Publicado: 21.01.2014 20:55 |Actualizado: 21.01.2014 20:55

Mas llama "déspota" a Rajoy por no contar con la mayoría de catalanes

El president carga contra el plan para frenar la ola soberanista anunciado por el jefe del Ejecutivo, a quien ha retado a someter a votación la Constitución

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha considerado hoy que es "despótico" que el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, haga un plan contra la consulta soberanista sin tener en cuenta a la mayoría de catalanes, y le ha retado a someter a votación la Constitución el próximo 9 de noviembre.

"Rajoy dice que tiene un plan, pero ¿se puede tener un plan para Catalunya sin tener en cuenta al 70 % de la población catalana? Esto es de despotismo ilustrado", ha dicho hoy Mas, en la presentación de un libro, en alusión al porcentaje de la población catalana que apoya una consulta catalana.

El presidente se ha referido así al plan que anunció Mariano Rajoy ayer para frenar el separatismo y, pese a admitir que no conoce los detalles de dicha propuesta, lo ha tildado de "despótico" al estar diseñado para ir en contra de la consulta de autodeterminación.

Mas ha intervenido hoy en la presentación del libro ¡No es justo!, de Antoni Rovira, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Autónoma de Madrid que propugna una modificación de la Carta Magna. El presidente catalán ha defendido que la Constitución, ampliamente avalada por los catalanes en 1978, se ha convertido en una "muralla" contra las voluntades de la mayoría del pueblo catalán, hasta el punto de que la sociedad catalana, ha dicho, se siente "incómoda con las reglas del juego".

"El espejo se rompió en 2010, cuando ya estaba empañado por la mayoría absoluta del presidente José María Aznar" y ahora "no hay manera de recomponer este espejo desde la óptica catalana", ha dicho el líder de CiU, que se ha preguntado si "alguien es capaz en España de fabricar un nuevo espejo en el que nos veamos todos reflejados". Con este diagnóstico, Mas se ha mostrado convencido de que el Gobierno, que se escuda en la legalidad para negar la consulta, no se atrevería a someter a votación la Constitución junto con la doble pregunta sobre si Catalunya debe ser un Estado y si éste debería ser independiente cuando se haga la consulta, fijada por el Ejecutivo catalán para el 9 de noviembre.

En una alusión al PSOE, el presidente catalán ha lamentado que en España haya partidos que adoptan una posición "monolítica" en contra de lo que hace Catalunya y se ha preguntado dónde están las formaciones que en la Transición "defendieron los conceptos auténticos de democracia y libertad". Mas ha agradecido a Rovira el "coraje" con el que propugna en Madrid la modificación de la Carta Magna para dar cabida a las demandas catalanas y ha lamentado que no haya más personas en España que tengan la misma "valentía" de defender esas tesis a la luz pública.

Por su parte, Rovira ha explicado que decidió escribir el libro al percatarse que, tras años sintiéndose "cómodo" a sus alumnos explicando las bonanzas de la Constitución, llegó un punto en que se dio cuenta de que la Carta Magna "ya no funciona" como herramienta "totalmente efectiva" para garantizar los derechos que van surgiendo con la evolución de la sociedad. El catedrático ha señalado que el Derecho nunca puede ser un "instrumento de amenaza", como tampoco lo debe ser la Constitución, ya que ésta es un "pacto social" que "cuando no funciona porque ya no refleja los derechos de los colectivos se debe cambiar o interpretar de otra manera".