Publicado: 18.11.2013 12:26 |Actualizado: 18.11.2013 12:26

Mas-Colell: "Si no es en esta generación, en la siguiente Catalunya tendrá Estado propio"

El conseller de economía de la Generalitat responde a Rajoy que él es el primero que juega con la soberanía nacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El conseller de Economía de la Generalitat de Catalunya, Andreu Mas-Colell, ha respondido este lunes al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que "si no hay que jugar" con la soberanía nacional, "no juguemos", pero ha asegurado que el jefe del Ejecutivo es el "primero" que juega.

En un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum, al que ha asistido el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, Mas-Colell ha respondido así a Rajoy, que ayer aseguró que no va a aceptar "que nadie juegue con la soberanía nacional" en España y que no va a entrar en "juegos de división, enfrentamiento y regreso al pasado".

Mas-Colell ha asegurado que "lo de Catalunya no es una fiebre" y, tras subrayar que "es evidente que todo proceso que va a ser largo tiene sus modulaciones", ha precisado que "pensar que esto se va a acabar por desánimo o porque la situación económica cambie, engaña", y la "mejor prueba es mirar al pasado". Es más, ha insistido en que no hay vuelta atrás en el proceso soberanista, ya que "si no en esta generación, en la siguiente Catalunya tendrá Estado propio".

También se ha referido a un cambio en el sistema de financiación autonómica al afirmar que Catalunya y Madrid "tienen mucho camino que recorrer en paralelo" para conseguir que se modifique el actual reparto por uno "más claro, transparente y coherente" y en el que cada comunidad autónoma aporte según su capacidad económica.

Cuando le han preguntado si ambas regiones podrían formar un frente común, el consejero catalán ha respondido que sería "curioso", pero que simplemente considera que "dos comunidades autónomas que contribuyen en términos netos a la caja común han de ver algunas cosas de menera semejante, sin necesidad ni de hablarse".