Público
Público

Referéndum en Catalunya Más de 600 municipios catalanes se alinean con el referéndum del 1-O

La socialista Núria Marín, alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat, segunda ciudad de Catalunya, rechaza ceder locales para el la celebración del referéndum. 

Publicidad
Media: 3.43
Votos: 7
Comentarios:

La alcaldesa de Vilanova i la Geltrú (Barcelona) y presidenta de la Associació de Municipis per la Independència (AMI), Neus Lloveras./ EP

La presidenta de la Associació de Municipis per la Independència (AMI), Neus Lloveras, ha asegurado que más de 600 ayuntamientos han manifestado públicamente que colaborarán en la organización del referéndum del 1 de octubre. El president de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el vicepreidente, Oriol Junqueras, enviaron el miércoles por la noche, nada más aprobarse la ley que tramita el referéndum., una carta a todos los alcaldes de Catalunya. La respuesta ha sido muy rápida.

En rueda de prensa celebrada este viernes, Lloveras ha destacado que "el mundo municipal catalán está plenamente comprometido con el referéndum" y que, además de comunicar que organizarán el 1-O, más de 500 consistorios han firmado un decreto de alcaldía para expresar formalmente su compromiso con la votación.

Lloveras ha añadido que, desde la aprobación de la ley del referéndum en el Parlament, "los ayuntamientos se han sumado muy rápido para apoyar a este gran acto de soberanía" y que el número de municipios que organizarán el referéndum no para de crecer.

Pero también hay casos de Ayuntamientos que ya han dicho no a los independentistas. La alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat, la socialista Núria Marín, ha rechazado ceder locales para el 1-O en esta ciudad, la segunda de Catalunya, con más de 250.000 habitantes.

Núria Marín ha respondido este viernes a la carta de Puigdemont y Junqueras. "Se considera que, conforme a la legalidad vigente, no procede tramitar su petición", ha respondido la alcaldesa en una misiva a la que ha tenido acceso la agencia Efe.

Marín es la segunda alcaldesa socialista de una gran ciudad de Catalunya, tras Santa Coloma de Gramenet, que envía una misiva rechazando la cesión de los colegios electorales habituales, tras la suspensión del Constitucional.