Publicado: 17.05.2015 21:49 |Actualizado: 18.05.2015 07:00

Martiño Noriega: "El régimen del 78 está cerrado por derribo"

El candidato de Compostela Aberta podría convertirse
en el primer alcalde nacionalista de Santiago desde 1936.

Publicidad
Media: 4.27
Votos: 15
Comentarios:
Martiño Noriega, candidato de Compostela Aberta al Concello de Santiago.

Martiño Noriega, candidato de Compostela Aberta al Concello de Santiago.

El último sondeo diario de La Voz de Galicia para las elecciones municipales en Santiago de Compostela otorga al PP 11 concejales, 8 para Compostela Aberta, 4 para el PSOE, dos para BNG, y Ciudadanos se queda las puertas de conseguir uno. Si se cumplieran estas expectativas, Martiño Noriega podría convertirse en el primer alcalde nacionalista de la capital gallega desde 1979. Para buscar precedente habría que desenterrar al regidor galleguista Ánxel Casal, fusilado en 1936 por los fascistas de Franco.


Con solo 32 años (hoy tiene 40), Noriega se convirtió en alcalde de Teo –localidad de 18.000 habitantes- por el Bloque Nacionalista Galego. Pero rompió con el partido para unirse al proyecto Anova de su mentor Xosé Manuel Beiras. Ahora se presenta como cabeza de un frente popular en el que conviven su partido, Podemos y otras fuerzas de izquierda no necesariamente nacionalistas. Nogueira se considera un irmandiño. Es decir, un heredero de aquellos que protagonizaron la mayor revuelta social europea del siglo XV: a Guerra dos Irmandiños contra la injusticia y la explotación. Eran tiermpos oscuros. ¿Lo siguen siendo?

Puedes ser alcalde de Santiago, pero necesitas al PSOE y al BNG, partido que abandonaste y guardará algunos rencores. ¿Es posible el pacto si estos resultados se confirman en las urnas?

Las encuestas señalan tendencias. Yo soy de los que piensan que no dimensionan el impacto que realmente va a tener nuestra candidatura. El 24 de mayo la gente va a tener que escoger y decidir entre renovar la confianza en un PP que ya demostró de lo que es capaz en cuatro años oscuros para la capital de Galicia, o en abrir una ventana de esperanza con un cambio liderado por Compostela Aberta. El modelo de gobernabilidad de la ciudad lo tendremos que decidir colectivamente y con una fórmula participativa, como hemos elegido la lista y el programa. Dicho esto, CA tiene claro que nunca permitirá ni por activa ni por pasiva la reedición de un gobierno del PP en la ciudad. No hemos escuchado lo mismo en otras fuerzas, que serán las que tengan que decidir llegado el momento, especialmente en el PSOE. Respecto al BNG, yo soy de los que piensan que no vivir en la misma casa no es un obstáculo para poder caminar juntos.



Beiras ha dicho que te prefería como candidato a presidente de la Xunta. ¿Le llevas la contraria al jefe?

Mi relación con Xosé Manuel va mas allá de la política y, como buenos irmandiños, se apoya en la irmandade (hermandad), el afecto y las batallas compartidas contra las injusticias . Por ser exactos, Beiras afirmó eso como deseo a futuro, después de decir que si la ciudadanía así lo decide seré un gran alcalde para Santiago. Yo creo que este es un reto suficientemente importante como para céntrame en el y volcarme en conseguirlo.

Es llamativo que el PP siga manteniendo la mayoría (más del 30%, degún las encuestas) después de haber tenido tres alcaldes en solo cuatro años. Gerardo Conde Roa tuvo que dimitir por un presunto delito fiscal y Ángel Currás por su presunta implicación en la Pokémon. Lo mismo te puedo decir de las encuestas en todo el Estado.

