Público
Público

Mario Vargas Llosa, entre el PP y UPyD

El escritor pide el voto para Díez y mantiene la relación con Aznar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El escritor peruano navega entre dos aguas y aunque ha anunciado su apoyo a la Unión, Progreso y Democracia (UPyD) de Rosa Díez en detrimento del PP, no ha roto sus vínculos con José María Aznar, quien le ofreció la dirección del Instituto Cervantes cuando era presidente.

Mientras el lunes, un comunicado ratificaba que Mario Vargas Llosa daba su apoyo a UPyD, ayer, Público pudo confirmar que Aznar se ha comprometido con el autor de La ciudad y los perros para clausurar el seminario Los desafíos de América Latina que celebra la Fundación Internacional para la Libertad, presidida por Vargas Llosa, los próximos 26, 27 y 28 de marzo en la ciudad argentina de Rosario. El escritor abre y el presidente de FAES cierra la conmemoración.

Político de ida y vuelta

'Yo cometí muchísimos errores. El mayor, fue haberme dedicado a la política activa'. Estas declaraciones pertenecen a Vargas Llosa, se refería a su candidatura a la presidencia de Perú en 1990 y las hizo el pasado mes de julio a El Mundo.

El error no debió de parecerle tan grave cuando, ya en septiembre de 2007, el escritor sorprendió a la opinión pública -que lo ubicaba en el PP- interviniendo en el acto de presentación de UPyD. Su apoyo al partido de Díez se confirmó con un comunicado de la editorial Triacastela, que, con el titular 'Mario Vargas Llosa entra en campaña', lo lanzaba el lunes con motivo de la salida a la venta el mismo día del libro Política razonable, en el que el escritor comparte espacio con Díez y Fernando Savater, Álvaro Pombo, Albert Boadella y Carlos Martínez Gorriarán, miembros también de UPyD.

En este libro, Vargas Llosa dice sentirse 'cerca del PP en lo que son sus propuestas económicas' y en su 'defensa de la unidad española', aunque no se siente 'representado, en absoluto, en actitudes conservadoras reticentes' al laicismo, por ejemplo. El académico de la RAE, además, considera que 'medidas como la despenalización del aborto, los matrimonios gays, el derecho de las parejas homosexuales a adoptar niños son medidas de progreso que aumentan la libertad' en España.

Con todo, y citando medidas que han sido bandera de la política social del PSOE, Vargas Llosa discrepa profundamente del partido de Zapatero, pues cree que su política 'ha tenido el efecto perverso de crear la ilusión mentirosa de que puede haber nacionalismos progresistas'.

El premio Príncipes de Asturias de las Letras 1986 recibió la nacionalidad española en 1993 gracias a los esfuerzos -que agradeció públicamente- de Felipe González y vivió cinco años en Catalunya.