Publicado: 03.09.2015 10:13 |Actualizado: 03.09.2015 10:13

Mas no descarta ir a la manifestación de la Diada porque ahora es también candidato a las elecciones catalanas

El presidente de la Generalitat explica que en las ediciones anteriores no acudió porque entendía que tenía que preservar su rol institucional y neutral de presidente.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
El presidente de la Generalitat, Artur Mas.- EFE

El presidente de la Generalitat, Artur Mas.- EFE

BARCELONA.- El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha afirmado hoy que no descarta acudir a la manifestación independentista en la avenida Meridiana de Barcelona el 11 de septiembre porque, a diferencia de otros años, en esta edición de la Diada es también candidato a las elecciones catalanas.

En una entrevista en Rac1, Mas ha explicado que en las ediciones anteriores no acudió a las manifestaciones de la Diada de Cataluña porque entendía que tenía que preservar su rol institucional y neutral de presidente, pero en esta ocasión se da una "circunstancia diferente" porque es candidato electoral. "No lo tengo decidido, aún no, pero no lo descarto", ha añadido el líder de CDC, número 4 de la lista Junts pel Sí.



Mas ha denunciado, asimismo, que la reforma del Tribunal Constitucional que impulsa el PPC es una "operación para controlar el proceso catalán" y supone "cargarse el Estado de derecho": "Es una burrada. Demuestra los nervios que hay y los límites a los que están dispuestos a llegar", ha añadido. El presidente catalán ha reiterado que él será el presidente si Junts pel Sí tiene la mayoría en el Parlament.

En cuanto a la hoja de ruta independentista, ha admitido que le "encantaría" si desde el Estado, tras las generales, se propusiera un "referendo vinculante", aunque es una "posibilidad remota", pero en todo caso ha indicado que antes debería haber una mayoría del sí a la independencia en las catalanas del 27S.

Mas ha afirmado que la declaración unilateral de independencia es "un último recurso que no contemplo como una prioridad en absoluto", pero lo que tampoco es "admisible", ha puntualizado, es que el Estado no quiera hablar con Cataluña si hay una mayoría favorable a la independencia. El presidente catalán ha admitido asimismo una "gran decepción" por el artículo del expresidente del Gobierno Felipe González en El País.