Publicado: 06.09.2015 00:19 |Actualizado: 06.09.2015 08:55

Mas responde al "libelo incendiario" de Felipe González: "Hay que ser
muy poco responsable"

En una carta dirigida "a los españoles", el president catalán considera que "no hay vuelta atrás, ni Tribunal Constitucional que coarte la democracia".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"No hay vuelta atrás, ni Tribunal Constitucional que coarte la democracia, ni Gobiernos que soslayen la voluntad de los catalanes". Así se expresa el president catalán, Artur Mas, en una carta publicada este sábado en el diario El País.

Titulada 'A los españoles', responde a la polémica carta publicada en el mismo diario por el expresidente Felipe González bajo el título: 'A los Catalanes', en la que comparó a la propuesta de Junts pel sí con "la aventura alemana o italiana de los años treinta del siglo pasado".

Mas considera que el texto del expresidente socialista demuestra que "los principales partidos españoles comparten discurso y estrategia para con Catalunya. La misma receta, la de siempre, sin tapujos".



En su misiva, asegura que "Catalunya hace siglos que busca un encaje con el resto de España" pero que se le han cerrado todas las puertas: "Cuando un tribunal puso una sentencia por delante de las urnas. Cuando durante cuatro años se ofendió la dignidad de nuestras instituciones. Cuando se cerraron todas las puertas, una tras otra, con la misma y tozuda negativa, la mayoría de catalanes creyó que hacía falta encontrar una solución".

"Cuando se cerraron todas las puertas, una tras otra, con la misma y tozuda negativa, la mayoría de catalanes creyó que hacía falta encontrar una solución"

"El problema no es España, es el Estado español que nos trata como súbditos", resume.

En el texto, suscrito por Raül Romeva, Carme Forcadell, Muriel Casals, Oriol Junqueras, Lluis Llach, Germá Bel y Josep Maria Formé, el president asegura que "la base del acuerdo es una relación entre iguales, el respeto mutuo. Y ahí nos van a encontrar siempre, con la mano tendida".

"De eso va el 27 de setiembre, de decidir si queremos forjar una Catalunya que se asemeje a Holanda o Suecia, que rija su destino con plena capacidad, o seguir por los mismos derrotero", asegura.

La carta finaliza con una petición de respeto a las posturas soberanistas: "Somos pueblos hermanos pero es imposible vivir juntos sufriendo insultos, maltratos y amenazas cuando pedimos democracia y que se respete nuestra".