Publicado: 26.11.2015 19:08 |Actualizado: 26.11.2015 19:08

Más de 1.600 militantes inscritos para la asamblea de la CUP que tiene que decidir sobre el apoyo a Mas

En principio, en la asamblea del día 29 no se debe votar ni aprobar nada, puesto que únicamente ha sido convocada para valorar la estrategia de la comisión negociadora con Junts pel Sí y para estudiar "el camino a seguir".

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
El diputado de la CUP Antonio Baños, en la segunda jornada del debate de investidura de Artur Mas. / EFE

El diputado de la CUP Antonio Baños, en la segunda jornada del debate de investidura de Artur Mas. / EFE

BARCELONA.- Más de 1.600 militantes de la CUP y de las entidades agrupadas en torno a Crida Constituent se han inscrito para participar en la "asamblea informativa" convocada para el domingo en Manresa (Barcelona) en la que debatirán su posición con respecto a la investidura del presidente de la Generalitat.

Según indica la CUP en un comunicado, una vez finalizado el período de inscripciones, el número de inscritos para participar en la asamblea que tendrá lugar en el pabellón Nou Congost de Manresa supera la cifra de 1.600 personas, si bien podrían participar más todavía, puesto que los militantes no inscritos también pueden asistir.

En principio, en la asamblea del día 29 no se debe votar ni aprobar nada, puesto que únicamente ha sido convocada para valorar la estrategia de la comisión negociadora con Junts pel Sí (JxSí) y para estudiar "el camino a seguir".



El comunicado admite, sin embargo, que "el elevado número de militantes inscritos, tanto de la CUP como de las organizaciones" que la apoyan, "demuestra el interés de las bases por participar en la toma de decisiones respecto al crucial debate que hace semanas que centra la política catalana".

Para el presidente del grupo de la CUP en el Parlament, que es el independiente Antonio Baños, un debate con 1.600 'cuperos' demuestra que son "una organización viva, no una organización dividida".

En los últimos días, no obstante, se han sucedido la publicación de comunicados y de posicionamientos públicos de los diversos sectores que conviven dentro de la CUP o de su entorno, como los de Endavant y Arran -radicalmente en contra de investir a Artur Mas como presidente-, o el de Poble Lliure -heredero del Moviment de Defensa de la Terra-, que expresa una posición más abierta.

El diputado de la CUP por Girona y abogado Benet Salellas afirma en una entrevista que publica hoy al diario digital gerundense Ariet, que los diputados 'cuperos' se sienten "solos y presionados", porque echan de menos "un apoyo explícito" de aquel sector social que ve con buenos ojos que no invistan a Mas.

Por otra parte, añade Salellas, "si todo el discurso que estamos haciendo y diciendo que 'no' a la investidura de Mas, la gente no lo entiende, ¿tiene sentido continuar con esta postura por coherencia estricta? Yo ahora mismo lo dudo y también me lo pregunto".

La asamblea del día 29

La asamblea del domingo comenzará con un informe de la comisión negociadora, seguida de una valoración de cada uno de los diputados y de los miembros del secretariado nacional.

Luego se prevé que intervengan representantes de cada una de las organizaciones territoriales presentes a fin de exponer los criterios defendidos en sus respectivas asambleas celebradas esta semana, en las cuales han habido posicionamientos muy repartidos entre el "sí" y el "no" a investir al candidato de JxSí.

La asamblea informativa del domingo concluirá a media tarde después de que se celebre un "macrodebate" abierto a todos los asistentes, y unos breves parlamentos de clausura abiertos a los medios de comunicación.

El hecho de que no se prevea ninguna votación vinculante no quita que la asamblea de Manresa pueda servir para orientar la estrategia de los representantes de la CUP en la comisión negociadora en la recta final de las conversaciones.

Los militantes y simpatizantes de la CUP reflexionarán en torno a cuatro escenarios: mantener el 'no' a Mas, investirlo pero con condiciones -especialmente el plan de choque con medidas sociales-, la ruptura con el Estado español y la apertura de un proceso constituyente, mientras que el tercer y cuarto escenario pasarían por confiar en una abstención de Catalunya Sí que es Pot tras el 20D y, finalmente, por la convocatoria de otras elecciones autonómicas el mes de marzo.