Publicado: 18.12.2013 13:23 |Actualizado: 18.12.2013 13:23

Mas reta a la oposición a presentar una moción de censura

Niega que vaya a a adelantar las elecciones y reiterá que la consulta se hará

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha reiterado que la consulta de autodeterminación se hará, ha afirmado que no piensa adelantar las elecciones autonómicas y ha retado a la oposición a presentar una moción de censura si lo considera necesario.

En la sesión de control al Ejecutivo catalán celebrada hoy en el Parlament, Mas ha mantenido rifirrafes dialécticos con los líderes de Ciutadans, Albert Rivera, y PPC, Alicia Sánchez-Camacho, que le han reprochado que prometa una consulta soberanista que opinan que no podrá hacer, porque Catalunya no tiene competencias. Ante la Cámara catalana, Mas ha remarcado que su intención es hacer una consulta legal, con el aval de la mayoría del Parlament, y, en este sentido, ha pedido al PP que se avenga a negociar los términos de la misma para que el pueblo catalán "se pueda expresar con normalidad", alegando que existen vías legales para vehicular el proceso si existe voluntad política. Así, el presidente catalán ha llamado a Rajoy a recuperar "el espíritu" de la carta que le envió el pasado setiembre (en respuesta a una misiva anterior de Mas solicitando negociar la consulta) en la que el jefe del Ejecutivo prometió "diálogo sin fecha de caducidad" para cuestiones de "interés general de los españoles".

Según Mas, la respuesta de Rajoy que ha dado en los últimos días al pacto por la consulta de la semana pasada, negándose a negociar la consulta, va en "el sentido contrario" de la carta que le envió tras el verano. "Dejadnos votar, ese es el lema", ha remarcado Mas, quien ha defendido, en contraposición a los que esgrimen la Constitución para negar la consulta, que las leyes no deberían ser "diques de contención sobre la voluntad democrática de los pueblos", sino que deberían ser, a su juicio, "compuertas que dejan pasar el agua y la canalizan".

Sin embargo, Sánchez-Camacho, en su intervención en el pleno, ha rechazado que Rajoy vaya a negociar la consulta "ni en secreto ni en privado" con Mas, al que ha instado a aceptar la "democracia española" y las mayorías en el Congreso, al que acudirán los grupos impulsores de la consulta para reclamar la transferencia de competencias para convocar referendos. Por su parte, Albert Rivera, líder de Ciutadans, ha advertido a Mas de que "no por repetir una mentira mil veces se convierte en verdad" y ha defendido no hacer la consulta soberanista porque Catalunya no tiene competencias, por lo que le ha preguntado al presidente catalán si anticipará elecciones cuando vea que no puede convocarla.

"Esto de las mentiras... no sé si usted tiene categoría moral para hablar de mentiras de otros", le ha espetado el presidente catalán, quien ha subrayado que no tiene intención de anticipar elecciones porque su plan es la consulta. Asimismo, Mas ha instado a Rivera a presentar una moción de censura y a escuchar el resultado que salga de la votación: "Espero que entonces recupere el sentido común (seny) si es que alguna vez lo ha tenido".

Por su parte, el líder del PSC, Pere Navarro, ha lamentado las "ridículas batallas de banderas" de Mas con el PP y le ha advertido de que no está "a la altura" de las circunstancias para dar respuesta a la situación de "emergencia social" que vive Cataluña, mientras hace viajes al extranjero que "no han dado resultados" económicos. Y Joan Mena, de ICV-EUiA, ha lamentado que Mas no tenga el mismo nivel de "combatividad" en la consulta que en los asuntos sociales, mientras que el diputado de la CUP Quim Arrufat ha denunciado la "opacidad" del Govern por no aclarar en los Presupuestos de la Generalitat de dónde sacarán unos 2.300 millones de euros de ingresos previstos en las cuentas.

Los grupo de CiU, ERC, ICV-EUiA y CUP han registrado en la Mesa del Parlament la solicitud para convocar un pleno extraordinario el 16 de enero para votar la propuesta que solicitará al Congreso la delegación a la Generalitat de competencias para celebrar referendos y así poder convocar una consulta en 2014. Este es el trámite legal más inmediato que acordaron estos grupos la semana pasada con el presidente de la Generalitat, Artur Mas, conjuntamente con la pregunta y la fecha de la consulta soberanista.

En concreto, el pleno del Parlament deberá pronunciarse sobre si se presenta a la Mesa del Congreso de los Diputados la proposición de ley orgánica de delegación a la Generalitat de la competencia para "autorizar, convocar y celebrar un referendo sobre el futuro político de Cataluña".

La presentación de esta iniciativa ante la Cámara Baja, que se fundamenta en el artículo 150.2 de la Constitución de delegación de competencias a las CCAA, es uno de los acuerdos que se fraguaron la semana pasada en el Palau de la Generalitat Mas y los líderes de los grupos parlamentarios de CiU, ERC, ICV-EUiA y CUP, junto con el enunciado de la consulta y la fecha de su celebración, el 9 de noviembre de 2014.