Publicado: 23.11.2013 14:31 |Actualizado: 23.11.2013 14:31

Mareas y sindicatos sacan a la calle a miles de personas contra dos años de recortes del PP

Cerca de 10.000 madrileños han vuelto a clamar una vez más contra las políticas del Gobierno, la reforma laboral y de las pensiones y los desmantelamientos de los servicios públicos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Dos años después han hecho todo lo contrario de lo que habían prometido. Hay dos millones de parados más, hay 12 millones de pobres y gente echada con violencia de sus casas. Hay un Gobierno que sólo piensa en reducir el déficit y se desentiende de los ciudadanos. ¡Salvemos a las personas!", decían el cantautor Ismael Serrano y la cantante Alba Flores, que han pronunciado el discurso conjunto de la Cumbre Social y Marea Ciudadana entre los aplausos de cerca de 10.000 personas que se han manifestado.

Lo cierto es que dos años después de la victoria del PP por mayoría absoluta, todos los recortes son pocos a ojos de la UE, que ayer mismo exigía al Rajoy una "segunda ronda" de la reforma laboral. Precisamente por eso, por ser un Gobierno en manos de poderes externos, en manos de la banca y el gran capital que actúa al dictado de los mercados, todas las mareas han vuelto este sábado a las calles después de meses de letargo.

Abanderados por los barrenderos y jardineros de Madrid, que juntos han conseguido frenar más de mil despidos con una huelga indefinida que cercó de basura a las empresas y al Ayuntamiento, las batas blancas por la sanidad universal, las camisetas verdes por la educación pública,  las rojas por el acceso a la cultura y las moradas por las reivindicaciones feministas han vuelto a caminar juntas delante de los sindicatos y de los partidos políticos.

Le han lanzado a Rajoy y a sus ministros un claro mensaje: "Estamos aquí para defender lo público, para defender las pensiones, para salvar a las personas y para juzgar a la banca" que ha generado esta crisis que sufren los ciudadanos de a pié mientras se la rescata con el dinero de los contribuyentes.

Barrenderos: "Pudimos frenar al neoliberalismo en esta ciudad por primera vez en nuestras luchas"

"Es un orgullo estar aquí, que se hayan acordado de nosotros las mareas para encabezar esta marcha", decía a Público Juan Carlos del Río, representante de los barrenderos madrileños por el sindicato UGT. "Ha sido una huelga dura pero hemos conseguido frenar al neoliberalismo en esta ciudad por primera vez en nuestras luchas", explicaba. Junto a él, profesores, pensionistas, médicos, personal de enfermería. Cualquier ciudadano nota los efectos de dos años de duros ajustes.

Una pancarta en defensa de la sanidad pública en la manifestación. -JAIRO VARGAS

Tras el grueso cordón de seguridad, los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo; de UGT, Cándido Méndez y de USO, Julio Salazar sostenía otra pancarta junto a portavoces de Marea Ciudadana. Han confluido en esta ocasión con la condición de no copar el protagonismo de la protesta, una línea roja marcada por Marea Ciudadana que los sindicatos han respetado.

En palabras a la prensa antes de la marcha, Méndez y Toxo  se han mostrado temerosos ante esa segunda ronda de la reforma laboral que exige Bruselas, la cual puede acabar reduciendo los subsidios por desempleo. También por la intención del presidente del Gobierno de satisfacer las peticiones de Ana Botella de redactar una ley de servicios mínimos para las huelgas.

Lara: "Estamos hablando de un golpe de Estado de la Troika"Aún más atrás, el coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, se aferraba a la pancarta y aún más a su lema: "Gobierno dimisión", porque para su formación "sobran los motivos". "Estamos hablando de que la Troika, la banca, el poder financiero y el Gobierno están dando un golpe de Estado a los derechos laborales, sociales, sindicales, económicos y civiles en nuestro país como no hemos conocido en todo el periodo democrático", criticaba.

También estaba presente la portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez, que esta vez se ha animado a participar en una protesta de la que en parte es responsable su partido. A muchos ciudadanos no se les olvida el pacto PP-PSOE para reformar el artículo 135 de la Constitución, que daba prioridad al pago de la deuda frente otras gastos como los servicios públicos que, ahora, tras dos años en la oposición, tanto echan de menos.

