Publicado: 23.01.2014 12:11 |Actualizado: 23.01.2014 12:11

Margallo: "La independencia tendría consecuencias letales para Catalunya"

La Generalitat vería ilegal convocar la consulta si el Gobierno la recurre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha asegurado este jueves que la independencia "tendría consecuencias letales" para Catalunya y ha subrayado que Artur Mas ha comprobado que las cartas a mandatarios extranjeros que no se envían a través de una embajada no tienen respuesta.

En declaraciones a Onda Cero, el ministro se ha referido así al envío de cartas a líderes e instituciones extranjeras para buscar su apoyo al proceso soberanista en Catalunya. "Lo que ha comprobado el señor Mas es que las cartas que no se envían por conductos reglamentarios, es decir, no se envían a través de las embajadas de España y que incluyen peticiones que son contrarias al orden legal español —y al ser contrarias al orden legal español son contrarias al orden legal europeo—, tienen la respuesta que usted sabe", ha dicho Margallo.

El ministro ha recordado que sólo ha habido una carta de contestación al presidente catalán, la del Gobierno húngaro, y el resto "ha guardado silencio" ante una reclamación que, no sólo en su procedimiento sino en su "fondo" es contraria a los tratados europeos.

Margallo ha subrayado que él, "como cualquier español que defienda la unidad de España", forma parte de una campaña de explicación que trata de advertir a los catalanes que pretenden una secesión, cuales serían las "letales" consecuencias para Catalunya. En esa línea, ha añadido que el servicio exterior español, hará todo lo que esté en su mano para defender la unidad de España, que ha recalcado que es buena para el país en su conjunto y también para Catalunya.

"Esto no es una amenaza, es explicar que la salida de Catalunya de España es la salida de la UE y la salida del orden internacional", ha reiterado antes de mostrarse convencido de que esa hipótesis no se va a convertir en realidad. "Lo que sí me preocupa —ha precisado— es que una imagen de este tipo pueda empañar la imagen de España, y de la imagen de España fuera depende en buena parte el empleo".

Margallo se ha referido a los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) conocida este jueves y ha asegurado que el hecho de que el número de parados bajara en 69.000 personas en 2013 es una buena noticia para quienes encontraron un empleo y significa que, "de alguna manera, se empiezan a recoger los frutos de las reformas durísimas que el Gobierno ha emprendido". Sin embargo, el ministro ha recalcado que las cifras indican también "lo muchísimo que queda por hacer", porque una tasa de paro del 26 por ciento ha considerado que es "muy difícil de asumir".

Por otra parte, el portavoz de la Generalitat, Francesc Homs, ha reiterado que el Gobierno catalán siempre ha dicho que quiere convocar una consulta dentro del marco legal, ha recordado que no tendrá vinculación jurídica, y ha dicho que sería "ilegal" convocarla si el Gobierno central la recurre y suspende. En una entrevista en la Cadena Ser, ha ironizado sobre la voluntad del Gobierno central de no permitir su celebración: "Al final nos prohibirán hacer encuestas", ha dicho, y ha defendido que la consulta servirá para saber la voluntad de los catalanes sobre cómo debe ser su relación con el resto de España.

"Pretender que no se pueda consultar al pueblo de Catalunya es una misión imposible" porque los catalanes van a poder votar de una forma u otra, ha advertido, y ha considerado razonable y legal la consulta que propone el Govern. Francesc Homs ha insistido en que la Generalitat puede convocar consultas, ya que se lo permite el Estatut, que tiene rango de ley orgánica, y ha recordado que existe una ley de consultas aprobada en Catalunya y que está tramitándose otra nueva.

Al preguntársele sobre el desgaste de CiU según los sondeos, ha apreciado que "el soberanismo no cae en las encuestas", y no ha querido posicionarse sobre si acabará forjándose una candidatura unitaria soberanista en las elecciones europeas. Homs ha destacado que el debate soberanista está teniendo un amplio eco en la prensa internacional, y, sobre la respuesta que ha dado la CE, ha dicho: "No sé si es exactamente la que le gustaría al Gobierno de España".