde La Casilla -punto habitual de partida de las manifestaciones cercanas al mundo abertzale y de apoyo a los presos- y terminará en las escalinatas del ayuntamiento. No obstante, fuentes cercanas a los convocantes han destacado que habrá ambiente desde varias horas antes, ya que se prevé la llegada de un gran número de autobuses que saldrán desde diferentes localidades para confluir en Bilbao. El Casco Viejo, como en otras ocasiones, será el termómetro que permitirá medir lo que se vivirá después.  

Por su parte, fuentes próximas a los familiares de presos vascos han confirmado a Público que acudirán "de forma masiva" a esta convocatoria. Todos ellos habían renunciado a las visitas de este fin de semana en las cárceles de España y Francia para poder asistir a la manifestación contra la dispersión, por lo que la prohibición de la Audiencia Nacional había caído como un balde de agua fría en este entorno.

"La prohibición de este acto no acallará una reivindicación mayoritaria de la sociedad vasca" Nada más conocer el nuevo llamamiento, los allegados al colectivo de reclusos mostraron su "satisfacción". "Muy a su pesar, la Audiencia Nacional ha logrado el escenario idóneo para que se produjese este pronunciamiento claro y rotundo contra la dispersión y por los derechos de nuestros familiares", señalaron.  

Algunas horas antes, el Gobierno vasco había mostrado sus discrepancias con la decisión del juez Velasco. "La prohibición de este acto no acallará una reivindicación mayoritaria de la sociedad vasca, que ante este nuevo momento exige una nueva política de estado para la paz que incluya, además, una nueva política penitenciaria", declaró su portavoz, Josu Erkoreka, cuando aún no se había dado a conocer la nueva convocatoria.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, añadió más leña al fuego a través de su cuenta oficial en Twitter. "En opinión del gobierno vasco, la prohibición de la manifestación es muy grave e incomprensible", afirmó. Si este sábado se deja ver en Bilbao, el día será aún más histórico.