Publicado: 30.12.2013 21:58 |Actualizado: 30.12.2013 21:58

Mas: "El pueblo catalán prefiere gobernarse que no ser gobernado"

El president de la Generalitat centra su mensaje de fin de año en la consulta soberanista, ofreciéndose como "buen aliado" de España si el Gobierno permite la consulta porque "los catalanes se han ganado el derecho a de

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Más que para los catalanes, el mensaje de fin de año del president de la Generalitat de Catalunya, Artur mas, parecía ir dirigido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al que ha reclamado directamente en dos ocasiones que permita la consulta soberanista que el Govern junto a otras fuerzas catalanas ha fijado para el 9 de noviembre de 2014.

Para Mas está claro: "El pueblo Catalán prefiere gobernarse que no ser gobernado", ha dicho el president en su alocución, emitida por TV3 y Catalunya Ràdio, desde el Salón Mare de Déu de Montserrat del Palau de la Generalitat, sentado en una silla de madera, con la senyera -bandera catalana- al fondo, un cuadro con la figura de Sant Jordi y un árbol de Navidad a su espalda. 

Sabedor de que la consulta no ha generado consenso y admitiendo las discrepancias en las diferentes formaciones catalanas, Mas se ha ofrecido como "un buen aliado" en el "futuro", pero siempre "desde la libertad, desde la propia opción", por lo que ha pedido Gobierno que "deje votar" a los catalanes y que "no levante muros para silenciar su voz".

El presidente ha arrancado su alocución lanzando "un mensaje de ánimo y confianza", especialmente a "las familias que deben hacer frente a situaciones duras y adversas, de falta de trabajo, sufrimiento o enfermedad", a las que ha trasladado su "compromiso de trabajar tanto como haga falta para conseguir que todas las personas de nuestro país tengan una vida digna".

Pero e asunto independentistas no ha tardado en aparecer a través de las pantallas. "Quiero aprovechar este mensaje de Fin de Año para pedir al Estado que nos deje votar. Que escuche la voz del pueblo catalán y que no levante muros para silenciarla. Que deje decidir a quien siente la necesidad de decidir", ha exigido Mas.

Tras destacar que "toda nación tiene implícitamente el derecho a decidir su futuro", el presidente catalán ha querido dirigirse a "aquellos que niegan incluso esta evidencia" y les ha recordado que Catalunya "se ha ganado el derecho a decidir".

"Los catalanes han sabido mantener viva su identidad, su cultura y su lengua, en contra de leyes injustas" "Los catalanes y las catalanas, los de ayer y los de hoy, se han ganado el derecho a decidir su futuro, porque han sabido mantener viva su identidad, su cultura, su lengua y su derecho, muy a menudo en contra de normas y leyes injustas", ha explicado.

Mas ha añadido además que los catalanes "se han ganado ese derecho" porque "han sabido acoger e integrar a millones de personas venidas de otros territorios de España o de países foráneos", así como por "haber sabido y querido mantener firme su voluntad de autogobernarse, en contra de todas las circunstancias históricas que lo querían impedir o las que ahora lo quieren limitar o disminuir".

"En una palabra, el pueblo catalán prefiere gobernarse que no ser gobernado. Y lo quiere hacer en una Europa más unida, más fuerte y más federal", ha afirmado.

"Pedimos, por lo tanto, que se nos deje votar. Y que el Estado no nos vea como un adversario y mucho menos como un enemigo", ha añadido.

"Hemos sido cuando hemos podido, queremos ser ahora y podemos ser en un futuro un aliado, un buen aliado. Pero desde la libertad. Desde la propia opción. Pudiendo responder la pregunta que hemos convenido y en la fecha que hemos acordado", ha aseverado Mas.

"Sé que hay compatriotas que ven este proceso con preocupación, temor e incluso contrariedad"

El pacto entre CiU, ERC, ICV-EUiA y CUP sobre la consulta ha sido en este sentido otro de los ejes de la intervención del presidente de la Generalitat, que ha incidido en la "diversidad y pluralidad" de Cataluña, así como la "capacidad de tejer grandes consensos, como se demostró con ese acuerdo ampliamente mayoritario".

"Sé que alrededor de este gran reto no hay unanimidad -ha reconocido Mas-. Hay fuerzas políticas que no lo comparten y, sobre todo, personas, compatriotas nuestros, que lo ven con preocupación, temor e incluso contrariedad".

Posiciones, bajo su punto de vista, "legítimas y respetables, como también lo son las otras, las que ven en todo este proceso la mejor manera de construir un país que valga mucho la pena. Todas las posiciones deben poder ser defendidas con respeto y buena convivencia. En lo que dependa de mí, así será", ha asegurado.

"Resolver los grandes temas en las urnas no debe provocar ni reparos ni temores Pero, ha matizado, "más allá de la posición personal de cada uno de nosotros, son los votos y las urnas los que han de decidir y determinar las proporciones y la magnitud de las mayorías y minorías de nuestro país. No hay nada más democrático que hacerlo así".

"Resolver los grandes temas en las urnas no debe provocar ni reparos ni temores, y es evidente que nuestro futuro y la relación que debemos tener con España y Europa es un tema en mayúsculas", ha resaltado.

Mas ha augurado un año "cargado de simbolismo", especialmente por un Tricentenario de la Guerra de Sucesión que servirá para "recordar historia, personas y raíces", pero un 2014 que "sobre todo servirá para decidir futuro y abrir horizontes".

"Tres siglos después, celebraremos casi un milagro: un pueblo que tenía todas las de perder no solo sigue existiendo, sino que se plantea con más fuerza que nunca ganar una batalla democrática y por medios totalmente pacíficos, la de decidir libremente su futuro", ha afirmado Mas, que se ha despedido "brindando simbólicamente" por "un 2014 lleno de luz, oportunidades y esperanza".