Publicado: 03.12.2015 09:45 |Actualizado: 03.12.2015 12:51

Mas, sobre la resolución del Parlament: "Jurídicamente queda anulada, políticamente no"

Llamará al próximo presidente del Gobierno para dialogar, como prevé la resolución.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
El cabeza de lista de la CUP, Antonio Baños, pasa junto al candidato de Junts pel Sí y president en funciones, Artur Mas, tras su intervención en el debate de la segunda votación de investidura tras las elecciones del 27-S. REUTERS/Albert Gea

El cabeza de lista de la CUP, Antonio Baños, pasa junto al candidato de Junts pel Sí y president en funciones, Artur Mas, tras su intervención en el debate de la segunda votación de investidura tras las elecciones del 27-S. REUTERS/Albert Gea

BARCELONA.- El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, ha afirmado este jueves que la resolución independentista del Parlament "jurídicamente está claro que queda anulada; políticamente, no" con la sentencia del TC que la considera inconstitucional.

En una entrevista de la Cadena Ser recogida por Europa Press, ha sostenido que el fallo era previsible, pero "la voluntad del Parlament no se puede anular" porque ningún tribunal puede anular el deseo de independencia de una gran parte de los catalanes, que ha definido como significativa.



Sobre el hecho de que no hay mayoría de catalanes independentistas, es consciente de que "no habiendo llegado al 50%, no se puede culminar este proceso sin pasar otra pantalla democrática en forma de referéndum o consulta".

Sin embargo, ha insistido en que el TC "no puede hacer cambiar la opinión de casi la mitad de la población catalana", y ha recordado que las elecciones catalanas sí dieron una mayoría de escaños a los independentistas.

Mas seguirá adelante con el proceso soberanista si le invisten, lo que implica leyes que preparen estructuras de Estado, aunque no sean operativas hasta que llegue la independencia.

También ha asegurado que llamará al próximo presidente del Gobierno para dialogar, y ha recordado que la resolución independentista habla de negociar con el Estado, además de con la UE: "Seguro que se pueden encontrar soluciones si todos respetamos nuestra propia legalidad".

Artur Mas ha lamentado que el Gobierno central, en cambio, "ha escogido la vía de los tribunales y de las querellas" -en alusión a su imputación por la consulta del 9N- en vez del diálogo.

Forcadell: "La sentencia del TC no anula la voluntad del pueblo"

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha afirmado que la decisión del Tribunal Constitucional (TC) de anular la resolución independentista no cambia en nada el proceso soberanista: "La sentencia no anula la voluntad del pueblo de Catalunya expresada en las urnas".

En declaraciones a los periodistas desde los pasillos del Parlament, ha criticado que el Estado busca dar respuesta jurídicas a la situación cuando debería dar respuestas políticas: "Estamos donde estábamos, no hemos avanzado".

Ha argumentado que la decisión del alto tribunal tampoco cambia "el resultado de las elecciones del 27 de septiembre", en alusión a la mayoría independentista que suman 62 diputados de JxSí y 10 de la CUP, los dos grupos que impulsaron la resolución.

Para ella, el Estado se equivoca de nuevo al enfrentarse al proceso soberanista, porque "los retos políticos solo se pueden solucionar políticamente. Se ha demostrado a lo largo de la historia".

La presidenta asegura que la sentencia no ha sido una sorpresa: "La esperábamos. Es la manera de actuar del Estado español utilizando siempre los tribunales a la hora de responder a los retos políticos. Esto no resuelve el problema".

Forcadell ha criticado que el TC demuestra que "cuando un tema le interesa, funciona muy rápidamente", y le ha pedido la misma celeridad con otros temas que también interesan a muchos catalanes.

Tesorero imputado

Sobre las acusaciones de corrupción al partido que lidera, CDC, Mas ha defendido que el tesorero, Andreu Viloca, haya vuelto a su puesto tras su puesta en libertad, porque nunca perdió el cargo y está imputado.

Ha definido imputado como investigado, es decir, "que se tiene alguna sospecha de haber cometido alguna posible irregularidad", y ha añadido que actuaría si le constaran indicios de corrupción, como se hizo con el expresidente Jordi Pujol cuando confesó.

"No he pensado en dejarlo"

El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, ha afirmado este jueves que aspiraría a presentarse a unas elecciones anticipadas en marzo si se alcanza el límite legal del 10 de enero sin investidura, pero confía en superar el "bloqueo" de las negociaciones JxSí-CUP.

En una entrevista de la Cadena Ser, ha reafirmado su antiguo compromiso de no volverse a presentar a unas elecciones si así puede "contribuir a culminar el proceso de transición nacional", pero no si le vetan como líder de una fuerza mayoritaria en el Parlament.

"No he pensado en dejarlo. Estoy metido hasta el cuello en ese proyecto, me he dejado la piel", y ha recordado que incluso tiene una imputación por la consulta del 9N.

"Si hay investidura, mejor; pero si no, este proceso lo vamos a defender igualmente" y seguirá hacia delante porque, o bien hay nueva legislatura, o bien la gente podrá volver a votar.

"La CUP no lo es todo"

Mas ha negado que esté dispuesto a ser presidente a cualquier precio que pida la CUP, y ha asegurado que la negociación con ellos está siendo "razonable".

Admite que le unen muy pocas cosas con esta formación más allá de la independencia, pero "la CUP no lo es todo", sino que hay otros grupos con los que negociar temas que no sean la independencia durante la legislatura.