Publicado: 16.03.2014 09:09 |Actualizado: 16.03.2014 09:09

Mas: "No podemos descartar la declaración unilateral de independencia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La declaración unilateral de independencia no es nuestro marco ideal, ni el mejor, ni el que queremos. Pero no podemos descartarla al 100% porque sería una renuncia tan evidente que nos haría perder fuerza". Así respondió el presidente de la Generalitat, Artur Mas, a las preguntas que diez ciudadanos le formularon en un encuentro organizado por El Periódico de Catalunya.

Según publica este domingo el citado diario, el jefe del Ejecutivo regional volvió a culpar a su homólogo en la Moncloa, Mariano Rajoy, de haber roto el diálogo sobre la consulta soberanista. "No se puede dialogar si no hay como mínimo dos. Y en este momento no hay dos porque hay uno que no quiere", insistió. 

Asimismo, Mas volvió a defender el referéndum previsto para el próximo 9 de noviembre, así como el derecho a decidir. "Este proceso no está rompiendo la convivencia de Catalunya. Para la convivencia, ir a votar no es peligroso; no poder votar sí lo es", sentenció. Y dejó la puerta abierta para un adelanto electoral en caso de que el Gobierno impida celebrar la consulta: " Si al final nos quedamos desarmados, decidiremos si usaremos el marco legal de las elecciones, que podrían ser anticipadas, o no". Tampoco descarta la declaración "unilateral" de independencia, aunque reconoce que no éste no sería "l marco legal ideal".

Preguntado sobre qué pasará —de celebrarse el referéndum— al día siguiente de votar, Mas reconoció que "la independencia no significa que al día siguiente todo cambie a mejor", pero apuntó a que un Estado catalán jugará "con las mismas herramientas legislativas que el resto de estados, aunque esto implique ceder después parte de ellas a las instituciones europeas". ¿Y si ganara el no? "Cuando pierdes, pierdes", asumió el president.

Por último, Mas echó la culpa al déficit impuesto "desde Madrid" de los recortes aplicados por su Govern y reconoció que con el tijeretazo en políticas sociales su equipo de Gobierno ha "tocado hueso". "Todas las decisiones iban en la línea de tocar lo menos posible las política sociales, pero incluso así hemos tocado hueso", intentó defenderse frente al escepticismo de sus diez compañeros de mesa.

Éstos también preguntaron, con tono crítico, al presidente de la Generalitat por "el alejamiento entre representantes y representados, corrupción, la existencia de una casta política, la brecha entre Ellos (los políticos y sus aliados, la banca y los medios) y Nosotros (los ciudadanos)", enumera El Periódico de Catalunya. ¿Las respuestas de Mas? Algo de autocrítica —admitiendo errores "individuales" y lamentando, en general, los "sesgos partidistas"—, pero también de autodefensa: "Es fácil opinar de política si no la has tenido que hacer".

"Errores comete todo el mundo, pero no podemos cometer tantos", admitió Mas. Pero replicó también, asegurando que no intentaba hacer una "defensa corporativa": "Si se juzgase cualquier ámbito de la sociedad con el mismo filtro, muchas cosas se verían de forma diferente. Nuestros errores cuentan más porque son errores públicos que afectan a la colectividad y porque están en el escaparate público".  

Por su parte, el conseller d’Economia, Andreu Mas-Colell, afirmó en una entrevista en la Cope Catalunya que "la probabilidad de salida de Catalunya del marco europeo es cero". "Ni nosotros ni España haremos nada que nos sitúe fuera del marco europeo y esto es lo que ofrece seguridad jurídica en las decisiones empresariales", sentenció, descartando también un posible boicot a los productos catalanes.

En esta misma línea, el titular de Economía de Catalunya se quejó de las críticas que apuntan a la inviabilidad económica de la comunidad si ésta se convierte en un Estado independiente. "Es ofensivo", zanjó, aunque no opinó sobre si él es partidario o no de una Catalunya independiente. "Mi opinión es que los ciudadanos de Catalunya tienen todo el derecho a expresarse sobre este tema y esto no puede evitarse", defendió. 

En contradicción con la puerta abierta que dejó el presidente de la Generalitat a un posible adelanto electoral, el conseller cerró esta cuestión: "No consideramos ninguna opción que no sea un referéndum o una consulta el 9 de noviembre".

Mas-Colell también criticó al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, tildando de "amenaza" el informe que éste envió a las embajadas contra el "separatismo" de Catalunya, e hizo referencia al informe de los expertos sobre la reforma fiscal que prepara el Ejecutivo central.  "Si el Gobierno español vuelve a reducir la capacidad legislativa de las Comunidades Autónomas, demostraría que la agenda recentralizadora y de aplastamiento de las competencias autonómicas está desbocada".