Publicado: 14.03.2014 13:34 |Actualizado: 14.03.2014 13:34

Más de la mitad de los vascos pide a ETA su disolución, y un 44% exige al Gobierno una solución a los presos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un 51% de los vascos cree que el desarme y la posterior disolución de ETA sería un avance para el proceso de paz y un 44%o considera que un obstáculo que el Gobierno central no tome medidas para mejorar la situación de los presos, según el último sociómetro de Paz y Convivencia elaborado por el Gobierno vasco. El sociómetro se ha realizado en base a 2.470 entrevistas en domicilios realizadas entre el 4 y el 12 de febrero, antes de que la Comisión Internacional de Verificación (CIV) anunciara que ETA había sellado una pequeña parte de sus armas.

En una rueda de prensa en San Sebastián, el secretario de Paz y Convivencia del Gobierno vasco, Jonan Fernández, ha apuntado que un 54% de la población se muestra interesada en cómo se está desarrollando el nuevo escenario de Paz en Euskadi y casi seis de cada diez personas afirman que el proceso de Paz está estancado (58%), el 28% piensan que está avanzando y tan sólo el 4% opina que retrocede. En octubre de 2006, la visión era cinco puntos más pesimista.

En su opinión, la "sabiduría" de la sociedad vasca destaca tres obstáculos principales para la consecución de la Paz: que el Gobierno central no da pasos para mejorar la situación de los presos etarras (44%), que los partidos políticos no son capaces de llegar a un acuerdo suficiente en este tema (41%) y que ETA no se desarma ni disuelve (39%), "coincidentes" con tres hechos que permitirían un mayor avance.

Éstos serían el desarme y la disolución de ETA (51%), el acercamiento a cárceles del País Vasco de los presos y las presas (34%) y el acuerdo de todas las fuerzas políticas en torno a la ponencia de paz y convivencia del Parlamento Vasco (33%). Asimismo, para el 58 por ciento de la población los presos de ETA, además del daño causado, deben reconocer su error.

Por otro lado, ha señalado que la población vasca es "muy crítica" con la actuación del Gobierno central respecto a la Paz, cuya valoración "empeora". De hecho, solo un 9% opina que está actuando bien o muy bien, frente a un 57% para el cual está actuando "mal o muy mal", un porcentaje 31 puntos por encima del registrado en 2006 cuando para el 26% de los vascos el Ejecutivo central lo hacía "mal o muy mal". Sin embargo, el 31% de la ciudadanía opina que el Gobierno vasco "está actuando bien o muy bien con respecto a la Paz".

Además, nueve de cada diez personas (92%) no tiene duda de que el Gobierno vasco debe implicarse en temas relacionados con la Paz y la Convivencia y un 71% piensa que "debería implicarse incluso más de lo realizado hasta ahora". El 85% de la ciudadanía opina que el Gobierno central debe acordar con el Gobierno vasco la política de Paz y Convivencia.

El sociómetro también recoge la valoración sobre los partidos políticos en esta materia. El 42% opina que "el PNV está ayudando mucho o bastante a conseguir una paz definitiva", el 34% en el caso de EH Bildu y el 15 por ciento en el del PSE-EE, porcentaje que se reduce al 5% en el caso de PP y UPyD. Según este sociómetro el partido mejor valorado por la ciudadanía vasca es el PNV (4,6 puntos), seguido de EH Bildu (3,6) y PSE-EE (3,2), puntuación parecida a las obtenidas por IU-Ezker Anitza (3,2) y Ezker Batua (3,1). Queda por debajo de los tres puntos Equo (2,3) y en última posición, por debajo de los 2 puntos, UPD (1,8) y PP (1,6).

El lehendakari, Iñigo Urkullu, sigue siendo el único líder que alcanza el aprobado (5,4) y es también el único al que aprueba la mayoría de la población (62%). Le siguen en valoración Laura Mintegi (4,8), Patxi López (4,2), Arantza Quiroga (3,2) y Gorka Maneiro (2,5). En materia de reconocimiento a las víctimas de ETA, para el 54 por ciento están siendo suficientemente apoyadas y reconocidas, el 30 por ciento opina que no, y el 17 por ciento no saben o no contestan. El 56 por ciento opina que las asociaciones de víctimas del terrorismo están teniendo una actitud "demasiado politizada".

Además, el 58% apunta que las víctimas de abusos policiales y de grupos parapoliciales no están siendo suficientemente apoyadas y reconocidas. En lo que respecta a la política penitenciaria, para el 45 por ciento el Gobierno central la gestiona mal tras el cese de la violencia de ETA. Fernández ha indicado que la valoración social de la política penitenciaria del Ejecutivo central "es más negativa hoy (45%) que en el año 1999 (36%)", una diferencia de nueve puntos, siendo el principal motivo, un 64 por ciento, el mantenimiento de la dispersión.

Por otra parte, dos de cada tres vascos es partidario de que se apliquen beneficios penitenciarios establecidos actualmente para toda la población reclusa también a presos de ETA (66%) y uno de cada dos se muestra también favorable a que se facilite la reinserción de los presos de ETA dentro de la legalidad (47%). En lo que respecta a la independencia, el 49% de la población se siente predominantemente vasca, un tercio se siente tanto vasca como española (34%), el 8% de la población se siente predominantemente española y otro 8% no sabe o no contesta.

Además, un 28% de la población de Euskadi se muestra de acuerdo con la independencia del País Vasco, un 31% estaría o no de acuerdo según las circunstancias, un 32% está en desacuerdo y un nueve por ciento no ha expresado ninguna opinión.