Publicado: 23.11.2016 13:33 |Actualizado: 23.11.2016 15:03

Martínez Pujalte explica al juez durante dos horas la gestión de los cobros por trabajos inexistentes

El Juzgado de Instrucción 49 de Madrid ha tomado también declaración a Ana Torme, exsocia del exdiputado del PP. Ambos están acusados de falsedad y cohecho.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Vicente Martínez Pujalte. EFE

Vicente Martínez Pujalte. EFE

MADRID.- El exdiputado del PP Vicente Martínez Pujalte ha declarado durante dos horas en los juzgados de la madrileña Plaza Castilla donde ha explicado la gestión mercantil de los cobros de trabajos presuntamente inexistentes a través de la empresa Sirga XXI Asesores, de la que era socio.

Pujalte, acusado por la Fiscalía de delitos de falsedad y cohecho, ha señalado a la salida del Juzgado de Instrucción 49 que "no se ha hablado nada de la gestión pública, sólo de la mercantil". 



Tras la declaración de Pujalte, su exsocia de empresa y compañera política, Ana Torme, ha sido la siguiente en comparecer ante el juez. La exsenadora de la formación popular, imputada por los mismos delitos que Pujalte, ha salido visiblemente afectada. "No estoy para declaraciones. Gracias", ha indicado entre lágrimas.

Un juzgado de Madrid impulsa la causa remitida desde Valladolid, después de que Torme denunciara ante la Fiscalía un entramado empresarial presuntamente dirigido por el exdiputado. El Ministerio Público presentó así una denuncia en su contra por delitos de falsedad y cohecho.

En su denuncia, la que fuera diputada del Congreso entre 1996 y 2008 detalló cómo ella cobraba por labores de dirección y gestión de la misma empresa hasta que vendiera sus acciones en 2001, mientras Pujalte multiplicaba esta cantidad en sus ingresos por ser quien realmente captaba los clientes y prestaba los asesoramientos que ahora se investigan.

La exsenadora aseguró que, tras desvincularse de la empresa, advirtió irregularidades. En concreto, Torme señaló que muchas de las entidades que facturaban a Sirga pertenecían a miembros del PP y que algunos de sus administradores estaban involucrados en escándalos de corrupción o eran familiares de éstos.