Publicado: 24.03.2014 14:25 |Actualizado: 24.03.2014 14:25

Mas defiende su causa en la capilla de Suárez tras compararse con él

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El fallecimiento del expresidente del Gobierno, Adolfo Suárez, le ha servido al president de la Generalitat, Artur Mas, para cargar de forma velada contra el inmovilismo del Ejecutivo que preside Mariano Rajoy dentro del proceso abierto en Catalunya, que contempla la celebración de una consulta soberanista en noviembre. A su juicio, los "valores y formas de hacer" que inspiraron a Suárez "tienen plena vigencia y seguramente se echan en falta". Entre esos valores ha destacado "que tuvo una gran visión en momentos muy difíciles, tuvo auténtico sentido de Estado, mucha audacia, mucho coraje político, también coraje personal y además mucha generosidad".

En declaraciones a los medios tras visitar la capilla ardiente del expresidente situada desde esta mañana en el Congreso de los Diputados, Mas ha querido recordar que "uno de los gestos de más coraje político y de más visión" del expresidente, "conjuntamente con el rey", fue reestablecer la Generalitat de Catalunya "como institución de autogobierno de Catalunya, con el retorno de Josep Tarradellas, antes de que se aprobara la Constitución".

"¡Quién lo vio y quién lo ve!", ha ironizado el president catalán, en clara alusión a las deterioradas relaciones que mantienen en estos momentos su Ejecutivo y el de La Moncloa. Mas ha defendido, en este sentido, "que a grandes retos, grandes soluciones" que "no pueden ser las típicas y las clásicas". "Hay que desarrollar un gran poder de imaginación y un gran coraje político para enfrentarse a estas situaciones que en parte son de antes pero en parte también son nuevas", ha proseguido.

En este punto, Mas ha lanzado toda una serie de mensajes que bien se podía intepretar que van claramente dirigidos a Rajoy. El dirigente catalán ha asegurado que Suárez "nunca miró hacia otro lado, miró de cara, y se enfrentó a los problemas". "No dejó que simplemente fueran pasando", ha continuado, sino que "se enfrentó de cara a ellos, no miró hacia otro lado ni los soslayó, ni los rehuyó". En su opinión, "en este momento es un activo político que deberíamos tener muy presente en los momentos actuales".

Mas ha querido dejar claro que la visita que ha realizado a la capilla ardiente de Suárez —que apenas se ha prolongado durante 10 minutos— no ha tenido otro objetivo que mostrar sus "respetos" como presidente de Catalunya al presidente Suárez, y para dar su pésame a la familia. "Quisiera dejar testimonio de lo que creo que es el sentir mayoritario del pueblo catalán, en el sentido de respeto y reconocimiento al Gobierno y al quehacer político de Adolfo Suárez", ha señalado.

Sus palabras llegaban justo un día después de que Mas comparara la capacidad de arriesgarse del expresidente con el proceso abierto en Catalunya. Para él, "la capacidad de asumir riesgos y hacer cambios", cualidades por las que destacó Suárez, "valen para todo el mundo: para las pequeñas y grandes empresas, las familias, los países...". "Y en Cataluña también lo estamos haciendo y si no lo hacemos así, difícilmente se puede aspirar a ir mejor", sentenció, informa Efe.