Publicado: 14.09.2015 15:02 |Actualizado: 14.09.2015 18:12

Mas dice que el que no "luche" por Junts pel Sí, estará apoyando "el proyecto de Aznar y el PP"

En un acto de campaña de Junts pel Sí, el presidente catalán recuerda que "el nuevo sistema fiscal catalán está ya estudiado y diseñado con las máximas garantías posibles"

Publicidad
Media: 2
Votos: 2
Comentarios:
Artur Mas durante un acto de precampaña en Barcelona. / EFE

Artur Mas durante un acto de precampaña en Barcelona. / EFE


Barcelona. — El President de la Generalitat y número 4 de la candidatura Junts pel Sí, Artur Mas, cree que, el próximo 27-S, "o se apuesta por el estado propio" o Catalunya seguirá siendo una autonomía "con cada vez menos poder" y que irá "hacia atrás como los cangrejos".

Lo ha dicho en el acto de campaña Empresarios por el Sí celebrado esta mañana en el Auditori Mediapro de Barcelona y en el que se han congregado unas 400 personas del mundo empresarial que han recibido al presidente catalán con una ovación en pie. "¿Cómo puede ser que en 30 años no se haya hecho nada en positivo para revertir la sangría fiscal anual de 16.000 millones?", se ha preguntado Mas en su intervención. A continuación, ha lamentado que Catalunya sea "la primera economía productiva del estado español y la ultima sistemática en recibir inversión pública en infraestructuras", una situación, según él, de "castigo".



Mas ha insistido en que "no cambiar también tiene riesgos". Por eso ha pedido "ayuda" a los empresarios catalanes. "Nos dicen que desde el sector empresarial sois reacios al derecho a decidir y eso no es verdad. Pesáis lo mismo en las urnas", ha reivindicado.

Además, les ha recordado que "el nuevo sistema fiscal catalán está ya estudiado y diseñado con las máximas garantías posibles". También ha puesto en valor todo lo logrado en Catalunya a pesar de las "limitaciones políticas y económicas": "Somos líderes en exportación, en captación de turismo y en inversión extranjera. Imaginad de lo que seríamos capaces sin un déficit fiscal monstruos, sin unas inversiones débiles y con una capacidad de regulación que no esté limitada". 

Estas palabras coincidían justamente con la admisión a trámite en el Tribunal Constitucional del recurso presentado por el gobierno de Rajoy contra la creación de la Agencia Tributaria de Catalunya. Aunque no ha hecho referencia específica a esta información, sí ha recordado el decreto de pobreza energética aprobado por el parlamento catalán, "recurrido en el TC y finalmente suspendido". "Esta es la autonomía que tenemos", ha subrayado, "no nos dejan legislar nada". "No se trata de aspirar a cambiar un gobierno, se trata de aspirar a que el próximo gobierno disponga de la capacidad de decisión que tiene cualquier estado", ha sentenciado.

Mas compara el discurso de Iglesias con la ultraderecha

Mas también ha calificado el gobierno español de "mole granítica" que solo se mueve "para poner querellas" y se ha mostrado poco optimista sobre la posibilidad de que un cambio de color en La Moncloa favorezca el diálogo. "No hay que ser ingenuos, ¿acaso hay ahora voces en el estado español que sean favorables al derecho a decidir de Catalunya?". En este momento de la intervención, ha aprovechado para criticar a Pablo Iglesias. Eso sí: sin mencionarlo. "Cuando escucho a un 'moderno' que se dirige a los catalanes de orígenes andaluces que se levanten para evitar ser ciudadanos de segunda, pienso que podría ser el discurso de Aznar o de la ultraderecha". "El tono y el argumento es el mismo. Lo único distinto son el vestuario y el peinado", ha proseguido.

Mas también ha calificado el gobierno español de "mole granítica"

El candidato de JxSí ha cerrado el acto con una anécdota de una de sus reuniones con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, en 2012, cuando fue a visitarle para proponerle el pacto fiscal. "Me dijo textualmente: 'En vez de venirme a ver a mi deberías ir al congreso de diputados para que te lo voten'. ¡Pero si tenían mayoría absoluta!", ha recordado entre los aplausos de la sala. "No aplaudáis que esto es dramático", ha manifestado para zanjar el tema. Con una sala entregada que le ha despedido con gritos de 'Independència', Mas ha advertido que "el que no luche para que salga el 'sí' en los próximos comicios, lo hará para que salga el proyecto de Aznar y el PP".

"Un país 'amigable' con los negocios"

El acto arrancaba con un coloquio entre dos empresarios catalanes que han firmado el manifiesto de los 'Empresarios por el Sí'. Estos han pedido "más infraestructuras y un nuevo marco legislativo" a un futuro estado catalán y también han coincidido en que los empresarios que no están a favor del derecho a decidir son "los de las grandes corporaciones, los que tienen posición de dominio".

En un segundo bloque, el Catedrático de Economia Financiera y Contabilidad de la Universidad Pompeu Fabra y número siete por Barcelona de JxSí, Oriol Amat, ha expuesto las debilidades, amenazas, oportunidades y fortalezas que arroja el proceso independentista en el tejido empresarial catalán. "La certeza absoluta", ha arrancado, "es que si no hacemos nada, seguirán yéndose 16.000 millones de euros cada año". También ha apelado al concepto 'Business Friendly'. "El nuevo país debe ser amigable para los negocios", reconocía.

Sobre el apartado de oportunidades, Amat está convencido de que, "cuando el Estado catalán funcione", y se haya descontado el coste de las estructuras de estado, "habrá un banco público con recursos". También ha puesto un ejemplo con el sector eléctrico: "Catalunya produce electricidad un 30% más barata que la del resto del estado español", ha acentuado.

Mas: "Cuando escucho a un 'moderno' que se dirige a los catalanes de orígenes andaluces que se levanten para evitar ser ciudadanos de segunda, pienso que podría ser el discurso de Aznar o de la ultraderecha"

Para Amat, existen dos amenazas. La primera, "que continúe la recentralización"; la segunda, "que si perdemos, tengamos un castigo, como verbalizó Aznar". En la balanza de fortalezas, se ha congratulado de que Catalunya tenga un lugar "estratégico" en Europa, que permite que "el 70% de mercaderías que España lleva al resto del continente pasen por nuestro territorio".

Para terminar, ha asegurado que "si no hacemos nada, el estado nos seguirá frenando para impedir nuestro desarrollo". Sobre la hipotética salida de la Unión Europa, ha tranquilizado a los asistentes recordando que "la moneda de uso la escoge un país" y que "no levantaremos ningún pie hasta que el otro no esté en el sitio adecuado".

"Queremos un país que sea capaz de gestionar 16.000 millones de euros más cada año y que lo haga a través de políticas pensadas no para las grandes corporaciones sino para el tejido asociativo de la pequeña y la mediana empresa", ha sugerido el catedrático. "Vamos a minimizar todos los riesgos".