Publicado: 05.03.2014 07:00 |Actualizado: 05.03.2014 07:00

La marca catalana de IU denuncia el maltrato de la dirección federal en la lista para las europeas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La complicada confección de la lista de IU para las elecciones europeas ha vuelto a levantar las ampollas dentro de la federación que dirige Cayo Lara. El mismo sábado, día en el que el Consejo Político Federal aprobó la candidatura que estará encabezada por Willy Meyer, desde Izquierda Abierta, el partido que dirige Gaspar Llamazares, amenazaron con llevar el asunto incluso a los tribunales al considerar injusta la novena plaza de la lista que ocupará su candidato, Tasio Oliver.

Y ha sido precisamente el encaje de Izquierda Abierta en la lista el que ha provocado un nuevo descontento interno: el de la marca catalana de IU, Esquerra Unida i Alternativa (EUiA), cuyo candidato para las europeas, el profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Barcelona, Gerardo Pisarello, quedó relegado al puesto 11 de la lista aprobada por el Consejo Político. Su coordinador general, Joan Josep Nuet, recuerda en declaraciones a Público que su federación ocupará dicha posición en la candidatura tras haber ocupado la sexta en 2009 y la cuarta en comicios anteriores.

Por eso considera que desde la dirección federal "no ha habido una apuesta política" por los representantes de IU en Catalunya. "No se ha respetado nuestra posición y no se nos ha tenido en cuenta", recalca. EUiA confiaba en lograr el séptimo puesto de la lista que encabezará Meyer, al asumir que por delante de ellos estarían los representantes de ICV y Anova —formaciones con las que concurren en coalición y que ocuparán las posiciones tercera y quinta, respectivamente—.

Nuet lamenta que, a pesar de ello, a la hora de configurar el listado el grupo mayoritario que controla Lara les asignó el noveno puesto, que se quedó en el undécimo al cruzar esa lista con la que presentó Izquierda Abierta. "La dirección no ha valorado suficientemente el trabajo de EUiA, ni el valor de Gerardo Pisarello en la lista", insistía el coordinador de la marca catalana de IU. Pero tal es el enfado de la federación que el propio Pisarello ya ha anunciado su renuncia a concurrir a los comicios, tal y como ha confirmado él mismo a este diario.

El profesor, que iba a presentarse en calidad de independiente, suponía la gran apuesta de EUiA en pleno debate en Catalunya sobre una consulta soberanista de la que es uno de sus mayores defensores. La militancia aprobó presentarlo incluso a través de un referéndum. Pero al ser relegado al undécimo puesto él, que tuvo dudas a la hora de dar el paso, considera que ya no hay posibilidades de poner en marcha su proyecto. Y es que en 2009 IU-ICV-EUiA-BA obtuvo sólo dos representantes, cifra que la federación espera mejorar, si bien resulta complicado lograr más de diez eurodiputados.

Pisarello mostraba su posición el pasado domingo en una entrada publicada en la web de la revista Sin Permiso. En la misma, aseguraba que "en las condiciones finalmente acordadas" por el Consejo Político Federal de IU, "es prácticamente imposible que una candidatura con vocación de apertura pueda cumplir, sobre todo en Catalunya, la función pedagógica y de revulsivo que justificaron su gestación".

"Son muchas las lecciones que habrá que extraer de este desenlace. Ninguna supone que la idea de ruptura democrática deba abandonarse o que haya perdido su sentido político. Por el contrario, estará presente en diferentes iniciativas electorales y no electorales que comparecerán el mes de mayo y será más necesaria que nunca una vez pasados estos comicios", añadía.

Ayer, Pisarello consideraba que "lo mejor del proceso" que supuso su elección como candidato "han sido los apoyos de mucha gente, de IU y de fuera de IU, no solo en Catalunya, sino también en Madrid, Galicia, Valencia o Andalucía". Sin embargo, el profesor universitario considera que la dirección federal ha tenido "una actitud hostil" frente a EUiA y su candidatura. "Los miedos a la nueva política y a una visión claramente plurinacional del Estado han sido decisivos", remachó.

A pesar de todo, el también activista resaltaba que "las inercias conservadoras" dentro de IU no han evitado que en la lista final haya "presencias muy valiosas". Citaba, como ejemplo, las de Anova o la de Javier Couso. "Ha sido una experiencia interesante, en la que yo mismo he cometido errores de los que tendré que aprender", reconocía. Además, aseguraba que no se integrará en ninguna otra candidatura pero tampoco va a regresar a casa. "Pienso seguir batallando por la ruptura democrática en los diferentes espacios en los que lo venía haciendo, comenzando por el Observatori DESC. Mi deseo es que crezcan, y a la larga confluyan, todos los espacios e iniciativas que apuesten por la ruptura democrática y por una cierta regeneración de la política", insistía.

El miembro de la dirección federal, el secretario federal de Acción Electoral de IU, Ramón Luque —que es además integrante de EUiA—, reconocía ayer que en la confección de la lista la apuesta por Pisarello "ha chocado con las dificultades objetivas de la candidatura", que ha tenido que combinar el carácter paritario de la misma con la apertura a diferentes colectivos y sensibilidades. Él considera que, a pesar de ello, la lista aprobada es "muy potente", si bien la presencia del profesor universitario podría haber supuesto "la guinda del pastel". Entiende, en todo caso, la renuncia del también columnista al no poder llevar a buen puerto su apuesta política.

La renuncia de Pisarello obligará a la federación catalana de IU a volver a poner en marcha la elección de su candidato, el que ocupará el puesto 11 de la candidatura de la federación a las europeas. Hoy mismo se reunirá el Consell Nacional que convocará unas primarias para dar con el elegido o elegida.