Público
Público

Madrid Marcelino Camacho dará nombre a una calle en su barrio de Carabanchel

El histórico sindicalista de Comisiones Obreras sustituirá en el callejero de Madrid al general franquista Muñoz Grandes.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

Marcelino Camacho, histórico sindicalista de CCOO, dará nombre a un paseo en Carabanchel. / EP

El hijo del histórico sindicalista de CC.OO. Marcelino Camacho ha anunciado que su padre dará nombre a un paseo en su barrio, Carabanchel, el viernes de la semana que viene sustituyendo así en el callejero al general franquista Muñoz Grandes. "Lo anuncia su hijo Marcel: Marcelino tendrá calle en Madrid, una avenida de su barrio, Carabanchel, dejará de llevar el nombre del fascista Muñoz Grandes para llamarse Paseo Marcelino Camacho. ¡Marcelino vive, la lucha sigue!", ha escrito el PCE en su cuenta de Twitter.

El hijo del sindicalista ha informado a través de Facebook del cambio en el callejero cuando se cumple el centenario del nacimiento de su padre. En esta red social, Marcelo Camacho ha explicado que por la calle que ahora llevará el nombre de su padre iba su madre, Josefina Samper, andando hasta la cárcel de Carabanchel, donde estaba preso su marido.

Lo hacía "con las manos marcadas por el peso de las bolsas que llevaba a los presos políticos". Tras varias entradas y salidas de prisión en años posteriores, Marcelino Camacho fue procesado en el llamado 'Proceso 1001' en 1973, por el que toda la dirección de CC.OO. fue condenada a prisión. Él fue condenado a veinte años. En 1975 los condenados fueron indultados.

Marcelo Camacho ha dado las gracias al Ayuntamiento de Madrid, encabezado por la alcaldesa, Manuela Carmena, y a todos aquellos que han peleado por el cambio "frente a la oposición de las organizaciones ultrafranquistas" porque "el PP, que tanto lo prometió, lo dejó olvidado en el baúl de los recuerdos".

"Entre la maraña de lo posible se abre paso lo necesario. Existimos y avanzamos en este nuevo Madrid. Con la calle a Marcelino la memoria vuelve a muchas calles madrileñas. Preguntarán quiénes son y les contaremos la historia que han escondido durante años", ha añadido Marcelo Camacho.

Camacho, Samper y sus dos hijos regresaron del exilio en 1957 y se instalaron en el barrio de Carabanchel. Josefina Samper contaba que eligió ese barrio por su proximidad a la cárcel.