Rodríguez: "Todo lo que estamos conociendo en los últimos días nos dice que va a haber otra vuelta de tuerca"

"Basta ya de recortes sociales, basta ya de recortes en políticas públicas, porque todo lo que estamos conociendo en los últimos días nos dice que va a haber otra vuelta de tuerca", sostenía ante los periodistas momentos antes de la manifestación. También ha defendido la presencia del PSOE en esta cita para "apoyar la defensa de los derechos sociales y de las políticas públicas", frente a unos gobernantes que anuncian "recortes y represión", en referencia a la nueva ley de seguridad ciudadana que prepara Interior y la posible ley de servicios mínimos.

Mientras, una multitud de ciudadanos recorría el Paseo del Prado hasta la calle Alcalá, donde ha concluido la marcha. Entre ellos, Trini Prieto, pensionista, que ha acudido a la manifestación por tres simples razones: "Para defender la educación, las pensiones y la sanidad". Motivos no le faltan a esta madrileña."Mi hijo está en paro con dos niños y a veces tengo que darle de comer. Han fastidiado a todas las personas excepto a los del Gobierno", añadía. "Debería dimitir. De todo lo que dijo, no ha cumplido nada", decía resignada.

Cabecera de la marcha a su llegada a Cibeles. - JAIRO VARGAS

Multitudinarias manifestaciones han recorrido este sabado las calles de 55 ciudades españolas, convocadas por la Cumbre Social contra los recortes del Gobierno, que han contado también con el apoyo de los partidos de la oposición.

Al igual que en Madrid, en Castilla y León más de 6.000 personas se reunieron en contra del "bienio negro del PP", remarcando su oposición al recorte de 2.500 millones exigido por Europa, a la "vuelta de tuerca" a la reforma laboral, a la Ley de Seguridad o a la pretendida regulación de los servicios mínimos y la huelga. En Castilla-La Mancha, miles de personas han recorrido hoy las calles de las cinco capitales de provincia para mostrar su rechazo a las políticas de ajuste con eslóganes como "Lo público no se vende, se defiende" y con pancartas como "Cospedal ataca a los centros de la tercera edad" y "Gobierno dimisión por corrupto y ladrón".

Unas 4.000 personas han recorrido las calles de Cáceres y Badajoz en sendas manifestaciones, coreando frases contra los recortes de los gobiernos central y autonómico y portando pancartas con lemas como "Contra el paro, 6 millones de razones".También varios miles de personas participaron en una única manifestación en Bilbao, en la que se han coreado lemas contra la crisis y los recortes como "la crisis social que la pague el capital" o "ez, ez, ez, murrizketarik ez" (no, no, no a los recortes). Banderas republicanas y peticiones de dimisión hicieron de acompañamiento a las dos mil personas que recorrieron las calles de Pamplona en una manifestación en la que también han estado presentes conflictos laborales como el que afecta a los trabajadores de la empresa de energías renovables Gamesa. Los recortes en educación y pensiones fueron algunos de los reproches de miles de manifestantes en A Coruña, con consignas como "No a la bajada de las pensiones", "Defendamos lo público" y "Por una enseñanza pública de calidad". En Santander, varios miles de manifestantes protestaron contra los recortes ante la Delegación del Gobierno en Cantabria y contra los banqueros ante la sede del Banco Santander, con gritos de "Aquí está la cueva de Alí Babá" o "Gobernantes y banqueros sois unos cuatreros".

Unas 300 personas asistieron a la convocatoria de Palma de Mallorca para rechazar la política del PP frente a la crisis, entre los que se encontraban representantes sindicales y de partidos políticos de izquierdas. Apenas 200 personas se han reunido en Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife en denuncia del "Gobierno ilegítimo" de Mariano Rajoy, que lleva dos años aplicando "políticas autoritarias contra los ciudadanos", según los convocantes.

Por la tarde, las marchas han recorrido Logroño, Murcia, Zaragoza y Valencia, donde milles de ciudadanos se han prostestado contra los recortes en los servicios públicos esenciales y la "ley de la patada en el boca" que pretende aprobar el Gobierno para limitar el derecho de manifestación y huelga.

Las manifestaciones continuarán este domingo en Andalucía, Cataluña y Asturias.