Publicado: 21.12.2015 10:30 |Actualizado: 21.12.2015 10:30

Más fallos que aciertos en los pronósticos de la mayoría de las encuestas preelectorales

Ninguna empresa demoscópica predijo el resultado completo y en su conjunto el CIS fue quien más se acercó al veredicto de las urnas.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:
Montaje de una de las mesas electorales del 20-D. EFE/Jesús Diges

Montaje de una de las mesas electorales del 20-D. EFE/Jesús Diges

MADRID.- Las encuestas preelectorales encargadas por los diferentes medios de comunicación a los institutos demoscópicos hasta la misma noche electoral, junto a la tradicional que realiza el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), no acertaron el resultado electoral del 20-D. Tan sólo hubo pleno en pronosticar la irrupción de las formaciones emergentes, Podemos y Ciudadanos, en el arco parlamentario y en fijar la menguada victoria del PP, aunque con datos muy diversos.

Todos los sondeos coincidieron, eso sí, en colocar al PP como fuerza política con más escaños, pero con horquillas distintas e incluso distantes entre unos y otros. El fallo más estrepitoso en conjunto ha sido en relación al peso de Ciudadanos en el nuevo hemiciclo del Congreso de los Diputados al sobrevalorar el número de escaños que iba a lograr.

Tal vez este error confirme el desplome de la formación naranja en la última semana de campaña electoral –los últimos sondeos se publicaron el lunes 14, límite legal para estas predicciones-. Precisamente, las encuestas que más se acercaron al resultado final fueron las realizadas en la misma jornada electoral a pie de urna, aunque con desviaciones.



Con el PSOE ocurrió algo similar, aunque a la inversa, ya que la mayoría de las predicciones fijaban un resultado menor al obtenido finalmente en las urnas por las siglas que encabeza Pedro Sánchez. Con Podemos, al igual que con Ciudadanos, las encuestas pronosticaban unos resultados superiores– otros lo hacen a la baja- a los que ha arrojado el recuento final en la noche electoral, sin duda influenciados por la insistencia del concepto de “remontada” que, efectivamente, ha beneficiado a la formación que lidera Pablo Iglesias.

Con el PP acertaron las encuestas realizadas por la empresa GAD 3 para Vocento, tanto la publicada el día 14 por ABC y las cabeceras de este grupo –entre 117 y 124– como la llevada a cabo el mismo domingo para el programa de la noche electoral de Antena 3 TV– con una horquilla entre 121 y 124-. También el CIS acertó al dar entre 120 y 128 escaños a la formación conservadora. En la noche electoral la encuesta de las televisiones públicas, realizada a pie de urna por TNS Demoscopia con 180.000 encuestados, se acercó: entre 114 y 118. El resto de encuestas dieron menos escaños al partido de Rajoy.

Respecto al PSOE, globalmente, las encuestas no anduvieron muy finas. Así, tan sólo Metroscopia, para El País, y NC Report, para La Razón, acertaron sus pronósticos –entre 85 y 94 la primera, y entre 88 y 92 la segunda. El CIS se acercó, por abajo, con una horquilla muy amplia, entre 77 y 89 escaños. Todas las demás empresas fallaron sus pronósticos al dar una menor representación a los socialistas, tanto Sigma Dos para El Mundo (76-81) como GESOP para el Periódico o GAD 3 para Vocento y Cope (entre 83 y 85, unos pronósticos similares al ofrecido por A+M para 20 minutos).

Con Podemos las encuestas tampoco acertaron, salvo pronosticar que irrumpía con fuerza en el nuevo parlamento. Sólo el sondeo de Antena 3 TV para la noche electoral se acercó al ofrecer una horquilla entre 70 y 74 escaños. Sí acertó bastante el CIS al adjudicar una horquilla a la formación morada entre 45 y 49 escaños al margen de las coaliciones en Catalunya, Comunitat Valenciana y Galicia. El resto de encuestas, sin excepción, fallaran al dar a Podemos menos escaños de los obtenidos en conjunto –entre 51 y 60 escaños-; el pronóstico que más se acercó fue el de GESOP al atribuirle 63 asientos parlamentarios.

Los fallos más estrepitosos de los pronósticos fueron los relativos a Ciudadanos

Los fallos más estrepitosos de los pronósticos fueron los relativos a Ciudadanos. Todos los sondeos preelectorales dieron a la formación que dirige Albert Rivera unos resultados muy superiores a los realmente alcanzados. Quien menos escaños le atribuyó fue la encuesta de Metroscopia, 53, y el sondeo que más diputados le pronosticó fue A+M que subió la apuesta hasta 72 asientos parlamentarios. El CIS le atribuyó entre 63 y 66 escaños, la horquilla más estrecha de sus pronósticos para todos los partidos; muy similar a la realizada por My World para la Cadena SER.

Quienes más se acercaron fueron las dos encuestas de la jornada electoral. Tanto TNS Demoscopia como GAD 3 dieron unas horquillas entre 47 y 50, la primera, y entre 46 y 50, la segunda. Así y todo fue un pronóstico que, pese a estar realizado a la salida de los colegios electorales, tuvo también una sensible desviación al alza.

De cualquier modo, a medida que avanzaba la campaña electoral varios representantes de empresas demoscópicas pusieron de relieve la dificultad de llevar a cabo sus pronósticos dada la volatilidad del panorama electoral y el elevado número de electores que manifestaban su indecisión. “Eso y la falta de referencias en el tiempo para Podemos y Ciudadanos nos hace ser muy cautos”, declaró en televisión Pilar Barreiro, directora de My World tres días antes de la jornada electoral.