Te comentaba antes que yo soy de los que piensan que las encuestas no dimensionan el impacto que realmente va a tener la candidatura de Compostela Aberta en la ciudad y, de manera secundaria, la pérdida de apoyos del PP, que será mayor. Esperamos disputarle el ser la lista la más votada. Yo, que siempre soy de los que aplico aquello del pesimismo de la razón y el optimismo de la voluntad, en este caso estoy en modo optimista en los dos casos. Como dices, tres alcaldes en cuatro años y un gobierno actual, donde la mayoría absoluta de los concejales no pasaron por urnas, provocó un deterioro de la imagen de la ciudad y de su autoestima. Pero de manera secundaria también impulsó una dinámica de privatización partidaria de la institución, y una ausencia de políticas en el momento que la gente más necesitaba la política. Santiago es la segunda de las grandes ciudades gallegas que menos gasto social impulsó durante estos últimos cuatro años, cuando más apretaba la crisis; por el departamento de educación llegaron a pasar hasta seis responsables; hay un rosario de obras empezadas y no acabadas en diferentes momentos de la legislatura; no hay relato de ciudad compartido; no existe información ninguna de la institución a los barrios, etc... El PP suspendió en todo aquello donde se decía buen alumno. El mito del buen gestor se ocultaba en una gran mentira. Por encima de todas estas razones, mi instinto me dice que superar al PP es posible. Algunos dicen que el instinto no deja de ser una síntesis de razones inconscientes y de experiencias.

Martiño Noriega, durante un acto de Compostela Aberta en Santiago.

Martiño Noriega, durante un acto de Compostela Aberta en Santiago.

Anova, tu partido, se presenta integrado en Compostela Aberta. La gente y los medios simplifican calificando a CA como la marca blanca y municipal de Podemos. ¿No corréis peligro de pérdida de identidad?

Creo que esa leyenda de la marca blanca no tiene mucha razón de ser, y menos aún en CA y en otras candidaturas de unidad popular conocidas en Galicia como mareas. Compostela Aberta es un lugar de encuentro donde participan organizaciones políticas como Podemos, Espazo Ecosocialista, Anova, EU [marca gallega de IU] y Equo y, como segmento mayoritario, ciudadanía sin estar adscrita a ningún partido. Ese lugar de encuentro opera bajo un programa de mínimos y bajo un sistema de participación tanto para escoger a los candidatos de la lista como para elaborar el programa. Compostela Aberta no es una coalición partidaria, por lo tanto. Va mucho más allá y apuesta por nuevos modelos de unidad popular. En Galicia, antes que en otras partes del Estado, ya fuimos pioneros en ese proceso de respuesta. El régimen del 78 está cerrado por derribo. Compostela Aberta es un paso más en este proceso de acumulación y de respuesta para subvertir la lógica de los poderes fácticos que no pasan por urnas y gobiernan contra la mayoría social.

Dijo Beiras: “las clases sociales en lucha, los pueblos en lucha, solo se emancipan si funciona el cerebro colectivo”. En vuestros estatutos fundacionales de Anova, vindicáis la independencia gallega. Pero hay otras sensibilidades en Compostela Aberta. La federalista, por ejemplo. ¿Cómo se armoniza todo esto en una candidatura unitaria? Y no me contestes que la pregunta no viene a cuento en unas municipales. Ha habido municipales que han echado a reyes.

Anova desde el principio ha entendido que tiene que priorizar, dada la emergencia social, los procesos de unidad popular sobre las dinámicas partidarias. Por eso, para Anova, formar parte de los procesos de las mareas es algo que va en su ADN fundacional y que ya tiene demostrado en otras apuestas con mucho retorno ciudadano, como pudo ser AGE. No competimos, no hay estrategia: estamos intentando generar una alternativa a la barbarie existente. Hay una lectura más clásica que todavía pervive en el nacionalismo gallego, y que apuesta por no introducir variaciones en la línea estratégica de las últimas tres décadas; y hay la posición que otros defendemos, que apuesta por ser capaces de poner la cuestión nacional en los procesos de acumulación, y ser capaces de generar espacios de representación mestizos, representativos de esos procesos de unidad popular. Galicia en la Internacional de las agredidas. En ese lugar quiero trabajar. El Partido Galeguista estuvo en el Frente Popular durante los años 30 y nosotros estamos donde tenemos que estar en estos violentos años diez. La municipales pueden ser la primera respuesta encadenada de un ejercicio de dignidad y esperanza.

El otro día leí en un periódico que el nacionalismo se marchita en Galicia. El análisis solo tenía en cuenta los resultados (en las encuestas) del Bloque. Por eso te preguntaba lo de diluirse. Era un periódico gallego y el artículo no era de opinión.

A los poderes fácticos que nos gobiernan les gustaría que siguiésemos mirando la realidad con las gafas del pasado. No saben que estamos cansados y que el suelo se empieza a mover debajo de sus pies. Todavía no han empezado a hacerse preguntas para la respuesta que estamos preparando.